Cómo educar a un cachorro

Y acaba de una vez por todas con los malos hábitos de tu cachorro. ¡Garantizado!

Cómo enseñar a un cachorro a buscar y traer objetos

enseñar a un cachorro a buscar y traer objetosYa sabes la importancia que doy a las pequeñas sesiones de obediencia básica para el cachorro. Enseñar trucos a tu cachorro supone estimularle mentalmente, reforzar vuestro vínculo, educarle, divertirse, etc. entre muchos otros beneficios.

Las sesiones para enseñar a un cachorro a hacer trucos no deben durar más de 5 minutos al día y debes escoger un sitio sin distracciones para que el cachorro pueda concentrarse en la tarea. También es fundamental que lo hagas tras un paseo, nunca tras despertarse o haber descansado, ya que tendrá un exceso de energía que lo llevará a jugar y a distraerse en actividades más movidas.

Entonces, hoy vamos a tratar la tarea de enseñar a tu cachorro a devolver objetos. Hay cachorros que lo hacen de forma natural, pero otros, van a buscar algo que le hemos lanzado y ahí se quedan, ignorando nuestras llamadas. Empecemos:

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a tu Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

  • Siéntate ante tu cachorro y concentra su atención en el objeto que quieras que devuelva: una pelota, un peluche, etc. Para empezar, debe ser un objeto que a tu cachorro le haga gracia.
  • Permite que tu cachorro lo huela, lo muerda, etc. antes de lanzarlo.
  • Cuando observes que tiene interés en el objeto, lánzalo.
  • Pueden pasar dos cosas: lo positivo sería que lo cogiera y tú le llamaras y fuera hacia ti, sin embargo, hay cachorros que sueltan el objeto y acuden a su dueño sin nada. Para ello, vuelve a repetir el momento de jugar con el objeto antes de lanzarlo. Ponle emoción, porque si el cachorro siente que tú te lo pasas bien con el objeto, te lo devolverá sin pensarlo para que puedas disfrutar más de él.
  • Puede pasar que el cachorro coja el objeto pero no quiera dártelo. Nunca vayas a quitárselo y mucho menos corras detrás de él porque perderás el control del ejercicio y tu cachorro integrará roles de liderazgo. En este caso, enséñale algo más atractivo que el objeto que tiene en la boca, por ejemplo, comida. En este caso, también pueden pasar dos cosas: que vaya a tu posición a por la comida y en ese momento suelte el objeto (sería lo ideal), o por el contrario, en el momento en que viera la comida, soltara el juguete y corriera hacia ti. Si ese es el caso, ayúdate de un familiar. Cuando lances el objeto, el cachorro y el familiar deben correr hacia el objeto. El cachorro debe coger el objeto, verá competencia en tu familiar y no soltará el objeto, llevándotelo. ¿Qué pasa, sin embargo, si no lo hace? Haz que el familiar coja el objeto, te lo traiga, y lo elogias delante del cachorro. El cachorro observará el ejercicio y lo entenderá a la perfección.
  • En el momento de traerte el objeto y entregártelo, es muy posible que haga fuerza. Jamás se lo quites con fuerza, porque entraréis en un juego de tira y afloja y de competitividad que queda fuera del ejercicio. En caso de que no te quiera dar el objeto, es tan sencillo como mostrarle una golosina o un juguete que logre desenfocar el objetivo del cachorro, así soltará el objeto de la boca con facilidad. Elógialo y acarícialo con emoción, pues lo está haciendo muy bien.
  • Repite este entrenamiento durante días para que tu cachorro logre asimilarlo.

Evita siempre agotar a tu cachorro, empieza como te he comentado con sesiones cortas, aunque no termines el entrenamiento completo, no pasa nada. El cachorro aprenderá mejor y más rápido si el ejercicio le divierte, pero si se cansa no interiorizará nada, por mucho que te empeñes. Paciencia, esfuerzo y mucho cariño para tu cachorro que tiene muchas ganas de aprender y divertirse contigo.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!

1 Comentario

  1. Gracias. Por la explicación ahora ya se como puedo lograr que mi cachorro me devuelva la pelota. Y gracias por los consejos enviados a mi correo.

Deja un comentario