por qué el perro está eufórico al ver a su dueño

Por qué el perro se muestra eufórico cada vez que vuelves a casa

Ya pasen ocho horas o un mes que nadie te dará mejor bienvenida que tu perro: saltará, dará vueltas, te rodeará, ladrará, gemirá, se lanzará a tu cara… ¿Te suena? No se trata de alegría, se trata de la felicidad absoluta al verte. ¿Por qué tu perro reacciona de forma tan eufórica? Pues la ciencia ha estudiado este comportamiento y ha dado con conclusiones muy interesantes.

por qué el perro está eufórico al ver a su dueño

La verdad: nos encanta recibir tanta atención por parte de nuestro peludo. ¿Hay alguien en casa que te reciba mejor? Pero debemos confesar que esa reacción es desproporcionada. Entonces, ¿a qué se debe?

Ya sabemos que los perros tienen una inteligencia emocional como la de un niño humano de 2 años. Esto significa que es capaz de sentir miedo, alegría, tristeza, celos, … Pero, como pasa con un niño de 2 años es incapaz de ir más allá de las emociones y razonar sobre ellas. Siente pero no es capaz de cuestionarse sobre esos sentimientos y emociones.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

También sabemos que el perro es un animal muy social que se organiza en manadas. Bien, los últimos estudios demuestran que los perros saben que los humanos somos una especie diferente a ellos, sin embargo, tantos años de evolución paralela con el ser humano, ha hecho que aunque seamos diferentes especies nos vean y sientan parte de su propia familia. Tanto es así, que llegan a formar vínculos como los que forman los padres con sus hijos.

Las manadas de perros funcionan como un todo en el que cada miembro tiene su rol, pero todos van en una misma dirección. Todos sus miembros van juntos de caza, juegan juntos, y si alguien desea tomar iniciativa para ir por su cuenta, el resto lo acepta como algo natural.

Sabemos también que los perros no entienden de temporalidad. Esto significa que viven el presente, olvidan el pasado y no se preocupan del futuro. En ese sentido, cuando tú sales por la puerta, tu perro no sabe si volverás. Por contra de lo que pasa con una manada de perros salvaje que las decisiones se toman libremente por parte de sus miembros, en casa tu perro no puede tomar esas decisiones. No puede decidir el poder acompañarte al trabajo, a la compra o donde quiera que vayas. Simplemente, ve como sales por la puerta, le obligan a quedarse en casa encerrado y con la incertidumbre de si hoy será el día en que vuelvas de nuevo o no vuelva a verte jamás. Para él es totalmente antinatural.

¡Y resulta que vuelves en unas horas! ¿Entiendes la alegría exacerbada de tu perro? Pero, es que a esto hay que sumarle otros factores: ha estado solo durante horas, totalmente aburrido, sin apenas actividad física, sin ninguna motivación… Que tú vuelvas a casa, no solo es una alegría porque vuelve a verte, sino porque vas a proporcionarle también otras motivaciones: compañía (indispensable en un animal tan social que por naturaleza siempre está acompañado), afecto, juegos, actividad física…

En las manadas de perros salvajes, los perros que vuelven a sus familias son recibidos por sus miembros con lametones en la cara. Estos lametones no solo ayudan a estrechar los lazos afectivos de los miembros de una manada, sino que con los lametones también extraen información de dónde ha estado, con quién ha estado, etc. Es por eso que tu perro, cuando te saluda, tienen tanta necesidad de lamerte la cara, pegando esos saltos de alegría.

Como ves, la felicidad tan exagerada de tu perro al volver a verte está totalmente justificada, y el saludo con lametones es algo necesario para él, así que deja que disfrute de ese ritual y aprovéchate de alguien que realmente te ha echado de menos y que se alegra de verte de corazón.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!
  • 3.6K
  • 26
  • 56
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    3.6K
    Shares

12 Comments

  • Hola Sandra,

    Tal y como me sugeriste, te envío mi comentario. Muchas gracias por tu reporte “Las 7 Claves para Educar a un Cachorro con Éxito”. Me ha ido muy bien!! He decidido escribirte en este post porque es el que más se adapta a lo que le pasa a mi cachorro: Se pone contentísimo, es cierto,

    No obstante, se pone contentísimo pero es incapaz de lamer o dar besitos como todos!! Su alegría solo la demuestra mordiendo. Tengo los brazos y piernas llenas de moratones y, además, de no inhibir la mordida, ni siquiera controla la fuerza de ésta. Me tiene desesperada. No puedo acercar mi mano a él para acariciarle sin recibir un mordisco!!

