Evita que tu cachorro se maree en coche

perro se marea en coche

Cuando subes por primera vez a tu cachorro al coche y durante el viaje descubres que se marea, se te parte el alma al observar cuán mal lo pasa, por eso, quiero enumerarte una serie de pautas a seguir para evitar que tu cachorro se maree.

Debes saber que los cachorros son más susceptibles de marearse que un perro adulto, debido a la inmadurez aún del sentido del equilibrio que regulan sus oídos. A medida que vaya creciendo, la sensación de mareo irá siendo más llevadera hasta estabilizarse. Lo fundamental de todo esto, es evitar que tu cachorro desarrolle a la larga un mareo psicológico que se traduzca en la imposibilidad de viajar en coche de por vida. Por ello es esencial que desde bien pequeño lo acostumbres a viajar en coche.

¿Cuáles son los síntomas del mareo en un cachorro?

  • Exceso de salivación o babeo.
  • Jadeo, tragar saliva excesivamente.
  • Ansiedad, temblor, inquietud.
  • Ganas de vomitar.
  • Vómitos.

Hay muchos propietarios que cometen el error de realizar el primer viaje del cachorro en coche al veterinario. Como la primera visita al veterinario suele ser traumática para el cachorro, éste ya asocia el hecho de viajar en coche a ir al veterinario, por lo que el viaje en coche será de todo menos placentero.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Para evitar esto, intenta primero de todo, que el cachorro se familiarice con el coche: que lo huela, recompénsale con comida para que encuentre el coche un sitio confortable y agradable. El primer viaje que realice tu cachorro es fundamental que sea corto, con una temperatura óptima (el calor les agobia y produce ansiedad) y cuyo destino sea a un sitio agradable: un parque, el campo, la playa, … de forma que tu cachorro pueda asociar viajar en coche a una recompensa muy agradable.

Ya tendrás tiempo de hacer viajes más largos, pero para empezar, los trayectos deben ser cortos. No olvides llevar a tu cachorro en un transportín o en un arnés atado en el sofá del coche. A su lado no debes faltar los juguetes o mordedores que le ayudarán a calmar la ansiedad.

Como los primeros viajes se van a realizar cuando tu perro es cachorro, y el sistema del equilibrio aún es inmaduro, ayuda a evitar el mareo por movimiento evitando que tu cachorro antes de subir haya comido o bebido mucho. Es mejor que el estómago esté vacío o con poca comida (la recompensa que le des para ayudar a superar este trance debe ser lo poco que contenga en su estómago).

El ambiente del coche es importante: no solo por la temperatura, abre la ventanilla si es necesario, sino también por los olores: el olor de tabaco, u olores fuertes de ambientador pueden promover el mareo.

Para trayectos largos, no es mala idea hacer pequeñas paradas para que tu cachorro pueda orinar, estirar las piernas y relajarse un poco antes de emprender de nuevo el viaje.

No dudes en consultar a tu veterinario, si todas estas pautas no te funcionan, ya que hay un número importante de perros que logran superarlo gracias a los fármacos que el veterinario le administra.

Sandra Ferrer.
Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.