Como sucede con los seres humanos, hay perros nada celosos, algo celosos y muy celosos y una reciente investigación ha confirmado lo que muchos pensábamos: los perros son fieles, súper amorosos, leales y, entre muchas otras cosas, celosos.

perros sienten celos

@mollietherottie

El estudio se llevó a cabo observando la reacción de dueños con varios perros a los que tras una orden, recompensaban a unos y a otros no. Los perros que no eran recompensados se enfadaban y a las siguientes órdenes de su propietario decidían no obedecerle. Los celos suceden en grupos sociales que tienden a cooperar, como sucede en el caso de los humanos, los primates o nuestros perros.

He tenido perros toda la vida, cada uno con su personalidad, y de los siete que he tenido solo uno ha manifestado celos de forma notable: cuando hablaba con mi pareja nos traía mil juguetes para que le hiciéramos caso, cuando nos abrazábamos saltaba encima y ladraba, y se iba, y volvía, como las locas… Unos celos que pueden resultar anecdóticos siempre que queden ahí, porque hay celos de perros que realmente suponen un problema para los propietarios, y es que hay perros que llegan a morder a la persona por la que sienten celos o directamente ladrarle de forma intensa para evitar, por ejemplo, en el sillón donde normalmente descansa él.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Los celos se producen básicamente por el miedo e inseguridad que siente el perro a perder nuestra atención. El hecho de ladrar de forma amenazante o incluso soltar algún mordisco no es más que una reacción hacia lo que él considera una amenaza a su bienestar.

¿Cómo puedes evitar los celos en tu perro?

  • No refuerces esta conducta. Muchas veces, sin darte cuenta, puedes estar reforzando esta conducta. Por ejemplo, si te hace gracia este comportamiento de celos y cuando tu perros los manifiesta te ríes o le prestas atención, estás reforzando que esta conducta se vuelva a repetir.
  • Ignora la conducta de celos. No la refuerces pero tampoco la castigues. Lo que debes hacer cuando se den los celos es alejarte del lado de tu perro e ignorarlo totalmente. De esta forma, aprenderá que si quiere tu atención, no lo logrará actuando con celos.
  • En ocasiones, los perros celosos no permiten que otros perros se acerquen a sus propietarios. Tampoco castigues esta conducta con reprimendas. Actúa dando seguridad a tu perro, acercándote al perro desconocido para hablarle de forma dulce y risueña, así tu perro se acercará de forma tranquila y será en ese momento el perfecto momento para reforzar esta conducta con una golosina.

Como ves, no es complicado evitar los celos de tu perro, aunque eso sí, necesitarás tiempo y paciencia. No esperes que las conductas cambien de un día para otro. Dale tiempo a tu perro a asimilar que contigo se puede sentir seguro y confiado y que nada ni nadie es una amenaza para él.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”