razas de perrosCuando una persona está pensando en adoptar un cachorro, es importante que tenga en cuenta multitud de factores, entre los que se encuentra el tamaño de la vivienda, que le obligará a decantarse por razas de perros más pequeñas.

Erróneamente se ha comentado que las razas de perros pequeñas son más propensas a ladrar. No es cierto, siempre y cuando reciban una buena educación desde pequeños. La ventaja más destacable de las razas pequeñas, es su longevidad. Pueden llegar a vivir 20 años.

Por eso, hoy te traigo las 10 razas de perros más pequeñas que existen así como las características de su temperamento para que las conozcas un poco más:

Chihuahua. Es oficialmente la raza de perro más pequeña del mundo.

El atrevido y seguro chihuahua es a menudo descrito como un terrier. Su naturaleza de alerta y sospecha de los extraños hacen de él un excelente perro guardián. Es sensible y se nutre de afecto y compañerismo.

Los chihuahuas a menudo forman vínculo con una sola persona, aunque por lo general están dispuestos a hacer amigos con gente nueva, si se socializó correctamente. Los chihuahuas pueden ser tímidos si no están adecuadamente socializados desde bien cachorros.

Al igual que todos los perros, los chihuahuas necesitan una temprana socialización (la exposición a muchas personas diferentes, otros perros, sonidos y experiencias).  La socialización le ayudará a asegurar que su cachorro crezca equilibradamente.

Yorkshire. Combativo pero glamouroso, es muy amoroso.

Inteligente y seguro de sí mismo, el Yorkshire Terrier es una combinación de tamaño pequeño cariñoso y aventurero. Esta raza presenta una gama de personalidades. Algunos son mimosos y alegres, con ganas nada más que seguir los pasos de su gente durante todo el día. Otros son traviesos, hiperactivos, les gusta estar en todo.

Establece límites, y tu Yorkie será un compañero maravilloso, pero si no lo educas bien desde cachorro, son muy cabezones de educar en el futuro.

Una correcta socialización te ayudará a garantizar que tu Yorkie sea un perro amistoso.

Pomerania. Arrogante, dominante y animoso. Un ideal compañero de entretenimiento.

El extrovertido Pomerania es inteligente y vivaz. Le encanta conocer gente nueva y se lleva bien con otros animales, aunque su arrogancia le lleva a pensar que él es mayor que cualquier otro perro.

Son excelentes perros guardianes y ladran a cualquier cosa fuera de lo común. Enséñale a dejar de ladrar, de lo contrario, tendrás en casa a un perro que ladre durante todo el día.

Los cachorros con buen temperamento son curiosos y juguetones, dispuestos a acercarse a la gente y ser acariciados. Los que tienen mal temperamento suelen ser cascarrabias, así que si tienes oportunidad de elegirlo de una camada, elige el que se acerque a ti, no el que está de guerra con sus hermanos.

Papillon. Un perro muy extrovertido.

El papillon es feliz, vigilante y amistoso. Nunca es tímido ni agresivo. Pero eso sí, tiene un nivel de actividad elevado, por lo que deberás ser un propietario al que le guste salir a pasear, correr, y realizar algún ejercicio con su perro, porque esta raza es verdaderamente activa.

Es muy inteligente y altamente entrenable. El temperamento puede estar afectado por una serie de factores, incluyendo la herencia, la formación y la socialización. Los cachorros con buen temperamento son curiosos y juguetones, dispuestos a acercarse a la gente y ser acariciados por ellos.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a tu Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Bichón Frise. Feliz, encantador e independiente.
Una actitud alegre es el rasgo más común de la personalidad del bichóns. A este perro le encanta ser querido, le gusta ser el centro de atención, y es experto en el encanto de su familia, vecinos, peluquero, o un veterinario con su personalidad arrolladora.

