Se acerca el verano, las altas temperaturas y parece que el agua de playas, piscinas, ríos y pantanos nos llaman a gritos. Y nuestros perros no son menos… ¡a ellos también les encanta refrescarse! Pero, esa es tan solo una razón por la cuál tu perro debería nadar.

razones por las que un perro debe nadar

@sirduke_bulldog

De sobra sabemos que la natación es el deporte más completo de todos los que pueden practicar perros y seres humanos, consiguiendo numerosos beneficios con su práctica, pero hoy, nos interesa saber las 8 razones por las que tu perro debe nadar:

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

  1. Porque es un deporte completo. Completo porque permite que tu perro mueva cada parte de su cuerpo, a un ritmo suave, en el que puede entrar y salir del agua a su antojo sin que haya movimientos bruscos.
  2. Porque es un deporte seguro. Con la natación las articulaciones no se resienten, convirtiéndose en un deporte ideal para cachorros, perros con lesiones y perros mayores. Al estar en un medio fluido es prácticamente imposible que se lesione. Dependiendo del medio en el que se mueva, puede sufrir algún que otro incidente como, por ejemplo, la picadura de una medusa si nada en el mar, o el de una avispa si lo hace en una piscina o estanque, pero son todo incidentes ajenos a la práctica en sí de este deporte.
  3. Porque permite que tu perro se refresque. ¡Qué mal lo pasan los perros en verano! Todo el día jadeando, con esa imposibilidad de eliminar todo el pelo que le sirve de abrigo, que se quedan apáticos y sin ganas de comer si quiera… ¡hasta que se meten un buen chapuzón!
  4. Porque tu perro se divierte. Hay muy pocos perros que no disfruten del agua, solo aquellos que han tenido malas experiencias se echan para atrás, pero un perro que poco a poco ha dio tomando confianza con el agua, la disfrutará al máximo. Y si encima tú estás dentro con él, ya será máximo el disfrute. No olvides llevarte siempre un frisbee o pelota para que el hecho de nadar sea aún más divertido. Recuerda que hay razas de perros que necesitan como el respirar un buen baño: el Labrador, el Terranova, el Perro de Aguas…
  5. Porque fomentas la confianza y estrechas vuestro vínculo. Ojo, hay que tener mucha puñetería (por no decir otra cosa) si a alguna persona se le ocurre jugar a las ahogadillas con su perro en el agua. Como estoy segura de que éste no es el caso, bañarte con tu perro estrechará vuestros vínculos y fortalecerá la confianza y seguridad que tiene contigo. Si tu perro se cansa y puede apoyarse en ti, ¿qué mayor signo de confianza que ese?
  6. Porque se rompe con la rutina diaria del paseo o juegos en el parque. La llegada de las altas temperaturas interrumpen actividades cotidianas como salir a correr o simplemente a pasear. El calor ahoga a nuestros peludos, por eso, romper con la rutina y ofrecerle actividades acuáticas son la mejor opción. Y si no tienes cerca piscina, playa, estanque, lago, etc., por favor, una piscina hinchable para perros en casa tampoco cuesta mucho y tu perro lo agradecerá eternamente.
  7. Porque permite que tu perro queme energía. La natación, al ser un deporte completo e ideal para practicar en verano, permitirá que tu perro agote toda esa energía que de no ser quemada se traduce en ansiedad, y las consecuencias de la ansiedad ya las conocemos: malas conductas en casa y fuera de ella.
  8. Porque repercutirá no solo físicamente sino emocionalmente. Cuando el perro ha hecho ejercicio, se lo ha pasado bien y se ha refrescado, se quedará relajadísimo y con tan buen humor que dará gusto convivir con un perro tranquilo y equilibrado.

Y, por si te queda alguna duda, te dejo este vídeo de una auténtica fiesta de perros en una piscina.

Yo no sé tú, pero ¡yo me muero por meterme dentro con ellos!

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”