diabetes en perros

Diabetes en perros: qué hacer si tu perro es diabético

Existen muchas enfermedades que afectan la salud de las mascotas y su vida cotidiana.

Al igual que en los seres humanos, los animales, especialmente los perros, pueden sufrir de diabetes, una enfermedad muy común que afecta a los perros desde muy temprana edad.

Muchas enfermedades pueden ser controladas de acuerdo a tratamientos indicados por los veterinarios y qué tan avanzada esté, pero otras no.

Afortunadamente, la diabetes, si es tratada a tiempo, se puede controlar.  

No obstante, en muchos de los casos donde es detectada, puede convertirse en una enfermedad crónica.

¿Qué es la diabetes en perros?

La diabetes ocurre debido a la falta de insulina en el cuerpo, lo que provoca que el perro tenga niveles altos de azúcar en la sangre.

La insulina, es una hormona que se produce en el páncreas y hace que la célula obtenga un porcentaje de azúcar en la sangre y haga uso de ella, para poder funcionar correctamente.

Una de las diabetes más conocidas en los perros, es la diabetes mellitus
insulinodependiente
, debido a que el aporte de oxígeno de la insulina es imprescindible.

También se genera cuando el páncreas no produce la insulina necesaria o cuando las células de una u otra manera no pueden usar la insulina para obtener el azúcar que necesita.

¿Cómo saber si un perro tiene diabetes?

Para que un perro viva por muchos años, es muy importante llevarlo al veterinario con frecuencia, y comentar si se ha observado algún comportamiento extraño en su personalidad, o algún cambio radical en su cuerpo o ánimo.

Esto es lo más importante para detectar esta y otras posibles enfermedades.

Por otro lado, se podría notar que el perro pierde peso, incluso si come con total normalidad.

Esto, sin duda podría ser un signo importante de la enfermedad debido a la pérdida de la glucosa.

No obstante, existen algunos síntomas que ayudan detectar que el perro podría tener diabetes, pero los síntomas no se presentan todo el tiempo, debido a que puede pasar mucho tiempo con la enfermedad sin que se note algún síntoma.

diabetes en perros

Algunos síntomas de la diabetes que se puede observar en un perro son:

  • Sufre de letargia, es decir, se observa muy cansado y con poca actividad.
  • Sufre de poliuria, en donde el perro orina frecuentemente y tiende a presentar deshidratación.
  • Poco a poco va perdiendo la visión, formándose con rapidez las cataratas, algo que puede complicar rápidamente su salud. Normalmente las cataratas aparecen a los 5 meses o más, tras el diagnóstico de la enfermedad.
  • El perro consume agua más de lo normal.
  • Diarrea, vómito, hinchazón en el abdomen, entre otros.

Muchos de los síntomas mencionados anteriormente, pueden incluso aparecer en otras enfermedades peligrosas.

Por tal motivo, lo más recomendable es acudir a una clínica veterinaria y confirmar lo más rápido si el perro tiene diabetes u otra enfermedad y qué tan avanzada está.

Nota importante: Toda enfermedad presenta síntomas y cambios radicales en los perros, tanto física como mentalmente, sobre todo, si el perro es de avanzada edad.

En ese sentido, es indispensable que el adoptante esté atento a su entorno y comportamiento, debido a que son los más vulnerables a ser atacados por la diabetes.

La diabetes, provoca ciertas alteraciones endocrinas muy frecuentes en los perros.

Por eso, detectarla a tiempo hará que se logre controlar la enfermedad y que el perro pueda llevar una vida normal.

Diagnóstico para detectar la diabetes en un perro

Muchos adoptantes se preguntan cómo saber si su perro tiene diabetes, y de ser así, qué tratamiento se debe seguir.

Sin embargo, es muy importante no automedicar al perro nunca y llevarlo a un veterinario para dar con el diagnóstico acertado y el tratamiento indicado para mejorarlo.

  • Examen de orina:

Para salir de dudas, se debe realizar un examen tanto físico como interno.

Una de las pruebas más comunes para detectar la diabetes es el análisis de orina.

