Cómo evitar el miedo del cachorro al veterinario

cachorroUna de las experiencias más traumáticas del cachorro es su primera visita al veterinario. Bajo ningún concepto se imaginan que van a ser vacunados y atravesados por un chip, con lo que ello supone: una de las primeras sensaciones que van a experimentar en su vida y nada agradable, el dolor. Por eso, es importante, que dentro de lo traumático de la historia, intentes como propietario hacerle las visitas lo más agradables posible.

Debes prepararte antes de salir de casa: muchos propietarios empiezan a sentirse nerviosos ante de ir a la consulta, y esto es lo último que debes hacer. Los perros sienten nuestra energía, por eso, trata de mantenerte calmado para transmitir a tu cachorro calma y seguridad.

A partir de aquí, te animo a que sigas estos consejos para prevenir el miedo del cachorro al veterinario:

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA

  1. Si vas andando al veterinario, felicidades, porque durante el paseo tu cachorro liberará la mayor parte de la ansiedad que ya tenga acumulada en casa. Evidentemente, si es la primera visita, llévalo en un bolso y deja que explore y huela el mundo desde el bolso. Si vas en coche, procura que el viaje no le provoque ansiedad: el coche debe ser para él algo agradable, por eso, a lo largo de su vida, debes evitar que los únicos viajes que haga en coche tu perro sea al veterinario, porque conseguirás que no quiere ni subir al coche. El coche debe asociarse con paseos, caminatas, etc, es decir, con actividades agradables para tu cachorro.
  2. Es fundamental lo que he comentado anteriormente: vayas andando o en coche, el cachorro debe haber liberado mucha energía mediante ejercicio físico y juegos para evitar la excitabilidad y ansiedad que provoca la visita al veterinario.
  3. Con la ayuda del veterinario, intenta que en cada visita, el cachorro pueda saborear una o varias de las exquisitas golosinas para perros, para que el cachorro asocie desde bien pequeño algo agradable en su visita al veterinario.
  4. Evita ir al veterinario solo en caso de urgencia. Al veterinario se debe ir para las vacunas pero también para sus revisiones, cada 6 meses a ser posible. De esta forma, no todo será desagradable.
  5. En todo momento, debes mantener una actitud tranquila y calmada. La relación con el veterinario también debe ser calmada, con un uso de la voz suave. Intenta no separarte de tu cachorro, tu presencia y caricias le calmarán y le darán seguridad.
  6. Intenta ir al veterinario aunque no tengas consulta para que tu cachorro no siempre asocie el lugar con algo malo. Por ejemplo, yo compro la comida de mis perros en la clínica veterinaria, y mis perros se sienten seguros y calmados al entrar. Si no tienes nada que hacer, no importa, entra y deja que tu cachorro explore y huela el sitio, y vete.

Cuando el cachorro asocie el centro veterinario con acciones que no siempre son desagradables, podrás prevenir el desarrollo de miedo o fobia a las visitas médicas.

Sandra Ferrer.
Creadora del Programa de Educación Canino «Cómo Educar a un Cachorro»

1 Comment

  • no puedo hacer q mi cachorro deje de orinarme toda la casa.
    Fue educado apenas llego a orinar en el patio. lo cual algunas veces pide para salir ,pero la malloria de las veces orina los marcos de las puertas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.