porque el labrador retriever es obeso

¿Por qué el Labrador Retriever tiende a la obesidad?

No es casualidad que nos encontremos en muchos casos con perros de la raza Labrador Retriever con unos kilos de más pero, es que además, tienen cierta tendencia a ser insaciables con la comida.

Por qué el Labrador tiende a ser obeso

No es una casualidad. Recuerdo a una conocida que me comentó en su día: “si llego a saber que la esterilización engorda, no castro a mi perro“, y yo le enseñé mis dos perros y le dije: “¿crees que mis perros tienen sobrepeso? Pues ambos están esterilizados” y es que aún existe el mito de que la esterilización engorda.

En el caso del Labrador Retriever, la esterilización no fue la causa de su obesidad. Tampoco el tipo de comida.

Recientemente, un estudio liderado por un equipo de científicos de la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, ha descubierto que los perros de la raza Labrador Retriever que son obesos, lo son debido a una mutación genética, concretamente, el gen POMPC, que es el causante de que la mayoría de Labradores tengan esa obesidad por la comida y tiendan a tener sobrepeso e incluso obesidad, con los problemas que ello acarrea para su salud.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Cómo evitar la obesidad en el perro Labrador Retriever

Dado que estamos ante un problema genético, cualquier precaución es poca para tener al perro en si peso ideal.

  • Dale de comer dos veces al día, la cantidad diaria que le toque por peso ideal. El hecho de darle de comer dos veces al día hará que no sienta tanta ansiedad por comer ya que 24 horas sin comer nada puede ayudar a que el perro devore la comida en cuanto se la pongas. Racionarla, incluso tres veces, puede ayudar a que tu perro no tenga esa voracidad, eso sí, siempre respetando la cantidad que le toque, nunca más de lo que le toca.
  • Cuidado con abusar de los premios. Cuidado con darle de picar. Muchos adoptantes dan pequeños premios mientras, por ejemplo, están sentados en la mesa. Educar al perro a no mendigar comida es básico. Y si le das premios para reforzar conductas, recuerda que debes restar esa cantidad de premios a la comida principal de tu perro.
  • El ejercicio físico es fundamental. No hay nada que ayude más a coger kilos que el sedentarismo. El Labrador es un perro que goza de la actividad física, por tanto, pasear, excursiones, correr, nadar… Todo le vendrá de maravilla. Diariamente una hora al día sería ideal, y para ti también que nunca está de más hacer ejercicio físico.

Como ves, son consejos fáciles de aplicar y que pueden evitar muchos problemas de salud en tu perro, como el desarrollo de la diabetes, o a largo plazo, problemas de huesos y articulaciones.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!
  • 58
  • 16
  • 1
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    75
    Shares

Deja un comentario