Los seres humanos somos tan simples y a la vez caprichosos que aquello de “culo veo, culo quiero” funciona, y las razas de perros no se salvan, por eso una serie de investigadores se han puesto a estudiar este fenómeno curioso: ¿por qué hay tantas oscilaciones en las preferencias de ciertas razas de perros?

razas de perros de moda

@lokithegoldengod

Estos investigadores estuvieron analizando 87 películas donde el perro era el protagonista y con la colaboración del American Kennel Club  (un Club que tiene registrados más de 65 millones de perros) estuvieron analizando si estas películas provocaban que ciertas razas se pusieran de moda.

De las más famosas recordarás 101 Dálmatas, Lassie o Bethoven, y por ponerte un ejemplo, la mítica película “Lassie” del año 1943, protagonizada por una perrita de raza Collie, supuso que solo en EEUU aumentaran sus adopciones alrededor de un 40% en apenas un par de años. ¿Sorprendid@?

Estos investigadores estuvieron analizando el impacto durante 10 años que tuvieron esas 87 películas tras su estreno y sus conclusiones fueron reveladoras: los medios de comunicación, el cine, la televisión, etc. influyen enormemente en las preferencias de las personas a la hora de decantarse por una raza concreta.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

¿Qué películas han sido las más influyentes en determinadas razas de perros?

  • “Cariño, estoy hecho un perro” o en su versión original “The Shaggy Dog”. Fue una película de 1959 que tuvo su versión  más moderna en el 2006. Su protagonista era un perro de raza Bobtail. Pues bien, tras el estreno de esta película la demanda de esta raza se multiplicó por 100. Más de 10.000 perros de raza Bobtail fueron adoptados, cuando antes apenas era visible esta raza.
  • “El Campeón”, originariamente “Big Red”, una peli de Walt Disney del año 1962 en el que el protagonista era un Setter irlandés. Ni más ni menos que alrededor 128.000 familias decidieron adoptar un Setter Irlandés tras el estreno de la película en Estados Unidos.
  • Nikki, el perro salvaje del norte. Otra de Walt Disney, del año 1961, protagonizada por un perro de raza Alaskan Malamute. Una raza criada originariamente en clima frío, y que supuso que solo en Estados Unidos y tras el estreno de la película se criaran más de 16.000.
  • “Las aventuras de Rusty”. Esta vez, tras su estreno en 1945, el boom le llegó a la raza Pastor Alemán. Ni más ni menos que más de 57.000 perros de esta raza fueron adoptados.
  • “El viaje increíble”. Película de 1963 en el que las aventuras estaban compartidas entre un Labrador Retriever, un Bull Terrier y un gato siamés. El Bull Terrier, por entonces, era una raza muy desconocida. Gracias a esta película se criaron más de 2000. Pero, no queda eso ahí, porque aunque el Labrador era una raza más conocida no impidió que más de 90.000 labradores fueran demandados.
  • “Lassie, vuelve a casa”. 1943. Sin duda, una de las películas más famosas sobre perros y una de las que más caló entre el público. Nada más y nada menos que más de 170.000 collies fueron demandados y adoptados por familias estadounidenses.
  • “101 Dálmatas”. 1961. Walt Disney apostó de nuevo por un perro protagonista, bueno, uno no, 101 concretamente. Así fue como tras su estreno fueron adoptados más de 21.000 perros.
  • “Mi leal compañero”. 1961. Sin duda entre finales de la década de los 50 y principios de los 60, abundaron las películas sobre perros protagonistas. Por eso, en este película también de Disney y protagonizada por un Sky Terrier (sí, ahora dirás, ¿qué raza es esa?) supuso que más de 1500 ejemplares de esa raza fueran adoptados.
  • “101 Dálmatas”. ¿Cómo? ¿Otra vez? Pues sí, porque en 1985 volvió a estrenarse una película más moderna y sí, también caló y mucho sobre esta popular raza. Más de 21.000 perros Dálmatas fueron adoptados.

En estas cifras que se han manejado hay que tener en cuenta que son sumadas a la media de adopciones que había ya de esa raza concreta, de ahí que sea tan espectacular la influencia de ciertas razas y, Disney, ha tenido mucha culpa en esa influencia.

Si pensamos en perros que están de moda por influencia de películas más recientes encontramos el Pug, cuya popularidad aumentó considerablemente tras su aparición en “Los Hombres de negro” o el Grifón de Bruselas tras el estreno de “Mejor Imposible”, pero el Bulldog Francés o el Chihuahua se puso de moda gracias a celebrities… En fin, que nos movemos por modas, y eso es innegable.

Lo que sí debe quedar claro en todo momento es que a la hora de adoptar a un perro no debemos nunca que movernos por modas y sí pensar fríamente en qué razas de perros son las que mejor se adaptan a nuestro estilo de vida. Y también tener en cuenta, que las razas puras siempre van a tener problemas congénitos de los que muchos perros mestizos carecen. Y al final, el amor que te van a dar va a ser el mismo: incondicional.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”