educar a un perro de cualquier edad
@mayaandava

5 principios fundamentales para educar a un perro a cualquier edad

Muchos propietarios piensan realmente que los cachorros o perros muy jóvenes son los únicos que pueden aprender cosas, como si los perros adultos o incluso ancianos perdieran la capacidad de aprender y, como pasa con los humanos, los perros son capaces de aprender cosas durante toda su vida e incluso modificar malas conductas o conductas inadecuadas.

educar a un perro de cualquier edad
@mayaandava

Pero, para que cualquier perro, sea cachorro o anciano, pueda aprender nuevas conductas o modificar las inadecuadas se deben cumplir cinco principios fundamentales:

  • El perro no se educa solo. No pretendas que tu perro aprenda de un día para otro y solo. Si los humanos necesitamos años para educarnos, no tengas prisa por educar a tu perro. En este sentido, ten paciencia, sé perseverante y siempre toma una actitud positiva. Bajo presión y con un clima negativo tu perro aprenderá poco. Sin embargo, en un ambiente divertido, de confianza y positivo el aprendizaje será mucho más eficaz. Repite los comandos que quieres que aprenda todas las veces que tu perro lo necesite y no te compares con otros: cada perro es único y lleva su ritmo. Cuanto más pendiente estés de la educación de tu perro, más rápido aprenderá. Y como digo siempre, para enseñar uno debe saber, así que aprende de psicología canina para educar a tu perro si quieres lograr resultados sorprendentes.
  • Sé estricto con los horarios. Esto que parece una tontería puede marcar los logros que consigas con tu perro. Los perros tienen un reloj biológico muy estricto y si consigues ser puntual a la hora de dormir, de comer y de pasear, tu perro responderá muy bien a las conductas de hacer sus necesidades o de controlar su excitabilidad, por ejemplo. Lo peor que puedes hacerle a un perro es no ponerle unas rutinas, porque ese desfase lleva a que su vida esté desfasada y eso lleva a su vez a conductas inadecuadas. Si tu perro tiene toda su vida calculada al milímetro será un perro equilibrado que responderá muy bien a todo lo que le has enseñado, porque sabrá qué es lo que esperas de él. Pero si su vida es un caos, que no sabe cuándo tiene que salir a pasear o cuándo comer, no dará una y no responderá a las buenas conductas como tú quieres. Ya ves que, en este sentido, depende totalmente de ti, por tanto, si tú no eres estricto en este sentido, no puedes pedirle a tu perro que lo sea él en su comportamiento.
  • Premia siempre los buenos comportamientos de tu perro. Ni se te ocurra castigar a un perro. Las malas formas, los gritos, las amenazas con el periódico o los golpes solo conseguirán que te tema o se vuelva más agresivo, y no aprenderá apenas. Por contra, no olvides nunca recompensar, ya sea con comida, con elogios o con caricias, cualquier buena conducta. Cuando tu perro asocie la buena conducta con algo positivo como un premio, no dudará en volverlo a repetir siempre. Si quieres regañar a un perro por una mala conducta basta con NO o un SHHH firme y claro.
  • No castigues a tu perro por tus errores. Debes tener claro que si el perro se porta mal es porque no se le ha enseñado a que se porte bien. En este sentido, la culpa es tuya, no de él. Los errores más comunes que suelen cometer los propietarios cuando regañan al perro por una mala conducta es regañar cuando la mala conducta ya se ha producido. Las malas conductas siempre se deben regañar en el mismo momento en que están sucediendo. Otro error muy común es confundir al perro. Esto sucede a menudo en familias cuyos miembros no han consensuado las normas de la casa. Por ejemplo, uno decide no dejar subir al perro al sofá, pero otro miembro sí le deja. Es importante que todos los miembros de la familia ordenen lo mismo al perro. El error más extendido es humanizar al animal. Jamás utilices la psicología humana en perros porque simplemente no es un humano.
  • Cubre las necesidades de actividad física de tu perro. Muchísimas de las conductas inadecuadas que lleva a cabo un perro a lo largo de su vida se deben a la falta de actividad física. Debemos borrar ya de la cabeza que el perro es un animal sedentario. Todos los perros necesitan ejercicio físico, salir fuera de su territorio y explorar y oler aromas nuevas, descubrir. La primera y más importante salida debe ser la de primera hora de la mañana, antes de que toda la familia se marche a trabajar. El perro ha estado recargando toda la energía durante toda la noche y es cuando más activo está. No sirve de nada sacarlo a hacer sus necesidades y vuelta a casa. Actividad física significa caminar o correr o jugar a algún juego durante un mínimo de media hora para que pueda quedarse en casa solo durante horas relajado y sin ansiedad. No quemar la energía suficiente crea ansiedad y la ansiedad se traduce en malos comportamientos.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Hasta un 25% de perros son abandonados por problemas de comportamiento que tienen un culpable directo: su propietario. Ningún perro se porta mal por gusto. ¡Es que nadie le ha sabido enseñar cómo comportarse! Con estos cinco principios fundamentales puedes empezar a educar a tu perro, recuerda: con paciencia, positividad y perseverancia.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!
  • 439
  •  
  • 108
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    547
    Shares

1 Comment

  • Me parece todo muy bien, y entiendo que necesiten ejercicio, pero yo por ejemplo entro a las seis de la mañana a trabajar, o sea que a las cinco y media tengo que marcharme, no puedo sacarlo a las cinco de la mañana a correr o jugar durante media hora…..

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.