cómo educar a un perro
@sashas.shenanigans

10 tips para un recién propietario de perro

No es fácil responder a la pregunta ¿cómo puedo educar a mi perro? en tan solo un post, ¡un libro tuve que escribir!, sin embargo, sí puedo resumir unos 10 tips que podrán facilitar y mucho el reto de educar a un perro.

cómo educar a un perro
@sashas.shenanigans

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a tu Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Aplica estos 10 sencillos tips desde el primer día que tu perro llegue a casa:

  • Aplica el adiestramiento en positivo. ¿Qué es eso? Te preguntarás. No es más que desechar la idea de gritar, castigar o dañar al perro físicamente, y emplear la motivación para educarlo. ¿Cómo? Ignora las malas conductas o regáñalas con un NO o sssh, y refuerza las conductas positivas con elogios (¡muy bien!, ¡buen chico!, etc.), caricias o comida. Está más que comprobado que los perros aprenden más rápido y de forma más eficaz si evitamos la agresividad.
  • La clave está en la perseverancia. Persevera en lo que quieras enseñar a tu perro. No intentes conseguir logros el primer día, ni la primera semana e incluso ni el primer mes. La impaciencia es tu peor enemigo. No te rindas. Cada perro tiene su ritmo y simplemente debes ser perseverante y disciplinad@ a la hora de educar a tu perro.
  • Prepárate para la llegada de tu perro. Anticípate a su llegada. ¿Esto que significa? Que debes tener ya todos sus accesorios preparados, su zona lista, las zonas de la casa donde puede y no puede entrar, las normas consensuadas en la familia, etc.
  • Aplica la regañina o premio en el mismo momento en que se da la conducta. Esto de llegar a casa, encontrarse el pipí y regañar al perro te irá muy bien a ti para quedarte a gusto, pero al perro no le va a surtir efecto, ¿por qué? Porque no sabrá de lo que le hablas. El perro no entiende de atemporalidad. El perro vive el aquí y el ahora, entonces, si quieres de verdad enseñar lo que debe y lo que no debe hacer actúa en el mismo momento en que la conducta se lleva a cabo, jamás cuando ya ha pasado.
  • Educa a tu perro desde el mismo momento en que llega a casa. Retira la idea de que el perro es demasiado pequeño o demasiado mayor para aprender. El perro aprende durante toda su vida, igual que los humanos. Por eso, es fundamental que desde el primer momento en que llegue a casa ya vayas aplicando las normas de convivencia: ¡pipí aquí!, ¡aquí no subas!, ¡no se ladra!, etc.
  • Entrena en obediencia básica. Todos son ventajas. Con la obediencia básica (siéntate, túmbate, quieto, etc.), no solo aprenderá buenas conductas de convivencia, sino que reforzarás vuestro vínculo, se sentirá motivado, estimularás su inteligencia, y entre otras cosas, facilitarás que cada vez te haga más caso.
  • No agobies a tu perro. Cuando desees enseñar a tu perro trucos no le sometas a un tercer grado. Las enseñanzas deben ser divertidas, deben darse cuando el perro esté tranquilo y deben realizarse en sesiones de no más de 5 minutos al día. Te aseguro que con tan solo este tiempo tu perro aprenderá rápido y mucho.
  • La socialización es clave. Cuando el cachorro tiene entre 2 y 4 meses pasa por un periodo de sensibilización social. ¿Esto qué significa? Que debes presentar a tu perro de forma muy suave estímulos diferentes que van a formar parte de su vida diaria. Si no lo haces, tu perro crecerá inseguro y temeroso. Me refiero a exponerlo a diferentes ruidos, sonidos, ambientes, entornos, personas, perros, animales, etc. Cuantos más estímulos interactúe mayor confianza y autoestima tendrá el perro cuando crezca.
  • La jaula de confinamiento es tu aliada. La jaula no es un elemento de castigo ni debes presentársela a tu perro como tal. La jaula es tu aliada y la aliada de tu perro. Para tu perro debe funcionar como su guarida, como un sitio donde se sienta seguro y protegido, con su mantita, algún juguete, etc. Y para ti, porque podrás confinarlo cuando tengas visitas en casa, cuando tengas que hacer algo en algún sitio de la casa (como bañarte) y no quieras que tu perro haga trastadas como comerse algún cable, morder alguna planta, etc. Y, además, te puede servir también como trasportín para ir al veterinario o salir en coche a pasear.
  • Coherencia. La coherencia es muy importante y es fundamental a la hora de educar a tu perro. Debes ser coherente con todo lo que le enseñes a tu perro y le permitas hacer. Por ejemplo, a lo mejor no te importa que salte a saludar cuando recibes visitas porque es pequeño, pero cuando crezca, ¡te hará tanta gracia? El consenso familiar es importantísimo. Todos los miembros de la familia deben actuar en la misma línea de trabajo. Aquí la coherencia es básica. No puedes decirle al perro que no suba al sofá y que luego tu hijo sí le deje. ¿De acuerdo?

