almohadillas perro

Cuidado con las almohadillas de las patas de tu perro en verano

En verano, las altas temperaturas provocan que ciertos materiales quemen considerablemente, por ejemplo, los que conducen saben lo que puede llegar a quemar el volante si ha estado expuesto al sol, ¿verdad? Pues algo así pasa con las almohadillas de las patas de nuestros peludos, que con ciertos suelos, llegan a sufrir heridas, irritaciones, grietas o lesiones debido a las altas temperaturas.

almohadillas perro

Por mucho que nuestro perro tenga las almohadillas con un buen callo, es muy común que ese callo se agriete, se irrite o se queme con la temperatura que llega a alcanzar el asfalto, y ya no digo un cachorro que aún tiene las almohadillas tiernas… así que vamos a explicar un poco los suelos que debes evitar en verano, y cómo proteger las almohadillas de tu perro para evitar lesiones que pueden pasar de molestas a dolorosas.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a tu Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Para empezar, yo siempre recomiendo que los paseos en verano se lleven a cabo a primera hora de la mañana y a última de la tarde, cuando el sol no aprieta tanto, pero hay situaciones y circunstancias que nos obligan a salir a la calle a pleno sol con nuestro peludo. En la medida de lo posible debes evitar el asfalto y los suelos de cemento, porque son los suelos que más absorben el calor: puedes hacer tú mismo la prueba al descansar tu mano sobre estos suelos.

Antes de salir de casa con tu perro, intenta realizar el recorrido siempre por la sombra y por suelos de tierra, césped, etc. Ya sé que muchas veces esto es complicadísimo, por eso, hay tiendas de mascotas que venden zapatos y/o botas para perros con tal de proteger sus patas evitando quemaduras. Este tipo de calzado es muy práctico y tan solo unos paseos dentro de casa con ellos acostumbrarán al perro a llevarlo.

Incluye en tu itinerario zonas húmedas, como fuentes, playas, etc. o llévate una botella de agua fresca y humedece sus patas de vez en cuando con tal de hidratarlas. Cuanto más hidratadas y menos resecas estén las almohadillas mejor protegidas contra quemaduras estarán. Es como cuando vas a la playa e intentas andar descalza sobre la arena… ¿dónde vas corriendo? Al gua, ¿verdad?

Algo muy beneficioso para mantener también las almohadillas hidratadas es untarlas con una crema hidratante especial. Esta crema se aplica antes de cada salida a la calle sobre las almohadillas protegiéndolas de quemaduras.

Si no has protegido correctamente a tu perro o cachorro y observas que sus almohadillas están rojizas, tienen grietas o lesiones no dudes en tratarlas. Primero, con un buen baño de agua y jabón, a poder ser agua fría para bajar la inflamación, y luego con una solución de alcohol y agua mezclada al 50% y con la ayuda de un algodón, aplica sobre las almohadillas para desinfectarlo. Si el corte es sangrante, no dudes en poner yodo.

Como ves, nuestros perros necesitan de nuestra alerta constante si queremos que se sienta a gusto y sin molestias y las almohadillas son, como nuestros pies, los grandes olvidados. ¡A cuidarlas!

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!
  • 630
  •  
  • 13
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    643
    Shares

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.