perro se vuelve loco tras el baño
@tuskthedog

¿Por qué los perros se vuelven locos tras el baño?

Hay incluso perros que se vuelven locos antes, durante y después del baño, sin embargo, lo que sí es un comportamiento común en casi todos los perros es la conducta una vez salen del baño. Te sonarán las sacudidas, los restriegues por todos lados, las carreras interminables… Como si tuvieran un petardo en el culo…. ¿Por qué esta locura?

perro se vuelve loco tras el baño
@tuskthedog

Sucede en la mayoría de perros, incluso en aquellos que se portan muy bien durante el baño, pero una vez finalizas el baño y te dispones a secarlo… entra en brote: innumerables sacudidas, carreras imparables sin una dirección concreta, restriegues contra la toalla y todo lo que pille (paredes, sofás, etc.). Es tanta la energía que agota, que queda realmente agotado.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Este brote de locura la debemos buscar en la ansiedad que desarrolla el perro antes, durante y después del baño. Hay pocos perros que disfruten de un baño relajante. A la mayoría de perros un baño supone un engorro: agua, champú, un olor que a nosotros nos encanta pero que ellos detestan, el secador que es de las peores cosas… Y todo ello provoca un estrés y una ansiedad que, una vez se ve “liberado” agota esa energía entrando en “brote”. Hay incluso perros a quienes les entran muchas ganas de ir al baño y enseguida hacen caca.

¿Cómo podemos reducir esta locura?

  • Agota a tu perro realizando juegos con él o dándole un buen paseo antes del baño, de esta forma, entrará ya con menos energía.
  • Procura que el baño sea una actividad relajante. Si no te ves capaz sol@ pide ayuda a alguien más. Si sois dos seguramente el baño será más organizado y divertido.
  • Cuida la temperatura del agua y elige un champú específico para perros. Cuanto menos te guste el olor a ti, menos le molestará a tu perro. Los olores fuertes de perfume son molestos para nuestros peludos, de ahí que, se restrieguen muchas veces sobre tierra, césped o alfombras para impregnarse de otros olores y quitarse encima el “bueno”.
  • Elogia a tu perro cuando se mantenga calmado durante y después del baño, incluso, le puedes recompensar con alguna golosina para reforzar esa conducta de calma.
  • Seca concienzudamente a tu perro. Si no lo haces y el perro siente que aún tiene humedad, no parará de sacudirse (pelos por todos lados) y restregarse por donde pueda.

¡Feliz baño!

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.