asfixia en perros
@scruffy_in_seattle

¿Tu perro se asfixia? Aprende esta técnica para salvarle la vida

Esta técnica salvó la vida de mi perro. Fue un momento de muchísimo nerviosismo y desesperación, pero ¡logré salvarlo! Sin darnos cuenta de cómo, logró robar una albóndiga de un plato, y sin masticarla la tragó. La albóndiga quedó atorada en su garganta de forma que el perro no podía respirar, tan solo se limitaba a realizar quejidos, supongo debido a la imposibilidad de respirar. No me lo pensé: realicé la técnica que había aprendido lo mejor que pude. Realicé dos maniobras diferentes. Estuve casi 5 minutos realizando la maniobra hasta que pudo vomitar la albóndiga entera. La veterinaria nos dijo que le vino de minutos.

asfixia en perros
@scruffy_in_seattle

Los perros son muy brutos, todo hay que decirlo, y la ingesta de objetos o de comida sin masticar es muy común: pelotas, cartílagos, esponjas, etc. pueden quedar atascados en la garganta, por eso es tan importante conocer la técnica para liberar el objeto o comida de su garganta para evitarle una muerte por asfixia, que puede sobrevenir en cuestión de minutos.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Se trata de la técnica de Heimlich. ¿En qué consiste? Sabrás que tu perro se está asfixiando porque se asustará mucho al no poder respirar, intentando toser sin éxito y realizando quejidos e intentos de ladrido. Lo fundamental es no perder los nervios, no perder el tiempo y mantener la calma, siguiendo los siguientes pasos:

  1.  El primer paso es abrir la boca del perro para observar si puedes acceder al objeto o comida. Si crees que puede ser posible, introduce tus dedos e intenta cogerlo para extraerlo. Si está demasiado profundo, ayúdate de unas pinzas, con mucho cuidado de no hacer daño en las paredes bucales del perro. Si tienes miedo de que te pueda morder, intenta que otra persona te ayude sujetando la mandíbula del animal.
  2. Si no observas absolutamente ningún objeto o comida, o no has podido liberar el objeto, abraza a tu perro desde la espalda por debajo de sus caderas  levantado su parte posterior, y elévalo del piso dando pequeñas sacudidas para lograr que el objeto pueda desplazarse por la gravedad hacia el exterior. Comprueba ahora que puedas sacarlo. Si sigues sin ver el objeto pasa al siguiente paso.
  3. Pon a tu perro de espaldas contra tu pecho, abrázalo con tus manos por debajo de las costillas, ciérralas en puño y empuja 5 veces hacia dentro y hacia arriba de forma que la presión que vayas a ejercer empuje el objeto hacia fuera. Revisa de nuevo que el objeto no esté a la vista en el interior de su boca. ¿No lo está? Pasa a la siguiente maniobra.
  4. Coloca a tu perro sentado o parado, y dale 5 golpes secos entre los omóplatos. Revisa de nuevo el interior de su boca. ¿Sigues sin ver nada? Vuelve a empezar de nuevo con las diferentes maniobras.

No pierdas la calma, pero actúa con rapidez. Si tu perro se quedara inconsciente no dudes en realizarle 5 respiraciones y 5 compresiones. Si te ves incapaz, sal urgente hacia el veterinario o llama al teléfono de urgencia, el profesional podrá explicarte paso a paso cómo debes actuar.

Una vez se libere el objeto del cuerpo de tu perro, no dudes en llevarlo al veterinario para que le haga una revisión. La revisión es importante, ya que podría haberse dañado la garganta o si ha ingerido del todo el objeto, quizás se deba plantear la posibilidad de extraerlo quirúrgicamente.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!
  • 288
  •  
  • 27
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    315
    Shares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.