enseñar a un cachorro a ir al bañoCómo enseñar a un cachorro a ir al baño es uno de los problemas que más se plantea el dueño de un cachorro. Aunque este tema se ha tratado varias veces, quiero volver a tratarlo ante la numerosa demanda de los propietarios que se desesperan al no saber enseñar a un cachorro a ir al baño en la zona correcta. Hay cachorros que aprenden con mucha facilidad y rapidez cuál es su zona de baño y cómo ir al baño, pero hay otros cachorros que no tienen la misma facilidad, por tanto, dejando aparte posibles problemas fisiológicos, veamos cómo puedes enseñar a un cachorro a ir al baño.

En primer lugar, debes tener en cuenta que cuanto más pequeño sea el cachorro más a menudo va a ir al baño, por ejemplo a los dos meses necesitará ir al baño cada hora u hora y media, a los tres meses podrá aguantar más y esperar dos o tres horas, a los cuatro meses podrá aguantar cuatro horas, etc. y en segundo lugar debes atender a las siguientes actividades que son previas a un buen pipí:

  • Después de beber agua
  • Al despertarse por la mañana o bien después de una buena siesta
  • Después de una buena sesión de juegos
  • Después de comer, a los 20 minutos, acompañado de caca
  • Después de alguna actividad excitante: correr, la llegada de familiares, jugar con los niños, etc.
  • Después de haber pasado bastante tiempo dentro de su jaula o trasportín
  • Antes de su hora de dormir

Atendiendo a estas actividades, ayuda a tu cachorro diciéndole “pipí?” y acompáñalo a la zona donde debe hacer sus necesidades y que tendrás dispuesta lejos de su comida y de su zona de dormir. La zona la puedes disponer con empapadores que se venden especialmente en tiendas de mascotas, o bien cubriéndola con papel de periódico. Esta zona debe haber sido preparada aromáticamente con algún resto de su pipí, con tal de que el olor atraiga al cachorro a volver a orinar en el sitio adecuado.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a tu Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Nunca te olvides de regañar al cachorro con un NO o un SHHH cuando el pipí o la caca la haga fuera de la zona de baño, y recompénsalo siempre con elogios, caricias o alguna galletita cuando lo haga en la zona disponible. Es fundamental, que tanto la regañina como la recompensa la hagas en el momento en el que tu cachorro realice la acción, ya que de lo contrario no asociará la acción que nos interesa con lo que le estás diciendo.

Enseñar a un cachorro a ir al baño requiere de esfuerzo y paciencia por tu parte. No es agradable observar cómo tu cachorro realiza sus necesidades por toda la casa, pero en cuanto menos te lo esperes, tus esfuerzos se verán recompensados.

Sandra Ferrer.
Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”