Perros familiares: características

El artículo de hoy lo voy a dedicar a los perros familiares, a esos perros que les encanta convivir en familia.

Y es que tener un perro va más allá de simplemente tener un compañero.

Para saber qué raza o cruces de razas son las más adecuadas para convivir en familia es importante tener en cuenta ciertos factores, sobre todo, si tienes niños.

En ese sentido, necesitas un perro que se adapte a la rutina de todos.  

Por lo tanto, es muy importante que antes de adoptar a un perro busques toda la información que puedas de la raza o del cruce de razas.

De esta manera lograrás tomar una decisión más acertada.

Recuerda que un perro necesita de tu tiempo, amor, cariño y mucha responsabilidad.

Si quieres adoptar a un perro es importante entender que se trata de un paso enorme.

Un perro no es un juguete que puedes usar unos días y luego regalar, es un compromiso para toda la vida y por ello es necesario que adoptes al perro perfecto que se adapte a tu familia.

Perros familiares: perros para la familia y los niños

Cada familia es diferente, debido a que algunas pasan mucho tiempo en casa, otras todo lo contrario.

Por tal motivo es importante que se adopte a un perro que sea capaz de seguir el ritmo o de evaluar qué tantos sacrificios y esfuerzos puede hacer el adoptante para cuidarlo de la mejor manera posible.

Es importante mencionar que no solo se trata de adoptar al perro más bonito de todos, sino que se ajuste a tu familia en todos los aspectos.

En realidad, es muy difícil mencionar algunas razas específicas, debido a que su carácter y comportamiento dependerá mucho de su educación, pero hay ciertas razas que son más familiares que otras y por eso son perfectas para los niños.

Aunque hay cientos de razas de perros, algunas son ideales para convivir con una familia que tiene niños. 

Razas de perros familiares

Ten en cuenta que estas razas que voy a listar son las que, por su temperamento, más se ajustan a las familias con niños.

Sin embargo, cada individuo tiene su propia personalidad.

Esta lista pretende ayudar a las familias a decidirse entre esas razas o cruces de razas (jamás olvidemos los perros mestizos: yo siempre he tenido perros mestizos) para una mejor convivencia.

perros familiares

Golden Retriever

Es una de las razas favoritas de muchas familias que tienen hijos en casa.

Esto se debe a que son perros con una paciencia enorme y pueden vivir fácilmente en pisos pequeños.

Sin duda, dos cualidades que los hacer ser los grandes favoritos.

Por supuesto, requieren de ejercicio moderado cada día para que puedan divertirse, hacer sus necesidades y al mismo tiempo prevenir la obesidad.

En términos generales es un perro dócil, sociable y muy inteligente.

Por lo tanto, son ideales compañeros para los niños y para las familias grandes.

Beagle

El tamaño del Beagle es perfecto para vivir en un piso, son dóciles, inteligentes y muy pacientes.

Ideal para familias que viven en apartamentos pequeños, gracias a su tamaño.

Tienen un gran olfato, son alegres y les gusta mucho jugar con los niños, nunca se cansan.

Son perros familiares y les gusta mucho el deporte.

Carlino 

El pug o carlino cuenta con una gran inteligencia y esto los convierte en otro de los muchos favoritos.

Es una raza que siente un gran apego por sus adoptantes y familia en general.

Se lleva muy bien con los niños, es divertido y con una personalidad única.

Es un perro que no requiere de mucho ejercicio porque es de energía baja, así que es recomendable para familias que suelen tener una vida sedentaria.

Bóxer

Son una raza que demuestra siempre un gran afecto por las personas que le rodean en su hogar y también con los más pequeños.

Son muy enérgicos y por eso necesitan actividad física cada día. 

San Bernardo

Es un perro bastante grande pero muy bondadoso, leal y tranquilo.

Le gusta mucho estar con los niños.

Por ser tan grande se recomienda tenerlos en espacios de igual tamaño para que puedan estar cómodos.

De igual manera, es importante que estén en climas templados o fríos, porque sufren de calor. 