    La veterinaria, también desesperada, me ha aconsejado que lo lleve a un par de clases de adiestramiento de mascotas específicas para la inhibición del mordisco.

    Es el cuarto pastor alemán que tengo y nuca me había pasado esto. ¿Por qué no me da besitos como todos los perros?!!! He intentado, como aconsejas, el refuerzo positivo, cada vez que se deja acariciar sin morder o deja de morder, le doy una bolita. ¿Y qué hace? Muerde más esperando que cuando pare le dé otra bolita!!! (Tonto no es…) Entonces me aparto, le doy la espalda, etc. etc.etc… Pero nada…

    Gracias por todo,

    Mertxe

  • Me.sirvió muchísimo!!! Muchas gracias!! Boby caniche toy de 3 1/2 meses ya hace sus necesidades en una hoja de diario,responde a las órdenes quiero,echado y hoy camino 2 cuadras sin correa y junto.

  • Es maravillo poder leer estos artículos tan interesantes
    Porque en realidad mis tres cachorritos son parte esencial en mi vida y en mi casa los amo

  • Es maravilloso leer estos artículos
    Tengo tres adorables perros a los cuales amo con todo mi corazón y son parte esencial de mi vida

  • Muchas gracias por tan interesante artículo! Me surgen dudas a cerca de la inexistencia del concepto de temporalidad en los perros… es decir, que ellos no comprenden la diferencia entre tiempos cortos, medios o largos? Hay alguna forma de enseñarle que “papá” regresará a casa “en unas horas” o “en la tarde”, por ejemplo? Tengo en casa un perro maltes de 21 meses y una perrita mestiza de 15 meses. Ella se pone muy ansiosa y triste (se esconde bajo el sofá) cuando mi esposo sale a trabajar diariamente. También suele recibir a todos como una loquita, saltando insistentemente, oliendo las zonas íntimas y, algunas veces, tratándo de alcanzar con su hocico los ojos de las personas!
    Mi esposo y yo, cuando salgo, solemos alegrarnos mucho y saludarlos muy cariñosamente, pero entiendo que puede ser molesto para algunos extraños o incluso algo peligroso, si se abalanza sobre un niño o anciano.
    Se que debemos llevarla a entrenamiento, aumentar su actividad y/o llevarla donde un etólogo…podrían por favor darme algunas recomendaciones sobre que podemos hacer en casa para ayudarle (no quisiéramos tener que ignorarle al regresar a casa, como he leído en internet) y qué tipo de ayudas específicas necesita? Muchas gracias de antemano!

    • Exacto, es imposible enseñar a un perro que su humano volverá en unas horas. Ellos no entienden de temporalidad, de ahí que te saluden con tanta euforia aunque hayan pasado 30 minutos…

  • Entonces…¿cómo saben cuándo sábado, domingo o día laborable? ¿Cómo sabe que el fin de semana va a salir más tarde y no “molesta” a las 7 de la mañana como los demás días para que lo saques? ¿Por qué se pone nervioso a determinadas horas cuando sabe que es la hora de que alguno de nosotros regrese a casa?

  • Interesante el artículo… solo que quedé con penita por pensar en lo triste que se quedan esperando sin saber del tiempo en esa incertidumbre sin fin. Genial leer la experiencia de los demás y así saber que no soy la única que pasa por eso. Tengo 5 perritos, (4hembra 1macho) claramente son una manada, y son súper bien portados, yo salgo a dar una vuelta con ellos y sin collar y la comunicación con ellos es espectacular hasta mejor que cuando los paseaba con collar – que por el contrario se desesperaban más, tiraban y se enredaban enteras entre las correas. Pero lo único que no he podido controlar justamente es el recibimiento… es EXACERBANTE! Yo también trabajo con horario de 8 horas. Es lamentable.. que ganas de estar todo el día echadita con ellas “vida de perros”, pero no se puede. Ahora lo más increíble es que distinguen perfectamente el Sábado y Domingo de la rutina de Lunes a Viernes, tal como leí más arriba; y dejan dormir hasta un ratito más. Son exquisitas, las adoro pero necesito ayuda con el recibimiento… que me botan a besos, aullidos, gemidos y ladran al mismo tiempo. Como se les educa en este caso? He visto en el canal de domador de perros, cuando César Milan entra a sus refugios de perros y no lo reciben de tal modo.

Deja un comentario