deportes caninos

Cuándo un cachorro puede empezar a hacer deporte

deporte canino

Si eres un seguidor de este blog, ya sabrás lo pesada que me pongo cuando me refiero a la necesidad de cualquier perro, sea de la raza que sea, de ejercicio físico.

Lo que hay que grabarse en la mente es que un perro aburrido es un perro destructor.

Hay que conocer un poco la raza o cruce de razas del perro para conocer su nivel de energía y adaptarse así a la intensidad, cantidad y calidad del ejercicio físico.

Por ejemplo, un carlino o pug no necesita apenas ejercicio: con un buen paseo y una buena sesión de juegos es suficiente.

Un Jack Russel Terrier, al contrario, necesita mucho ejercicio, por eso, un paseo puede hacerse corriendo, y los juegos pueden ser más intensos, incluyendo el ir a buscar una pelota o frisbee.

Deportes caninos

Seguramente, no te imaginarás la cantidad de deportes caninos que existen. Y hablo de deportes que tienen su oficialidad, con sus competiciones, reglamentos, etc. ¿Te suena alguno de ellos?

  • Agility
  • Drafting
  • Flyball
  • Herding
  • Körung
  • Test de resistencia AD
  • Canicross
  • Mushing
  • Pulka Escandinaca y Skijöring
  • Mensajería
  • Mondioring
  • Freestile
  • Discdogging
  • OCI
  • Etc.

¿Sorprendid@? Pues bien, todos estos deportes son específicos para ciertas razas.

Hay razas que se pueden adaptar a todos los deportes, razas que solo se pueden adaptar a un par de ellos, etc.

Lo que está claro es que la realización de cualquier deporte es equilibrio, es salud y es felicidad para el perro.

No puede haber más beneficios en el perro que practica deporte: se ejercita, se divierte, se educa, se estimula mentalmente, refuerza los vínculos que tiene contigo porque compartís experiencias… Todo son beneficios.

Ahora bien, como he comentado, debes conocer la raza de tu perro para dar con su deporte.

Y tener en cuenta algo muy importante: un cachorro en crecimiento jamás puede practicar deporte o ejercicio físico intenso.

Un cachorro que está desarrollando y creciendo su esqueleto, sus articulaciones, sus músculos, etc. podría sufrir deformaciones, lesiones y daños que podrían revertir para el resto de su vida, por tanto, infórmate muy bien antes de apuntar o de hacer por tu cuenta cualquier deporte de intensidad con tu cachorro.

Por ejemplo, el agility, que es uno de los deportes más conocidos, no es recomendable para perros menores de 1 año, y según la raza (los pequeños a partir de 1 año, los perros de tamaño grande mucho más tarde), por tanto, cuando se está en pleno crecimiento, ejercicio sí, pero moderado y aumentando la intensidad del mismo a partir de los 6 – 8 meses.

Moderado significa no practicar o realizar juegos bruscos, por ejemplo, tienes un cachorro de raza Mastín, de 8 meses de edad… en pleno crecimiento y con su peso… un salto de una altura considerable podría dañar gravemente sus patas o espalda, por tanto, realizar ejercicio sí, pero muy coherentemente.

Juegos, carreras, paseos, etc. todos los que quieras y más cuando son pequeños, porque lo necesitan, todos.

Además, que es muy fácil saber cuándo necesita más ejercicio: si lo ves destrozando cosas, si ves que ladra en exceso, si no para de morder muebles y lo que se encuentra por delante… Más paseos y más juegos, y arreglado.

La clave es encontrar el equilibrio y adaptarse a las necesidades de tu cachorro.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.