En ella se puede verificar si el perro tiene azúcar en la orina. Por lo tanto, es un examen muy práctico y seguro para confirmar el diagnóstico.

  • Prueba de la fructosamina:

Otro diagnóstico que puede indicar los niveles de azúcar en la sangre en las últimas dos semanas, es la prueba de la fructosamina.

Este compuesto se genera cuando la glucosa se combina junto con las proteínas, lo que permite que las moléculas de glucosa se enlacen
con las proteínas de la sangre mediante el proceso denominado glicación.

  • Examen de hemograma y perfil bioquímico:

El examen de hemograma y perfil bioquímico, permitirán conocer con más detalle cómo se encuentra el organismo del perro y, a su vez, identificar los posibles cambios que puede tener la diabetes al ir aumentando el azúcar en la sangre.

Causas de la diabetes en los perros

La diabetes afecta a los perros desde la temprana edad, pero no existe un parámetro que indique la edad en la que se puede empezar a sufrir de la enfermedad.

Si no se cuida como es debido, en cualquier momento, el perro podría sufrir de ese trastorno.

Aunque en la actualidad las causas de diabetes en los perros no se conocen con certeza, existen otras enfermedades o problemas que puede padecer el perro, al tener la enfermedad.

Alguno de esos factores desencadenantes, son los siguientes:

  • La pancreatitis.
  • Pueden llegar a tener infecciones crónicas.
  • Sufrir de tumores pancreáticos.
  • Padecer el síndrome de Cushing.
  • Tener hipersomatotropismo.
  • La utilización o administración de ciertos fármacos tales como la progestinas y los corticosteroides.
  • Se puede generar por una dieta incorrecta.
  • La edad avanzada que tenga el perro, entre otros.

Tipos de diabetes en los perros

Como toda enfermedad, la diabetes está compuesta por dos tipos, todo depende de cuán avanzada esté.

La más sufrida por los perros es la del tipo 1: Insulino-dependiente.

Diabetes 1, insulino-dependiente

Este tipo de diabetes es la más común en los perros.

Esta se genera cuando el páncreas no produce la insulina suficiente en su organismo, lo que causa deterioro en su circulación sanguínea.

Aquí la insulina debe ser tratada de por vida, para controlar la enfermedad y así lograr que el perro viva por muchos años más.

Diabetes tipo 2: no insulino-dependiente

En el organismo del animal, existe la insulina adecuada para ser administrada en su cuerpo, pero no se genera adecuadamente o no produce toda la necesaria para tener un control estable en la sangre.

Nota: Como se mencionó, la más común que sufren los perros es la del tipo 1.

La más avanzada, del tipo 2, se puede producir si existe obesidad y sobrepeso en el perro.

Es interesante mencionar que, algunas estadísticas indican que es más frecuente que se genere la diabetes tipo 2 en personas y gatos.

diabetes en perros

Razas de perros más propensos a la diabetes

Según varios estudios, y el avance de la medicina, los perros más vulnerables a esta enfermedad son de avanzada o mediana edad.

Es importante saber que todos pueden tener diabetes pero hay razas más propensas a la enfermedad que otras.

Algunas razas de perros más propensas al desarrollo de la diabetes, son:

  • Beagle.
  • Schnauzer.
  • Pinschers.
  • Caniche.
  • Bobtail.
  • Keeshond.
  • Dobermann, entre otros.

¿Qué es la insulina y por qué a veces disminuye en los perros?

La insulina es de suma importancia en el organismo para que funcione correctamente y no tenga mayores consecuencias al pasar los años.

La insulina es una hormona que se genera puntualmente en el páncreas.

Su función principal es que, las células del organismo del perro, puedan aprovechar la glucosa necesaria que debe suministrar el cuerpo para
funcionar correctamente.

En pocas palabras, la glucosa es como la gasolina de un coche, la cual le da energía para arrancar y avanzar sin problemas.

Lo mismo pasa con el organismo del perro, es la gasolina de su cuerpo para producir energía, que esté activo todo el día y viva su vida tranquila y
normal.

Además, esa energía generada por la glucosa, permite que el perro tenga una buena digestión, se repare algún tejido deteriorado, entre otras.

