Cómo educar a un cachorro

Y acaba de una vez por todas con los malos hábitos de tu cachorro. ¡Garantizado!

Diversos estudios confirman que los perros son más inteligentes de lo que imaginábamos

Fascinación es lo que sienten diferentes investigadores que tratan el tema de la inteligencia en los perros. Y es que cada vez descubren nuevos hallazgos sobre las increíbles capacidades que nuestros peludos presentan en los numerosos experimentos de habilidad y capacidad  a los que son sometidos y que dejan a los estudiosos, en la mayoría de casos, con la boca abierta.

perros son muy inteligentes

@thefugee

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

¡ Y aún hay gente que piensa que los perros no son inteligentes sino que actúan por impulsos instintivos! Pues voy a listarte diferentes pruebas que confirman que los perros son definitivamente muy inteligentes:

  • Los perros tienen la edad mental de un niño. Por lo menos en cuanto a capacidades cognitivas se refiere. ¿A qué capacidades cognitivas me refiero? A la capacidad que tienen los perros de empatizar, de sentir nuestras emociones, de razonar y buscar soluciones a problemas, a la capacidad memorística, a la capacidad comunicativa o a la astucia. Estas capacidades sorprenden por estar ampliamente desarrolladas.
  • Interiorizan el vocabulario como un niño de 2 años. Y lo interiorizan no de forma simple, sino como la hace un humano, utilizando la inferencia y la exclusión. ¿Qué significa esto? Pues que el perro puede aprender lo que es un peluche, y cuando le nombres la palabra “peluche”, sepa diferenciar entre muchos objetos lo que es el peluche, sin embargo, si quitas ese peluche y pones un muñeco, entre muchos objetos, al decir busca el peluche, traerá el muñeco si no encuentra el peluche. ¿Por qué? Porque ha pensado que de todos los objetos, el que más se parece a un peluche es el muñeco. ¿No es increíble?
  • Los perros son capaces de imitarnos. Pocos animales lo consiguen y eso se lo debemos a su innata sociabilidad. Los perros pueden aprender imitando nuestras conductas. Por ejemplo, si nosotros para abrir la puerta la empujamos, el perro aprende al observarnos que para salir, también debe empujar la puerta. Y así lo hacen con otras muchas conductas que para nosotros pasan desapercibidas.
  • Los perros tienen una increíble memoria. No hay duda en todos los experimentos a los que se han sometido a los perros que tienen una memoria que funciona de forma muy similar a la nuestra.
  • Son capaces de ajustar su expresividad según su acompañante. Esto ha sorprendido muchísimo a los investigadores. La capacidad que tienen los perros de adaptarse a las necesidades de su acompañante. Por ejemplo: los perros guía que acompañan a invidentes, aprenden a comunicarse con más lametones porque saben que su acompañante no puede ver.
  • Saben perfectamente diferenciar quién puede cubrir sus necesidades. Maravilloso fue comprobar hasta qué punto eran inteligentes los perros cuando tenían hambre y tenían que elegir a quién demandar comida. ¿A la persona que tenía los ojos vendados o a la persona que estaba sin vendas? Lo habéis adivinado. Absolutamente todos los perros se dirigieron a la persona sin venda porque la comunicación era mucho más fácil y rápida, con tan solo mirar a los ojos. En otro experimento, y delante del perro, entre varias cajas se guardaba comida en una cerrada con llave. Cuando el propietario entraba, cogía la llave y dudaba entre las numerosas cajas,  el perro sabía cómo dirigir a su dueño a la caja que contenía la comida.
  • Estudios sugieren que los perros podrían tener conciencia sobre sí mismos. ¿Por qué? Los investigadores vertían en una zona diversos orines de perros. Al entrar un perro, pudieron comprobar que a la hora de marcar territorio, ningún perro orinaba sobre su propia orina, siempre orinaba en la orina de los demás.
  • Los perros son empáticos. Son capaces de entender cómo se siente una persona. Muchos de vosotros que me estáis leyendo seguro que os ha pasado que vuestro perro se ha acercado a lameros cuando habéis estado tristes o enfermos. En el experimento pudieron corroborar cómo en una sala con varias personas que manifestaban seriedad, alegría, uno cantaba, el otro lloraba… absolutamente todos los perros que entraban a la sala se dirigían a consolar a la persona que estaba llorando. ¡Maravillosos! Pero otra conducta muy graciosa de empatía es cuando les contagiamos el bostezo. ¿A que os ha pasado?

Creo que no queda ninguna duda de que los perros son seres muy inteligentes y que utilizan esa inteligencia siempre para fines buenos. Qué lástima que con lo inteligentes que somos los humanos, no sepamos aprovechar mejor la inteligencia como lo hacen nuestros peludos.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!

1 Comentario

  1. Alucinante, explicado de esta forma es más fácil hacerse una idea de que amigo tenemos en casa. Gracias por el aporte!

Deja un comentario