cachorroEl desconocimiento que tienen muchos propietarios acerca de enfermedades, síndromes y problemas de salud que puede presentar su cachorro puede llevar a la muerte de éste, por eso, siempre viene bien un poco de información para evitar incidentes que puedan costar la salud de tu cachorro.

La torsión estomacal es uno de esos síndromes bastante desconocidos, pero muy comunes en perros, y que puede evitarse teniendo especial atención a la comida de tu cachorro y a la forma de comer de éste.

La torsión estomacal o torsión gástrica es un síndrome de carácter muy grave que puede presentar tu cachorro y que debe tratarse con máxima urgencia, pues en unas horas, podría causarle la muerte. La torsión gástrica no es más que el giro del estómago sobre sí mismo provocado por la imposibilidad de los ligamentos del estómago de sujetarlo, produciendo un colapso en el riego sanguíneo que impide que la sangre llegue a los órganos vitales produciendo la muerte en cuestión de horas.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Las causas de la torsión gástrica en el cachorro son:

  • Ingesta de demasiada cantidad de comida.
  • Ingesta de comida demasiado rápido.
  • Ingesta de gran cantidad de agua.
  • Realización de ejercicio intenso antes o después de comer.
  • Situación de estrés en la alimentación.
  • Ingesta de comida a última hora de la noche.
Para evitar que tu cachorro sufra una torsión estomacal te aconsejo que:
  • Vigiles que no coma con tanta ansia la comida. Para ello, en vez de poner la comida en un cuenco, la pongas en una superficie lisa. De esta manera, le costará más atrapar las bolitas de pienso. También puedes probar de poner el cuenco en una superficie más alta.
  • Poner la cantidad justa de comida que le haga falta, nunca pongas más de la cuenta.
  • Vigila de cerca que tu cachorro no invada los cubos de basura. No te puedes imaginar la cantidad de perros que han fallecido por torsión estomacal debido a una ingesta exagerada de comida que encontraron en un basurero.
  • Evita darle de comer antes o después de una sesión de juegos intensa o de un paseo intenso. Es más fácil que se acumulen gases en el estómago y aumentar las probabilidades de que se produzca una torsión estomacal.
  • Evita darle de comer durante un viaje. Por ejemplo, si viajas en tren, barco o avión, es mejor darle de comer en casa antes de salir, que durante el viaje, puesto que el estrés por el que pasa el cachorro es perjudicial para una digestión correcta.
¿Cómo puedes sabes que tu cachorro ha sufrido una torsión estomacal?
  • El cachorro no para de moverse, está inquieto y se queja.
  • Imposibilidad de eructar, sufrimiento de espasmos abdominales.
  • Intenta vomitar pero tan solo consigue echar saliva espumosa.
  • Hinchazón abdominal importante.
Si observas que, en algún momento determinado, tu cachorro presenta estos síntomas, no dudes un segundo en acudir al veterinario. El tiempo correrá en tu contra y en contra de tu cachorro.
Debes saber, que debido a su anatomía, hay ciertas razas que tienden más a sufrir este síndrome. Las razas de perro que más proclives son a sufrir de este terrible síndrome son el Pastor Alemán, Doberman, Setter Irlandés, Gran Danés, Schnauzer Gigante, San Bernardo, Airedale Terrier, Akita, el Borzoi, el Rottweiler, el Weimaraner, el Bóxer, el Bullmastiff, el Caniche Mediano, el Dobermann, el Dogo de Burdeos, los Galgos, el Mastiff, el Mastín Español o del Pirineo, el Mastín Napolitano, etc.

Sandra Ferrer.
Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”