Cabe destacar que, cada perro diabético posee necesidades de insulinas distintas.

También, cada dosis de insulina depende tanto del peso, como de las necesidades de cada perro; en cuanto a las veces que acude a orinar y la cantidad que come y bebe.

Conociendo eso, se podrá ir ajustando la dosis adecuada que necesita, siempre bajo la supervisión del médico veterinario.

Tratamiento para la diabetes en perros

Cada enfermedad es tratada de acuerdo a su avance y el grado de dificultad.

El tratamiento general para perros con diabetes, es de la siguiente manera:

Una dieta correcta:

Lo más recomendable es darle de comer al perro con diabetes, piensos especiales para perros diabéticos.

Es el tratamiento más adecuado para controlar la diabetes mellitus.

Es importante que el adoptante evite darle golosinas durante la comida.

Muchos adoptantes optan por darles premios a los perros, pero en estos casos es importante saber bien cuáles son los adecuados para perros diabéticos.

Insulina y ejercicio:

La administración de la insulina todos los días es necesaria, pero no solo eso basta, también es importante el constante aumento de ejercicio.

El ejercicio es un tratamiento muy bueno para fortalecer al perro y mantenerlo activo.

De igual manera, permite que se consuma energía para evitar la hiperglucemia y ayuda bastante para mejorar la absorción de la insulina.

Nota: En perras con esta enfermedad, lo más recomendable por los veterinarios es la esterilización.

Con la esterilización, se logran evitar desajustes hormonales a futuro, y así
será más fácil controlar la enfermedad.

¿Cómo debe ser la alimentación de un perro que tiene diabetes?

La buena alimentación en el perro es muy importante para lograr conseguir una respuesta de la glucemia postprandial.

Lo recomendable es que cada comida tenga los mismos componentes, ingredientes, contenidos calóricos y que sea administrado a la
misma hora todos los días.

Debe tener todas las atenciones posibles para que su enfermedad sea controlada, y no afecte a su vida cotidiana.

Tener una buena alimentación ayudará muchísimo al perro para
mantenerse fuerte y que su enfermedad, la diabetes, no avance.

Estos alimentos deben contener altas dosis de fibras para controlar una posible subida de glucosa en su organismo.

Los alimentos más recomendados para perros con diabetes, son los siguientes:

  • Arroz.
  • Avena.
  • Cereales.
  • Legumbres.

Nota: La comida de un perro con diabetes es de gran importancia, pero también son importantes algunas vitaminas.

Por supuesto, que sean vitaminas recomendadas por el médico veterinario, para controlar la subida de glucosa.

¿Qué hacer si un perro con diabetes no quiere comer?

Si la dieta que se le está suministrando al perro no es agradable él, deberá cambiarse a otra; de manera que el perro la acepte, se sienta bien al comer; y disfrute la comida.

En dado caso que el perro todavía se niegue a comer, lo más recomendable es suministrarle la mitad de la dosis que se aplica habitualmente. Esto con la finalidad de disminuir el riesgo de hipoglucemia.

Conclusión: diabetes en perros

La diabetes en los perros es una enfermedad muy complicada, y sin el tratamiento adecuado, será difícil que viva muchos años, lleve una vida sana y normal como otros perros.

Por esa razón, es vital controlar la enfermedad lo más rápido posible.

Sin insulina en su cuerpo, las células no podrán detectar la glucosa y enviarán señales al cuerpo para que produzca más y más; ahí es donde se origina la diabetes y se crea un problema para la salud del perro.

Es por ello que, se deben seguir las indicaciones pautadas por el veterinario al pie de la letra. Solo así se logrará que, poco a poco, el perro se vaya adaptando a su dieta y nuevas rutinas diarias.

Todo con el fin de mejorar su calidad de vida.

Es importante que el adoptante cuide la alimentación de su perro, y se preocupe por su cuidado general, sobre todo si el perro tiene diabetes.

Por supuesto, es importante que al perro nunca le falte amor y cariño, para que su enfermedad no interfiera en su calidad de vida, en su relación con su adoptante y su familia.

Cubrir todas sus necesidades básicas, asegurará a tu perro ser un perro feliz.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

1 Comment

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.