peligros en casa para tu perro

Peligros diarios que pasan por alto en casa al alcance de tu perro

En ocasiones, un despiste puede acarrearnos un disgusto enorme, y es que a veces pasamos por alto muchos peligros que están al alcance de nuestros perros.

Acostumbramos a dejar a nuestros perros solos en casa sin tener en cuenta que a su alcance hay serios peligros que incluso le pueden costar la vida.

Especial cuidado debemos tener en aquellos perros que suelen sufrir de ansiedad al quedarse solos en casa y tienden a hacer destrozos para liberar esa ansiedad, ya que son los perros con más papeletas al sufrir percances en casa.

Para ponerte un poco en situación, vamos a listar los más comunes.

Cables

No te puedes imaginar la cantidad de perros que han fallecido a causa de asfixia al enredarse en los cables o electrocutados al morderlos, sobre todo en cachorros.

Si nos paramos a pensar tenemos cables por toda la casa: el cable de la lámpara, de la televisión, del ordenador, del radiador…

Y cada uno de ellos debe protegerse en una casa donde hay perros con tal de que éstos no accedan a morderlos o a enredarse con los mismos.

Pon atención en la disposición de los cables en tu casa y organízalos y protégelos para evitar un disgusto con tu perro.

Plantas

Intoxicarse con una planta es mucho más común y fácil de lo que imaginamos.

Hay plantas inofensivas pero hay plantas que pueden ser letales para un perro que intente morderlas.

Si tienes un perro que cuando se queda solo tiende a hacer destrozos en casa, pon mucha atención en las plantas.

Para evitar sustos, intenta mantenerlas lejos de su alcance, en ubicaciones elevadas o colgadas del techo.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a tu Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Cubo de la basura

El cubo de la basura suele ser un problema recurrente para muchos adoptantes que ven cómo su perro esparce todo su contenido y se lo encuentran cuando llegan a casa.

En el interior del cubo de la basura puede haber desde objetos cortantes a objetos que puede trgar y quedarse obstruidos en garganta o intestinos, a alimentos tóxicos…

Sin duda, el cubo de la basura es un compendio de problemas de salud para el perro, así que siempre debe permanecer bajo llave en un armario de la cocina.

Medicamentos

¡Cuántas veces solemos dejar medicamentos olvidados sobre una mesa!

Las prisas no suelen ser buenas compañeras pero un olvido de este calibre puede ser muy perjudicial para nuestro perro.

La intoxicación por medicamentos puede suponer una enfermedad crónica o incluso la muerte del animal.

Ventanas abiertas

¿Cuántas veces hemos escuchado hablar sobre el perro que cayó desde un balcón o ventana?

Y es que nuestros peludos no son conscientes del peligro que conlleva una caída a gran altura.

Jamás deben dejarse las ventanas abiertas si dejamos a nuestros perros solos en casa.

Podemos creer que no serían capaces de tirarse, sin embargo, las ganas por querer venir con nosotros, o el simple hecho de ver un gato al que querer dar caza puede ser un problema vital para nuestro perro.

Objetos pequeños

Incluso dependiendo de qué tipo de juguetes para perros pueden llevarnos a un disgusto enorme.

Como he comentado, el hecho de morder o roer objetos puede ser una vía de escape para la ansiedad que muchos perros sufren cuando se quedan solos en casa.

El problema que se presenta es cuando ingieren piezas pequeñas de objetos que pueden quedarse atascadas en su interior.

Aún recuerdo cómo el perro de una vecina dejó de comer de un día para otro y cuando la llevó al veterinario descubrió por sorpresa que la razón era una pelota pequeña que había tragado y que se había quedado atascada en su intestino delgado.

Las colillas de un cenicero o un paquete de tabaco

¿A que no se te ha pasado por la cabeza nunca que un perro pudiera ingerir las colillas de un cenicero o un paquete de tabaco?

Como he dicho, la ansiedad puede llevar a un perro a comer prácticamente aquello que se le pase por la cabeza.

El tabaco es uno de los peligros más olvidados por los adoptantes y a la vez más peligrosos, ya que su toxicidad puede llevar a un paro cardíaco en el animal tras su ingesta.

Como ves, no podemos obviar nada en nuestro hogar.

Estos ejemplos son los más comunes, pero mucho ojo con dejar otros a su alcance como productos químicos (el cubo de la fregona con detergentes, lejía, salfumán, amoniaco, etc.), chocolate, golosinas con xilitol, alimentos, etc.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.