resfriado en el perro
@barkleysircharles

¿Sabías que los perros también pueden resfriarse?

Los perros y los seres humanos compartimos más enfermedades de las que imaginamos y el resfriado es una de ellas. ¿Cómo podemos saber que nuestro perro está resfriado? ¿Es recomendable llevarlo al veterinario?

resfriado en el perro
@barkleysircharles

Conocer los síntomas del resfriado en el perro nos permitirá prevenir que el resfriado se agrave y pueda llevar a afecciones más serias en el animal, sobretodo si es cachorro o muy mayor, que son los grupos más frágiles a la hora de combatirlo.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

¿Cómo puedes saber si tu perro está resfriado? Pon atención a si observas estos síntomas:

  • Congestión y secreción nasal.
  • Dificultades para respirar por la nariz.
  • Tos.
  • Fiebre.
  • Ojos llorosos.
  • Estornudos.
  • Apatía.
  • Pérdida del apetito.

Como ves, los síntomas se parecen a los nuestros, sin embargo, en un perro es más difícil de observar si no prestamos atención. De todas maneras, como no hay cura (no se pueden tomar los medicamentos que tomamos nosotros cuando estamos resfriados), lo único que podemos hacer es seguir estas pautas para mimarlo lo máximo posible y que en cuestión de una semana el resfriado pase a ser anecdótico:

  • Mantén a tu perro calentito dentro de casa. No es bueno el frío bajo ningún concepto porque podría empeorar su estado de salud, por tanto, si tiene que hacer sus necesidades intenta que lo haga en un periódico, en un patio o terraza donde no haya corriente de aire ni haya un cambio brusco de temperatura.
  • Proporciónale un sitio cómodo y tranquilo. Cuando uno está enfermo no tiene ganas de juegos ni de jaleos, por tanto, pon su cama en una zona calentita, confortable y con no mucho ruido. Tu perro necesitará dormir y descansar para que los síntomas pasen más rápido.
  • Hidrata bien a tu perro. No solo tengas el cuenco de agua a su disposición. Puedes preparar un buen caldito de pollo con los siguientes ingredientes: agua, una zanahoria y una pechuguita de pollo. De ese caldo que bajo ningún concepto debes echarle sal o cualquier condimento, dale de beber el caldo cuando esté templado, y en la hora de la comida ya puedes darle la zanahoria chafada con la pechuga a trocitos (vigila la cantidad que le das, adáptala al tamaño del perro). ¡Nada que un caldito templado para un cuerpo resfriado!

Si observas que tu perro no quiere ingerir líquidos, que en su pecho puedes escuchar un silbido y que apenas tiene ganas de comer, consulta con tu veterinario. Como te he comentado, si es cachorro o es un perro mayor, consulta al veterinario aunque los síntomas sean leves, puesto que en este grupo de perros el resfriado puede ser más violento.

Además, debes tener muy presente, que el resfriado puede confundirse con otras enfermedades como la parainfluenza, el moquillo o el adenovirus de tipo 2. Como más vale prevenir que curar, como te digo, basta una llamada al veterinario para consultarle los síntomas que observes en tu perro para que éste te diga cómo debes actuar.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.