El virus de la rabia quizás sea el más conocido por los adoptantes de perros. Sabemos que es un virus mortal, muy peligroso y de una facil virulencia y propagación, aún así, aún hay adoptantes que olvidan vacunar a su perro contra la rabia. ¿Es tan peligroso como dicen no vacunar a tu perro contra la rabia?

vacunar contra la rabia

Primero, conozcamos un poco más el virus de la rabia:

  • Es una enfermedad viral e infecciosa.
  • Es una enfermedad mortal que ataca al sistema nervioso central provocando una encefalitis en el animal.
  • El virus se encuentra en todo el mundo y ataca a todos los mamíferos.
  • Se encuentra en la saliva y en las secreciones de los animales infectados, de ahí que cuando muerdan o ataquen, sea tan fácil el contagio.
  • Los animales que más transmiten la rabia son los murciélagos, los gatos, los perros, los zorros, los lobos,los hurones, los mapaches y las mangostas.
  • Si bien en España la rabia no representa un problema de salud público, sí lo es en países como México, China o Vietnam.

Pero para evitar que la rabia sí represente un problema de salud público debemos tomar todas las precauciones posibles a través de la vacunación anual de nuestros perros, gatos o hurones, animales que diariamente están en contacto con nosotros, los humanos, y que por ende podrían convertirse en los principales transmisores del virus.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Cualquier prevención es poca. Si bien en España el virus parece estar erradicado, nunca debemos bajar la guardia. Hace poco, un perro que viajó a Marruecos se contagió de rabia y llegó a España con el virus, habiendo de dejar al animal en cuarentena para evitar su propagación. Pero hay otras vías de contagio que pueden estar a la orden del día: que tu perro o gato sea cazador y pille un murciélago contagiado… Las posibilidades no son pequeñas, de ahí que la vacunación anual sea haga imprescindible.

¿Cómo podemos saber si nuestro perro ha sido contagiado por el virus? Tu perro mostrará en una primera fase apatía, depresión e inapetencia por todo, pasando a una segunda fase destructora de objetos, de furia y agresividad.

Las revisiones periódicas con el veterinario, las consultas ante cualquier duda y llevar al día el calendario de vacunaciones es la clave para evitarnos sustos, que en el caso del virus de la rabia, puede acontecer problemas muy graves no solo en la salud de nuestro perro si no en nuestra familia.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!