El destete de los cachorros


cachorrosEl destete de los cachorros supone un cambio radical en la conducta y alimentación de los cachorros, puesto que deben aprender a ser autónomos y acostumbrarse a nuevos sabores y texturas, pasando de alimentarse de forma líquida a forma sólida.

Para evitar este cambio radical, es importante que el modus operandi se produzca de forma gradual. El destete debe darse a partir de la tercera semana de vida de los cachorros, y se debe permitir que los cachorros alternen la toma de leche materna con la ingesta de comida específica para cachorro, que encontrarás en centros veterinarios o tiendas de mascotas.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Podrás observar cómo al principio los cachorros se dedicarán a curiosear e incluso a jugar con la comida, en resumen, guarrearla, pero dales tregua: en dos o tres días observarás cómo se inquietan para comer del cuenco. Te recomiendo que les des alimento seco, que humedecerás con agua tibia para que puedan ingerirla de forma cómoda, o bien, papilla de transición. Nunca des leche de vaca o de otro animal a los cachorros: únicamente son tolerantes a la leche materna o la leche preparada específica para ellos.

No olvides tener un cuenco con agua limpia y fresca para que los cachorros puedan hidratarse.

Cuando des de comer a los cachorros, intenta que la madre quede fuera de la zona, y vigila que todos los cachorros coman la misma cantidad. El hecho de comer todos juntos es muy positivo, pero a veces hay cachorros más glotones que otros. Una vez que finalicen su comida, da paso a la madre para que pueda asearlos y limpiarlos.

Aproximadamente hacia el mes y medio/dos meses, los cachorros estarán preparados para empezar a ser autónomos completamente a la hora de alimentarse. El destete natural se produce por parte de la madre cuando los cachorros empiezan a sacar los dientes.

¿Qué pasa si te encuentras con que, por diversas razones, la madre no puede alimentar a sus cachorros?

En ese caso deberás ser tú quién los alimente. Debes actuar de la misma manera que haría la madre, solo que deberás adquirir algunos biberones y leche específica para cachorros, y estar pendiente de sus necesidades.

Es muy importante que los cachorros sean alimentados por la madre, puesto que la leche materna contiene calostro, un líquido que proporciona el 90% de las defensas inmunológicas contra agentes patógenos, y que influirá en la salud de por vida del cachorro. Si la madre no puede amamantar a su camada, hay productos, como he comentado con anterioridad, que pueden suplir de forma equilibrada las necesidades de los cachorros.

En cuanto a la madre, si es una madre que está amamantando a sus cachorros sin problemas, la forma del destete gradual permite evitar que pueda desarrollar una mastitis, una inflamación de las mamas que resulta muy dolorosa. En caso de no poder alimentar a su camada, no dudes en llevarla al veterinario para evitar problemas que pueden agravar el estado de salud de la madre.

Sandra Ferrer.
Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

Deja un comentario