Sucede que nos acordamos de la salud cuando nos falta, ¿cierto? Pues igual ocurre cuando tenemos a un perro en nuestras vidas, que pasan de largo la cantidad de beneficios que nos aporta física y emocionalmente.

perros

Uno puede pensar, viéndolo desde fuera, que tener un perro es una responsabilidad enorme dado el trabajo que supone: sacarlo a pasear diariamente, alimentarlo, estar al día de sus vacunas y de sus antiparasitarios, tener un rato de juegos con él, educarlo, etc. etc. Pero, si lo vemos desde la otra parte, ¿nos paramos realmente a pensar todo lo que nuestro perro nos aporta?

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA

  • Amor incondicional. Esto es así y no hay ninguna duda, de ahí la famosa frase “El perro es el mejor amigo del hombre”. Es el ser más leal y fiel en la faz de la tierra que te ofrecerá el mayor de sus amores y sobretodo la aceptación seas quien seas, hayas hecho lo que hayas hecho en tu vida y tengas el dinero que tengas. El perro no juzga. Se limita a quererte y a acompañarte el resto de tu vida si le dejas. Esta característica tan única de los perros los convierte en los mejores terapeutas para discapacitados, para ancianos, para personas con problemas emocionales, para personas que están superando una toxicomanía, y un largo etc.
  • Desconexión. Son capaces de hacerte desconectar y de cambiar tu humor con tan solo abrir la puerta de tu casa. Ya hayas tenido el peor día de la semana, que tu perro con tan solo sentarse a tu lado y mirarte, traerte un juguete o moverte la cola, es capaz de hacerte desconectar de todo lo malo que hayas pasado ese día.
  • Actividad física. Seas una persona activa o sedentaria, tu perro te obliga a moverte, ¡no te queda otra! Es como ir a un gimnasio pero gratis. Tienes la excusa perfecta para realizar deporte con la mejor de las compañías, y si no eres deportista, al menos, tu perro te obliga a caminar y ya es mucho más que quedarse todo el día sentado en casa.
  • Socializas. La leyenda urbana de que con un perro se liga más, pues quizás sea una leyenda, pero desde luego socializas mucho más, luego si ligas o no, eso ya depende de cada uno, pero tener perro supone al menos hablar de vez en cuando con alguien que también tiene perro o a quien le encanten los perros, y es una forma de romper el hielo magnífica a la hora de entablar conversaciones con desconocidos.
  • Mejora tu salud. A nivel físico y emocional, dado que al acariciar un perro no solo te relajas y esto ayuda a que se regule la presión arterial con todos los beneficios que ello conlleva, sino que liberas oxitocina, lo cual hace que estés más feliz, refuerzas tu sistema inmune, reduces las probabilidades de infarto, y un largo etcétera.
  • Compañía. Dicen que no hay nada peor que la soledad, y te aseguro que con un perro, no sabes lo que es eso.

Podría seguir enumerando la cantidad de beneficios que nos aportan los perros y aún así me faltarían algunos. Por eso diariamente me pregunto cómo es posible que seamos capaces de abandonar, maltratar o matar a estos maravillosos animales.

Como siempre digo: podría vivir sin perro, pero no sería lo mismo.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!