cachorroA los cachorros les encantan los estímulos, tanto mentales como físicos. Les encanta la compañía humana y son muy curiosos, por lo que los juegos con el cachorro se convierten en su pasatiempo favorito.

Los juegos son muy recomendables sobretodo en cachorros que no pueden salir a la calle debido a que no tienen todas las vacunas puestas, puesto que mediante las sesiones de juegos que tengas diariamente con tu cachorro evitarás que acumule ansiedad, y cargue contra alfombras, muebles, o le dé por ladrar excesivamente, etc.

Con las sesiones de juegos para el cachorro, tenga la edad que tenga, ayudarás a que libere energía, reducirás la ansiedad, lo estarás educando y reforzaréis vuestro vínculo.

Gracias a las sesiones de juegos con el cachorro, también irás ejerciendo tu autoridad controlando estas sesiones, por lo que ayudarás a tu cachorro a asimilar tu rol de liderazgo.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Como he comentado, aparte de los paseos diarios que debe realizar tu cachorro, es muy saludable que en casa, en el jardín o en el parque, realices sesiones de juegos, y yo te recomiendo los siguientes:

  • Traer juguetes: es uno de los juegos que más ayudan a quemar energía en el perro. Es el típico juego de lanzar los juguetes y pedir al cachorro que te los devuelva.
  • Jugar con una pelota: gracias a este juego, podrás controlar el juego y entrenar en obediencia básica. Por ejemplo: solo le lanzarás la pelota si se sienta, se tumba, te da la pata, etc.
  • Juegos activos: si tu cachorro es adolescente o está llegando a la adultez, te animo a que si es un perro muy activo lo apuntes a clubs de agility, donde se lo pasará tremendamente bien, y tú con él. Este tipo de juegos está dirigido sobretodo a perros que son muy activos y necesitan quemar mucha energía, nunca para aquellos que no necesitan quemar tanta como pueda ser un Basset Hound o un Carlino.
  • Jugar al escondite: este juego es ideal para entrenar el olfato de tu cachorro, sentido que con el tiempo se va atrofiando porque el perro se va acomodando. En su naturaleza salvaje, un perro utiliza el olfato para cazar y encontrar comida. Como los perros domésticos no lo necesitan porque la comida se le sirve van perdiendo sentido.
  • El tira y afloja: este juego gusta mucho a los cachorros, pero hay que ir con mucho cuidado. Es fundamental que durante el juego se lleve a cabo ese tira y afloja entre ambos, pero al finalizar siempre es importante que el juguete te lo quedes tú.
  • Correr: salir a correr es mucho más estimulante que salir a pasear, por ello, te animo a que salgas a trotar con tu cachorro. Será una actividad sana para ambos y divertida.
Ya no tienes excusa para no realizar sesiones de juegos con tu cachorro. Es vital para su salud y vital para vuestra convivencia.

Sandra Ferrer.
Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”