Absolutamente todos los perros sufren en algún momento de su vida de estornudo inverso, sin embargo, es importante saber cuándo se produce y con qué frecuencia por si debemos empezar a preocuparnos. ¿Qué es, cómo identificarlo y cuándo preocuparse?

estornudo inverso en perros

@kobethebluenose

Son conocidos comúnmente como estornudos inversos, pero en realidad, su nombre veterinario es reflejo mecanosensible de aspiración, respiración inspiratoria paroxismal o reflejo faríngeo nauseoso. Ocurren con mayor frecuencia en perros de raza pequeña, debido a que sus tráqueas son más pequeñas.

¿Cómo identificarlo? Identificar el estornudo inverso es muy fácil y nunca dirías que eso es un estornudo. Si bien es fácil identificar un estornudo normal porque se parece mucho al nuestro (¡hasta en las caras que ponen!), el estornudo inverso da la sensación como si el perro succionara los mocos, porque realiza un sonido con la garganta hacia el interior de aspiración, que a veces, asusta. Como comprobarás es algo que pasa rápidamente (puede durar entre unos segundos y un minuto) y que queda en un pequeño susto, sobretodo, las primeras veces que pasa.

¿Por qué se da el estornudo inverso? Básicamente por un espasmo que tiene lugar en la garganta o faringe y el paladar blando que desencadena un agente irritante:

  • Una extrema emoción por algo.
  • No tolerar hacer un ejercicio físico intenso.
  • Un producto de limpieza concreto.
  • Un perfume con olor fuerte.
  • Un repentino cambio de temperatura.
  • Un collar demasiado apretado.
  • Una infección respiratoria.
  • Etc.

Estar pendiente de cuándo se realizan los estornudos inversos te ayudará a descubrir cuál es el causante de la irritación en su garganta para poder evitarlo.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

En principio, un estornudo inverso es algo muy común y bastante natural en el perro que no debe preocupar al propietario, ahora bien, ¿cuándo preocuparse? Cuando el estornudo inverso se vuelve crónico, es decir, cuando no se da muy de vez en cuando si no que se da de forma demasiado frecuente. La visita al veterinario es fundamental para descartar que tu perro sufra de alguna de estas dolencias:

  • Algún cuerpo extraño atorado en las vías respiratorias.
  • Cáncer nasal.
  • Pólipos o tumores.
  • Ácaros nasales.
  • Colapso traqueal (bastante común en perros ancianos)
  • Tos de las perreras.
  • Infección respiratoria.
  • Etc.

Y si tienes dudas, lo mejor es grabar a tu perro con tu móvil durante un episodio de estornudo inverso para mostrárselo al veterinario y pueda acertar mucho mejor con su diagnóstico.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”