Estos 10 tips son básicos pero fundamentales para empezar a educar a un perro. Hay muchísimas cosas que descubrirás conviviendo con tu perro, incluso, llegarán momentos en los que a lo mejor te plantees muchas cosas, pero créeme, diviértete, ten paciencia y edúcate tú primero para poder educar a tu perro. Solo así, lograrás convivir con tu perro de forma feliz y equilibrada.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

6 Comments

  • Hola, muchas gracias por el regalo, las claves me han sido de gran ayuda, ademas de los artículos que primero comencé a leer. Tengo un cachorro chihuahua de 3 meses, llevo un mes con el y he logrado que sea respetuoso con lo que le he enseñado, aún me falta lograr al 100% lo de ir al baño, pero se que lo voy a lograr. Seguiré repasando tus recomendaciones porque me han ayudado mucho.
    Saludos y de nuevo gracias.

  • Excelentes tips para saber como guiar esos primeros meses tan importantes en la educación del cachorro.. El material de las 7 claves para educar a un cachorro también es de gran utilidad y se complementa con este articulo.

  • Hola Sandra. Tengo tres perras y aún estoy en proceso de aprendizaje ya que nunca había tenido. Los artículos que nos brindada me resultan super interesantes y aportan mucho en esta relación tan especial con amigos peludos. Aspiro a seguir contando con tu apoyo. Muchas gracias

  • Hola Sandra! Me descargué las 7 claves para educar a un cachorro y estoy haciendo uso de tus consejos. Comentar que tengo un cruce de mastín y galgo y tiene casi 3 meses, llevamos con él más de 3 semanas. Desde el primer día no permito que se nos suba encima ni que nos muerda pies, manos, etc. En mi caso, en casa somos 2, mi novia y yo, ambos estamos de acuerdo en como educar al perro y tenemos ciertas pautas que seguimos con solidez. Utilizamos mucho los premios cada vez que hace algo bueno, hoy en día parece que ya ha aprendido a hacer sus necesidades en el patio porque lleva mucho sin hacerlo dentro de casa, lo que estoy deseando es que tenga su última vacuna para poder sacarlo a la calle con normalidad y que empiece a hacer allí sus necesidades… Respecto a lo de morder, nunca ha llegado a morder fuerte porque se ha criado con sus hermanos y madre y parece que tiene enseñado la inhibición de la mordida, de todos modos aún cuando nos muerde flojo lo corregimos porque no estamos de acuerdo en que lo haga, ya que aunque no apriete puede hacer daño por esos dientes de leche tan afilados. El perro es muy cariñoso con todo el mundo y muy receptivo, con otros perros aún no lo sé por el tema de que aún no lo he podido pasear por las vacunas, además nada más recogerlo (venía de la calle) estuvo muy enfermo… Pero si he notado cuando voy con él por la calle en brazos (para que no huela excrementos, otros perros, etc) que cuando ve a otros perros les ladra, no sé si es un ladrido de: Ey! Quiero conocerte! o un ladrido malo… Lo de reconocer su nombre creo que aún no está dominado del todo, pero seguiremos intentándolo. Muchas gracias por las 7 claves!

  • Hola, mi perrita tiene un año. Yo nunca tuve mascota en mi vida.. logre enseñarle a sentarse, esperar mi orden antes de arrojarse al plato de comida, hacer pis y caca en su lugar designado, acudir a su nombre, comer de mi mano con mucha suavidad… Pero no logro hacer que no salte atolondradisima encima de cada visita y en el último tiempo se le ha dado por llenar de pozos el jardín.
    Yo estoy embarazada ahora, serán celos? Algún consejo o nota para aprender a manejarlo?
    Muchas gracias!

    • Daniela, hacer hoyos en el jardín es un síntoma claro de ansiedad / aburrimiento y por tanto una clara señal de que necesita más actividad física. Los perros queman la energía que tienen con conductas como hacer hoyos, rasgar paredes, morder muebles… con tal de quemar esa energía. Un saludo!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.