Si es un perro cachorro la socialización en esa edad es importante debido a su gran tamaño al empezar a crecer.

Al igual que se evita que sea un perro territorial y que reaccione de alguna manera incorrecta. 

Galgo Español

Son perros muy tranquilos y por eso son una muy buena compañía.

Pueden ser un poco tímidos y por eso no son tan confiados.

A pesar de todo es un perro muy dulce y con una gran fidelidad por su familia.

Cavalier King Charles Spaniel

Son una raza alegre, dulce, atenta y excelente cuidador de los niños.

No son tan activos como otros perros, pero aún así necesitan salir de vez en cuando. 

Ideal para familias más sedentarias.

Vizsla

Esta raza es también llamada Braco Húngaro, son perros muy veloces y con un excelente olfato.

Son muy fieles y muy apegados a su familia.

Se llevan bien con otros perros y también con los niños. Requieren de ejercicio diario. 

Dálmata

Son una raza alegre, cariñosa y, sobre todo, muy enérgica, recomendable solo a familias con mucho tiempo y muy activas

Les encanta divertirse y jugar con los niños y, por eso, es importante que se disponga de suficiente tiempo para hacerlo.

Si eres activo y te gusta el deporte, el dálmata es la raza ideal para tu familia.

Collie

Es un perro de gran instinto familiar y buen amigo de los niños.

Tienden a ser muy protectores, pero eso hace que sean excelentes guardianes de la familia.

Son muy leales, inteligentes y quieren mucho a los niños.

Con ellos son muy protectores.  

Terranova

Son muy amables, tranquilos y les encanta estar rodeado de la familia y niños.

Aunque es un perro de gran tamaño, son muy calmados y leales. 

Bull Dog

Aunque su aspecto llega a ser un poco robusto, es un perro ideal para los niños.

Es muy dócil, buen amigo y muy leal.

Se lleva bien con otros animales en casa y puede vivir tranquilamente en espacios pequeños, es decir, en un departamento.

Eso sí, solo es recomendable para familias poco activas.

Labrador

El labrador es un perro muy afectuoso, les gusta estar al aire libre, correr y jugar.

Sobre todo, les gusta mucho el agua y nadar.

Son perros con una alta cantidad de energía, por lo que es recomendable solo para familias activas que gusten de hacer muchos planes al aire libre.

Son una raza perfecta para un hogar. 

Schnauzer

Se lleva muy bien con la familia.

Son una raza elegante, robustos y muy ágiles.

Son además unos perros con una gran inteligencia y lealtad. 

Caniche o Poodle

Existen diferentes variedades del caniche y cualquiera de ellas es perfecta para las familias que tienen hijos.

La raza pequeña es ideal para niños, pero no solo por eso, sino que son perros hipoalergénicos, es decir, que no suelen dar alergia.

En ese sentido, son perfectos como mascota familiar.

Son inteligentes, activos y fáciles de educar.

Perros mestizos

Estos perros, por no ser de raza pura, muchas veces no son adoptados y son los que verdaderamente necesitan un hogar, amor y cariño.

Adoptar a un perro mestizo no solo le cambiará su vida y futuro, sino que cambiará la tuya.

Normalmente son perros incondicionales y muy cariñosos por lo que es perfecto para una familia y más si tienen niños. 

perros familiares

Beneficios de los perros familiares con niños 

Cuando la familia tiene niños sin importar la edad que tengan, adoptar a un perro trae consigo muchos beneficios.  

Responsabilidad

El vínculo tan grande que se crea entre un perro con un niño hace que se transmitan valores importantes como son: cuidarlos, darles de comer y jugar con ellos.

Cuando los niños van creciendo poco a poco las responsabilidades pueden también ir aumentando para cuidar a su mascota como debe ser.

Por ejemplo, que les cambien el agua para que siempre beban agua limpia y fresca, darles de comer, cepillarles su pelaje, entre otras responsabilidades. 

Autoestima

La relación estrecha que nace entre un perro y un niño los ayuda a elevar su autoestima, debido a que el niño se siente querido por su mascota y valorado.

