trucos educativos para perros

10 trucos educativos que pueden salvar la vida a tu perro

Los trucos de obediencia básica son fundamentales para educar a un perro.

Muchos ven en los trucos de obediencia básica una forma de enseñar cosas graciosas a los perros.

¡Mira lo que le he enseñado a hacer! Y está muy bien, porque enseñar trucos no solo ayuda a estimular mentalmente al perro, educarle y fortalecer el vínculo entre perro y propietario, sino que muchos de ellos pueden salvar literalmente la vida a tu perro.

trucos educativos que pueden salvar la vida de tu perro
@jessicaatrinhh

Es muy gracioso enseñar al perro a dar la pata, dar la vuelta sobre sí mismo o que se tire al suelo cuando hacemos que le disparamos, sin embargo, es de vital importancia enseñarle una serie de trucos para trabajar la confianza en casos de emergencia, como por ejemplo, que no salga disparado tras otro perro o gato y evitar así que le atropellen.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

10 trucos educativos que pueden salvar la vida a tu perro:

Siéntate

Es una de las órdenes más básicas y más fáciles de enseñar y aprender.

Con esta orden el perro aprende a que debe sentarse y permanecer relajado hasta que se le indique lo contrario.

Como propietario, cuando enseñes esta orden a tu perro lograrás que se comporte en diversos lugares y evitarás que se pasee intranquilo allá donde vayas con tu perro teniendo que estar pendiente permanentemente de él.

Túmbate

Es otra de las órdenes más básicas, y como la anterior, el objetivo es que el perro se quede quieto y relajado en una posición más cómoda.

El perro debe aprender a que debe permanecer en esta posición hasta que tú le indiques lo contrario.

Se utiliza, por ejemplo, cuando el perro está nervioso ante un bullicio de perros y niños en el que pueda haber algún problema.

O cuando esté suelto sin correa y pueda escapar sin pensarlo dos veces.

Esta orden relajará a tu perro y entenderá que no puede hacer lo que se le antoje en cualquier momento con el peligro que puede conllevar ese comportamiento.

Quieto

Esta orden es muy parecida a las dos anteriores, sin embargo, se utiliza también cuando están en esas posiciones.

Por ejemplo, ante un estado de nerviosismo o excitabilidad por parte del perro, puede que esté sentado o tumbado pero con el ademán de salir corriendo en cualquier momento.

Con el comando quieto, estás recalcando al perro que quieres que se mantenga en esa posición, lo cuál ayudará a relajarlo, eso sí, sin olvidar reforzarle esa conducta con una buena recompensa.

Ven

Enseñar a tu perro a acudir a la llamada es fundamental por muchas razones.

Pero una de las más importantes es velar por su seguridad.

Se usa, por ejemplo, cuando quieres apartarle de la carretera cuando viene algún coche, o viene un perro agresivo  con no muy buenas intenciones y quieres evitar una pelea, etc.

Déjalo

Esta orden es muy importante para evitar sobretodo envenenamientos u objetos peligrosos para el perro. Si educas a tu perro con la orden de dejar, evitarás muchos disgustos, sobretodo, si es un perro que suele ir suelto por el campo, bosques o playas donde, por desgracia, los humanos solemos dejar cosas tiradas sin pensar en las consecuencias.

Con la orden de dejar, enseñas a tu perro a que no debe ni acercarse al objeto que le tienta.

Practica en casa con diferentes objetos e incluso con comida, sentando a tu perro ante éstos, y evitando en todo momento que se acerque utilizando este comando.

Suéltalo

Como pasa con el anterior caso, esta orden puede evitar envenenamientos o incidentes tóxicos.

Esta orden se utiliza cuando el perro ya tiene el objeto en la boca y quieres que lo libere.

Como ves, muy importante para salvar su vida.

Espera

El comando de esperar se utiliza cuando el perro está suelto sin correa y anda a tu lado.

Si no sabes lo que hay a la vuelta de la esquina o de un camino, puedes utilizar la orden de esperar para que tu perro se quede en el sitio mientras compruebas que no hay peligro.

Aquí

Esta orden se utiliza cuando queremos que nuestro perro, que va sin correa, se mantenga a nuestro lado.

Con esta orden el perro aprende a estar pegados a nosotros.

Es muy útil cuando paseamos con él entre mucha gente o con peligros cercanos como coches.

Tu perro debe aprender que cuando dices aquí no debe separase de tu lado.

Mírame

Esta orden es muy útil para descentrar al perro de algo en lo que esté enfocado.

Por ejemplo, pasa un gato y sabes que tu perro se muere por perseguir a un gato. Con esta orden lograrás que tu perro enfoque su atención en ti.

Su nombre

El uso de su nombre, al igual que el comando anterior, puede utilizarse para desenfocar la atención del perro.

Siempre debes utilizar el nombre de tu perro para establecer confianza.

Como ves, son 10 órdenes muy básicas que debes enseñar a tu perro como medidas preventivas para evitar incidentes.

Con las órdenes de obediencia básica el objetivo principal no es que tú te cuelgues medallas de todo lo que has conseguido que tu perro aprenda, sino todo lo contrario, conseguir evitar incidentes que puedan incluso costarle la vida a tu perro.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!
  • 250
  •  
  • 22
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    272
    Shares

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.