Muchos propietarios cometen el error de dar pequeños caprichos al cachorro que pueden convertirse en grandes males. Uno de los caprichos más extendidos es darles azúcar, ya sea directamente, o integrado en pasteles, galletas o bollería. Basta que el cachorro haga ojitos, le salten hasta las lágrimas reclamando un pedacito de eso que comes, para que sucumbas, por eso, voy a darte argumentos de peso para que esa costumbre la dejes aparcada para siempre.

azúcar es veneno para el perro

El azúcar es uno de los grandes venenos que existen hoy en día, en cuanto a alimentación se refiere. No lo digo yo, lo dicen y evidencian los numerosos estudios que han ido surgiendo últimamente intentando descubrir el escandaloso aumento de casos de cáncer y de diabetes. El azúcar blanco o refinado es el mayor tóxico que podemos aportar a nuestro organismo, debido a su acción acidificante, de ahí, que últimamente la estevia, la miel o la chancaca se hayan convertido en nuestros mejores aliados a la hora de endulzarnos la vida. Pues si para nosotros es perjudicial el azúcar, imagínate cuánto lo puede ser para tu cachorro.

Basta una cantidad muy pequeña de azúcar al día para que el cachorro desarrolle en un futuro obesidad, diabetes, problemas dentales o tumores malignos en su cuerpo. No somos conscientes hasta qué punto los alimentos que consumimos contienen azúcar: galletas, mermeladas, pan de molde, salsas de tomate, etc. Y basta que tú te alimentes de estos alimentos para compartirlos con tu cachorro y pensar que le estás haciendo un bien, cuando de lo contrario, estás dándole veneno en pequeñas dosis. Parece exagerado lo que te comento, pero es una realidad que es más fácil obviar para no sentirnos culpables.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a tu Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Si eres un propietario que consiente a su cachorro, sobretodo en cuanto a picoteo dulce se refiere, cambia de hábitos ya mismo. Es tan fácil como limitarte a ofrecer a tu perro comida específica para él. Puedes conseguirla en numerosos establecimientos caninos (tiendas de mascotas, centros veterinarios, supermercados, etc.) o puedes dedicarte una vez a la semana, a preparar bocaditos para él, de forma natural y casera (consigue tu recetario de cocina “25 recetas caseras para perros“). No solo alimentarás a tu cachorro de forma positiva, sino que lo nutrirás, porque estarás aportando nutrientes que fortalecerán su sistema inmunológico.

Así que hacia una vida saludable, tú y tu cachorro dejad de consumir ya mismo azúcar blanco o refinado.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!