Hace poco recibí en mi correo un email de una lectora del blog que quería presentarme a su perro y me describió un poco su personalidad, haciendo hincapié en lo divertido que era, sobre todo cuando se perseguía la cola. Este acto, que resulta simpático y hasta divertido para las personas, no es un rasgo de personalidad sino un síntoma de ansiedad importante.

perro persigue cola

Los perros tienen numerosas formas de jugar pero perseguirse la cola, no es una de ellas. Esta conducta que suele ser repetitiva y que consiste en dar vueltas sobre sí mismo como un molino sin parar persiguiéndose la cola es un claro síntoma de aburrimiento y hastío, es decir, es un desequilibrio grave de conducta debido a la falta de actividad física.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a tu Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Lo recuerdo siempre: los perros son animales muy sociales, que necesitan relacionarse con otros perros, con otras personas, con otros entornos. Necesitan salir, explorar, oler nuevos rincones y zonas… Mantener un perro feliz y equilibrado no cuesta nada, solo algo de tiempo y dedicación.

Esta misma lectora, me contestaba: “Qué raro Sandra, porque el perro tiene muchísimo jardín y terreno donde correr y hacer ejercicio”. ¿Qué importa? ¿Qué más da que tenga 10.000 hectáreas de terreno si ya está cansado de olerlo y recorrerlo? Él lo que quiere es descubrir, explorar, relacionarse, conocer…

Algunos cachorros sufren de algún episodio como éste de carácter aislado. Pasan de estar viviendo con una familia numerosa (madre y hermanos) jugando durante todo el día a vivir solo, con una familia que apenas tiene tiempo para jugar con él y que pasa bastantes horas del día solo. Su cola, se convierte así en su mejor amigo con quién jugar.

Por tanto, si observas que tu perro tiene alguna conducta estereotipada, es decir, una conducta algo obsesiva que se repite en el tiempo (perseguirse la cola, lamerse las patas, etc.), no dudes que será un problema de ansiedad y que se solucionará primero, sacándolo de su entorno a pasear y descubrir, y segundo, aumentando el nivel de ejercicio físico. Y juega, no olvides jamás jugar con él, diviértete.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!