regalar un cachorro o perro

Regalar un perro: dónde adoptar o comprar

regalar un perroCon la llegada de la Navidad, muchas personas se plantean la opción de regalar un perro.

Normalmente se regala a su pareja, hijos o amigos, un regalo muy poco afortunado, pues un 63% de los cachorros o perros que se regalan en Navidad son abandonados a corto plazo.

¿Las razones? El perro se mea por todo, el perro muerde y destroza los muebles, suelta mucho pelo y deja la casa perdida, no para de ladrar, etc.

Un perro como regalo

Hay una equivocada y desafortunada tendencia a regalar un cachorro o perro como si de un juguete se tratara.

Seguramente, la familia que lo reciba lo recibirá con gran ilusión, sin embargo, no es un peluche inerte, es un ser vivo con sentimientos que necesita ser cuidado, educado y alimentado, y cuando la responsabilidad de tenerlo supone tiempo, supone dinero, supone paciencia, etc., es cuando la familia decide deshacerse del mismo.

Nunca entenderé cómo alguien puede llegar a abandonar a un cachorro o perro.

Quizás porque esa persona no sepa que un perro es capaz de crear un vínculo con su propietario muy parecido al que crea un hijo con su madre y que es capaz de sentir dolor, tristeza, soledad, ansiedad, etc. cuando se ve separado de golpe de la familia con la que convivía.

Regalar un perro tiene que ser un acto de amor y de responsabilidad, teniendo toda la seguridad de que la familia que lo va a adoptar va a ser capaz de cumplir con la responsabilidad de educarlo, alimentarlo, cuidarlo, llevarlo al veterinario, etc.

Si estás completamente seguro de que la familia que va a recibir al perro o cachorro como regalo es la adecuada, es importante que tengas en cuenta estas pautas:

No regales nunca un perro porque la persona destinataria lleve tiempo enamorada de una raza concreta.

Cada persona individual tiene un perfil concreto y un estilo de vida que puede que no tenga nada que ver con la raza de la que está enamorada.

Por ejemplo, si la persona a la que vas a regalar el perro es una persona sedentaria, que apenas hace ejercicio y solo camina cuando va a comprar el pan, y está enamorada de un Dálmata, olvídate de que esa relación funcione.

El Dálmata es un perro que necesita muchísimo ejercicio físico diario, porque es un perro de energía alta.

Si, por ejemplo, en la familia hay niños, el Chow-Chow no es una raza de perro adecuada.

Así podría ponerte muchos ejemplos, pero mejor, consulta el apartado de razas de perros para conocer el tipo de energía de cada raza de perro y sus características.

Equivocarnos en este aspecto puede llevar a una convivencia horrorosa y, por ende, al abandono del perro. Si no tienes clara la raza de perro a elegir, puedes tenerlo más claro con la “Guía para elegir el perro perfecto

No compres el cachorro en una tienda de mascotas

Más del 90% de cachorros que se venden en las tiendas de mascotas provienen de una fábrica de cachorros ilegal.

Son cachorros destetados y separados tempranamente de la madre, viviendo en condiciones higiénicas y sanitarias penosas, con una cartilla veterinaria falsa, por lo que serán perros más enfermizos y más difíciles de educar.

Ten clara la raza de perro

Cuando tengas clara la raza de perro que quieres regalar, ponte en contacto con un criadero profesional y encárgate de visitar al cachorro y su entorno: comprueba que vive en un entorno limpio, cuidado, con su madre y que tenga por lo menos 7 semanas.

Nunca compres o adoptes un cachorro de menos de 7 semanas, porque sencillamente, no estará preparado aún para convivir con una familia. Debemos respetar la naturaleza y su curso.

No compres, adopta

Si lo que menos te importa es la raza del perro, te animo a que adoptes.

En un refugio, protectora o albergue hay numerosos cachorros mestizos esperando una oportunidad.

No solo regalarás un miembro nuevo a una familia, sino que darás la oportunidad a un perro de vivir una vida digna.

Además, debes saber que un perro mestizo tiene muchas menos probabilidades de sufrir enfermedades congénitas.

También debes saber que en protectoras, albergues o refugios no solo hay perros mestizos.

Hay muchas razas de perros puras que, por diversas circunstancias, acaban en estas instalaciones, deseando salir de nuevo a convivir bajo el mismo techo con una familia que lo adore.

Regalar un perro

La razón que me llevó a crear este blog y a escribir artículos sobre educación canina fue la de reducir la tasa de abandonos de cachorros y perros por problemas de conducta.

La mayoría de abandonos de perros y cachorros se realizan por problemas de conducta del animal: las personas dan por sabido que saben cómo tratar a un perro, cómo cuidarlo y cómo educarlo, cuando las estadísticas hablan por sí solas…

Es muy importante que el regalo de un perro vaya acompañado con una recomendación: leer y empaparse de psicología canina, solo de esta forma conocerán mejor a su perro y sabrán qué deben hacer y qué no deben hacer a la hora de educarlo, alimentarlo, cuidarlo, etc.

La “Guía de adaptación, educación, alimentación y cuidados del cachorro” es la Biblia del primer año de vida del cachorro.

regalar un perro

Poco más puedo decir. Yo no me imagino una vida sin perros.

Soy consciente de la responsabilidad, del tiempo que hay que dedicarles, del dinero que suponen, etc. porque toda mi vida he estado conviviendo con ellos, pero también soy consciente de los innumerables beneficios que me aportan, sencillamente, me enseñan día a día a ser mejor persona.

Quiero que cualquier persona que se plantee regalar un perro, tenga la absoluta certeza y seguridad de que el perro que regale va a vivir de forma inmejorable con su nueva familia, de lo contrario, le recomiendo que mejor regale un peluche.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.