no llamar al perro por su nombre para regañarlo

Por qué no llamar a un perro por su nombre para regañarlo

Es una costumbre utilizar el nombre de nuestro perro para comunicarnos con él, igual que utilizamos el nombre para comunicarnos con las personas para que nos presten atención o hacerles saber que el mensaje va dirigido a cierta persona. Sin embargo, en el caso de los perros, utilizar su nombre  de mala forma puede llevar a que éste presente problemas de conducta.

no llamar al perro por su nombre para regañarlo
@winstonthewhitecorgi

En un perro, el nombre solo debe utilizarse única y exclusivamente en situaciones positivas. Esto significa que nunca debemos utilizarlo para regañarle, ¿por qué? Porque empezará a asociar su nombre con regañinas y cuando quieras llamarle para que te preste atención o para que venga a ti, conseguirás el efecto contrario, o que te ignore o que se aleje.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Por poner un ejemplo: el caso de perros que se escapan. Venga llamar al perro y venga llamar al perro para que no huya, sin embargo, cuando vuelve a casa, ¿qué hacemos? Le regañamos. El perro unirá su nombre a la regañina, por eso, siempre que se escape, lo que hará es huir para evitar esa regañina.

Te esfuerzas en educar a tu perro a que acuda a la llamada, sin embargo, si utilizas su nombre para regañarle sobre algún mal comportamiento, tu perro no acudirá si es por el nombre.

¿Qué tenemos que hacer? En caso de malas conductas, debemos acercarnos al perro sin llamarlo y utilizar el NO o el SHHH. Es importante el contacto visual para que tu perro entienda que no nos ha gustado su comportamiento y, por contra, unir siempre su nombre a mensajes y tonos de voz positivos, a recompensas, de esta manera, favorecerás también que cuando llames a tu perro por su nombre acuda a ti sin dilaciones. ¿Que tu perro está lejos y necesitas llamarle la atención? Utiliza el SHH que también se oye, o llámalo por su nombre e ignora esa mala conducta. No olvides reforzar, eso sí, la conducta de haber venido a ti cuando le has llamado.

Debemos evitar confundir al perro, muchas veces lo hacemos sin pensar. Un miembro de la familia, lo hace bien, pero otro no. Entonces el perro, ante las dudas, preferirá no acudir cuando le llaman para evitar ser regañado. En este sentido y en todos los aspectos educativos que conciernen al perro, debe haber consenso familiar en casa para evitar crear confusión en el perro.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!
  • 465
  •  
  • 36
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    501
    Shares

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.