El bichón es un perro independiente, pero eso no quiere decir que le guste estar solo. De hecho, esta raza odia estar solo y frecuentemente sufre de ansiedad de separación si se le deja solo durante muchas horas. En tales situaciones, los bichones pueden llegar a ser destructivos. Obviamente, el bichón no es una raza de elección para las personas que están lejos de casa durante largos períodos de tiempo.

Boston Terrier. Un perro tierno y amoroso.

El Boston Terrier es alegre, inteligente, cariñoso y muy tierno, incluso teniendo temperamento. Pueden, sin embargo, ser tercos,  por lo que la persistencia y la paciencia deben primar entre tus adjetivos, ya que necesitan de una buena educación.

A pesar de su pequeño tamaño es valiente y un buen guardián. No suele ladrar y es muy limpio. Recomendable si tienes niños siempre y cuando no le toquen ni las orejas ni el rabo.

Carlino. Un perro grande en un cuerpo pequeño.

Los carlinos fueron criados para ser compañeros, y eso es exactamente lo que mejor saben hacer. El carlino anhela afecto (y tus piernas, no cesan de meterse entre las piernas) y es muy infeliz si su afecto y devoción no es correspondido.

Tiende a ser un perro sedentario, no le gusta mucho el ejercicio, pero eso no significa que no le gusta jugar. Es un perro alegre y cómico que disfruta estar a la altura, y se deleita con su dueño haciendo travesuras tontas.

Es fácilmente adiestrable, pues es muy inteligente, y se lleva muy bien con todo el mundo: le encanta que le acaricien y no suele ser un perro que muerda.

Bulldog Francés. Un perro alegre y simpático.

El Bulldog Francés es un perro muy dulce que necesita el contacto humano. Tiende a ser muy paciente y juguetón con los niños, pero siempre hay que tener cuidado con los mas pequeños pues el perro no mide su propia fuerza. Tiende a llevarse bien con otras mascotas, pero puede que no se lleve bien con otros perros. Es un perro muy leal y fiel, con un buen instinto de guardia. Es reservado con los extraños.

Aunque es un buen guardián, no es un perro que tienda a ladrar, por lo que es ideal como compañero de piso. Requiere de poco ejercicio, un paseo diario y una sesión de juegos hará que este perro sea el más feliz del mundo.

Shih Tzu. Un perro con complejo de ser importante.

Todas las razas de perros tienen un propósito. Históricamente, el propósito del Shih Tzu era el de ser un compañero, y eso es justo lo que él quiere ser. Él simplemente quiere estar con su dueño, así que no esperes un perro de caza, o de guardia, porque no es su estilo.

El afecto es la característica dominante, y su vuelta a casa es es su destino preferido. Él es más feliz cuando está con su familia, y adora dar y recibir atención.

Es un perro que está siempre alerta y puede ladrar a los recién llegados a tu casa. No te preocupes porque va a hacer amistad con tus invitados en el momento en que entran.

Caniche Toy. Un perro muy inteligente.

Inteligente, cariñoso, leal, y travieso son cuatro calificativos que se suelen utilizar para describir la personalidad de esta raza. El caniche es conocido también por lo que sus seguidores llaman “un aire de distinción”: una actitud digna que es difícil de describir, pero fácil de detectar en el perro.

A pesar de su apariencia real, el caniche tiene una racha de tonto y le encanta jugar. También es muy aficionado a la gente y se muere de ganas de agradar. Combinando esto con su inteligencia, es un perro que es altamente entrenable .

Un buen caniche que ha sido bien educado tiene una disposición tranquila, sobre todo si se pone el ejercicio regular para quemar su energía natural.

El caniche es protector de su hogar y su familia, y si los extraños se aproximan a su casa, va a ladrar sin dudarlo. Y aunque él es cariñoso con su familia, puede tomar un tiempo para tener confianza con gente nueva.

Sandra Ferrer. Cómo Educar a un Cachorro.
Reporte Gratuito – Claves para educar a un cachorro