peligros de la Navidad con perro

Los adornos de la Navidad: un peligro para el perro

Las fiestas navideñas suponen en la mayoría de los hogares un cambio en cuanto a decoración se refiere.

Hay hogares que solo ponen el árbol, otros añaden el belén o solo ponen el belén, y otros hogares incluyen muchos motivos navideños que ambientan agradablemente el hogar: espumillón, luces, bolas, etcétera.

peligros de Navidad en perros
@simonthejackchi

Cuidado con los adornos de Navidad

El perro no suele perder detalle de todos estos cambios y la curiosidad suele jugarle malas pasadas: alguna descarga eléctrica por morder los cables de las luces, algún corte al querer jugar con las bolas del árbol, lesiones internas por tragar objetos que no debe…

Los incidentes y accidentes que puede sufrir un cachorro en las Navidades son múltiples, por ello, como responsable debes velar por la seguridad del perro, evitando que pueda acceder a los motivos navideños que puedan provocarle algún perjurio.

¿Qué cosas debes tener en cuenta a la hora de decorar tu casa si convives con un perro?

La planta de Pascua

Mantén la planta en un lugar elevado donde el cachorro o perro no pueda llegar.

La savia de esta planta puede intoxicarle y crearle irritaciones en la boca. En el Blog de Uma te cuentan detalladamente todo lo que entraña la bonita pero peligrosa Flor de Pascua.

Ojo también con el muérdago y el acebo.

El árbol de Navidad

Cambia el árbol de Navidad gigante de todos los años por uno más pequeño que puedas poner en un lugar elevado.

Las bolas pueden romperse y el cachorro cortarse (tanto externamente como internamente si se tragara algún trozo), las luces pueden provocarle alguna descarga o incluso electrocutarse, el espumillón puede atragantarle y provocarle un ahogo, etc.

Las figuras de chocolate

Yo soy de las que cuelga figuras de chocolate en el árbol.

Mucho cuidado con las figuras, puesto que el chocolate es un tóxico muy potente que en grandes cantidades podría matar a tu cachorro.

Mira de ponerlas en un lugar más elevado, o bien, sírvelas en una bandeja aparte.

También aprovecho para llamarte la atención en otros alimentos: los dulces, los turrones, el alcohol, etc. son para nosotros, no para el cachorro. Todos éstos solo provocarían daños importantes en el cachorro.

Cintas, lazos o serpentinas

En perros y cachorros muy hiperactivos también pueden suponer el ahogo o atragantamiento si lo masticara y tragara.

Velas

Las velas son un elemento decorativo muy atractivo pero puede suponer un desastre si el cachorro se lanzara sobre ella o le diera un golpe con la cola.

El fuego podría expandirse con rapidez, por tanto, muy lejos del alcance del cachorro.

Petardos o fuegos artificiales

Antes de la llegada de la máxima expresión de estas fiestas, un petardo o el ruido de los fuegos artificiales pueden suponer un trauma enorme para tu cachorro que le va a condicionar por el resto de su vida.

Intenta acostumbrarle a un menor volumen a estos sonidos. Puedes conseguirlos en Internet.

Es mejor que le suenen de algo, que encontrarlos de golpe y a un volumen fuerte cuando menos se lo espere.

Aunque tengas en cuenta todos estos consejos, es recomendable que también eduques al cachorro.

Siempre que veas que se acerca a un sitio que no debe, regáñale con un NO o con un SHH firme y recompensa que se dedique a jugar con sus juguetes.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

1 Comment

  • saludos desde Machala – Ecuador mi familia y amigos admiramos mucho el pregrama y la web..
    tengo un bulldog ingles de 6 meses y tus consejos a servido de mucho.. GRACIAS OR LA INFORMACION SERVIDA AL PUBLICO GENERAL

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.