Recordemos que el amor de un perro es incondicional y los niños lo sienten. 

Interacción de amor

Entre los perros y los niños hay una gran empatía.

Tener un perro y cuidarlo crea sentimientos inocentes pero muy importantes y poderosos.

Los perros les enseñan a los niños qué es el amor sin condiciones y sin ningún tipo de prejuicio.

La relación que se crea en ambos aporta seguridad al niño en caso de que sus padres o responsables no estén presentes.

Un perro es para los niños un ser que los cuida y los protege. 

Otros beneficios, son: 

  • Los ayudan a socializar con otros niños y personas. 
  • Estar en compañía de un perro hace que la sensación de felicidad aumente. 
  • Desarrollan la curiosidad, aprendizaje y la creatividad. 
  • Los niños sienten mayor empatía y respeto por los demás. 
  • Les gusta participar más en actividades deportivas. 
  • Disminuyen el sedentarismo debido a que los niños estarán siempre muy activos. 
  • El sistema inmunológico se fortalece. 
  • Les brindan amor, ternura pero, sobre todo, su compañía. 
  • Aumenta y mejora la convivencia familiar, debido a que muchas veces se pasa tiempo de calidad al jugar con un perro. 
  • Disminuye el estrés, lo que permite que los niños sean más tranquilos.
  • Mejora la destreza motora, el habla, la memoria y la atención. Esto, sobre todo, en niños que han tenido problemas en su conducta.  

¿Qué tener en cuenta antes de adoptar a un perro? 

Antes de dar el paso de adoptar a un perro es importante que cada familia entienda el gran paso que eso significa.

Los perros son seres vivos, sienten y merecen respeto y cuidado.

En ese sentido, si la familia solo tiene un capricho, es mejor considerar la adopción. 

No obstante, si están listos y tienen el tiempo y recursos para darle un hogar a un perro, es necesario cuidar ciertos aspectos antes de la tan importante decisión.

Como futuros adoptantes es importante ser responsables por su bienestar y lo mejor es evaluar si de verdad pueden asumirla. 

  • Espacio suficiente: 

Cuando la familia vive en una casa pequeña no es recomendable adoptar a un perro grande.

Lo recomendable es que sea un perro que se adapte al espacio que se tenga disponible para que pueda ser feliz.

En caso de que aún así se opte por una raza de mayor tamaño, la responsabilidad es mayor, debido a que es necesario sacarlos de paseo cada día para que hagan ejercicio y tengan momentos de recreación durante el día. 

  • Tiempo para dedicarle: 

Sin importar la raza o el tamaño del perro, todos necesitan tiempo por parte de su adoptante y de toda la familia.

Los perros necesitan atención, juegos, caricias y sus paseos diarios. 

  • Energía del perro: 

Si el perro tiene mucha energía se debe evaluar si la familia puede seguir su ritmo.

Por lo tanto, debes preguntarte si quieres un perro tranquilo o más activo. 

  • Su raza: 

Las razas antes mencionadas son las más adecuadas para las familias que tienen niños, pero es importante mencionar que todas tienen rasgos en su carácter que no se deben pasar por alto.

Cuando hay niños en casa lo que debe predominar en el perro es su paciencia y tolerancia. 

  • Educación:

Si se trata de un perro cachorro, es la edad ideal para cuidar su educación.

Ellos necesitan aprender a hacer sus necesidades en el lugar correspondiente, socializar con otros perros y personas y obedecer a las órdenes de su adoptante.

En ese sentido hay que tener tiempo para hacerlo con constancia y disciplina, siempre de la mano del refuerzo positivo para que el aprendizaje sea exitoso. 

Nota: Un punto final pero realmente importante es que el perro esté vacunado y desparasitado.

Para ello, es necesario que desde el primer momento pueda llevarlo con el médico veterinario para cuidar su salud y garantizar que está bien para convivir con las personas. 

Por otro lado, es importante que las familias que tienen hijos enseñen que el perro merece respeto y que no sean molestados cuando es la hora de dormir o de comer. 

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.