Llegan las altas temperaturas y dejar a un perro encerrado en un coche al sol es prácticamente sentenciarle a muerte. Y es que, por desgracia, aún hay adoptantes que piensan que por dejar al perro dentro del coche solo 2 minutos “no pasa nada”.

perro dentro de un coche al sol

Lo que debemos tener claro desde un principio es que sí pasa. Un perro no es como un ser humano. Nosotros podemos regular la temperatura de una forma mucho más fácil que un perro. Utilizamos todo nuestro cuerpo para regular la temperatura a través de la piel.

El perro no transpira por la piel. El perro regula su temperatura a través de las almohadillas de las patas y, sobre todo, de su boca a través de los jadeos.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Nuestra temperatura corporal normal está en una media de 36 grados. La temperatura corporal normal de un perro está en una media de 38,5 grados. Para llegar a tener fiebre alta nosotros tenemos más margen que el perro. Es decir, que si nosotros nos encierran en un coche con un perro al sol, mientras que él solo tiene medio grado para tener fiebre alta, nosotros tendremos un margen de un grado y medio para tener fiebre alta. ¿Esto qué significa? Que esos dos minutos que puedas dejar a tu perro dentro del coche pueden costarle la vida.

golpe de calor en perros

Pero, ¿cuántos de nosotros nos hemos encontrado a perros encerrados dentro de un coche al sol con la cara desencajada del agobio que tenían? Yo unas cuantas veces. Y, ¿cómo debemos actuar si nos encontramos ante una situación así?

Últimamente, ha recorrido velozmente el bulo de que puedes romper cualquier ventanilla para sacar al perro sin tener problemas legales. Bueno, pues esto no es así. Lo primero que hay que hacer es avisar al 091 o al 112 para que lo más rápido posible pueda venir un agente de la autoridad para que haga ese trabajo: un policía local, un policía nacional o la guardia civil pueden encargarse del animal. En caso de que tras llamar al 091 los agentes confirmen que el animal ha estado en peligro, su adoptante puede ser denunciado por maltrato animal. Según el artículo 337 del Código Penal, el maltrato está penado con penas de tres meses a un año de cárcel, que pueden llegar a los 18 meses en caso de que el perro fallezca.

En estos casos, jamás se debe dejar nunca a un perro encerrado en un coche, aunque solo sean dos minutos, porque nunca sabes qué puede pasar. El tiempo en estos casos siempre juega en nuestra contra.

No olvides consultar nuestro post Qué hacer en caso de golpe de calor en perros si te encuentras en una situación de extrema urgencia.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

 

¡Comparte!