Yorkshire Terrier: características y temperamento

El Yorkshire Terrier es una raza de perros doméstica bastante común, los cuales llaman la atención de muchas personas por su largo pelaje y el característico mechón en su cabeza.

Se trata de una raza que fue conocida hace muchos años y que en la actualidad se consideran como mascotas de alto estándar, debido a que requieren de una serie de cuidados para mantener el brillo y suavidad en su pelaje.

Historia de los Yorkshire Terrier

En la segunda mitad del siglo XIX se utilizaron principalmente para ahuyentar a los ratones.

Al ser pequeños y ágiles, estos perros podían escabullirse y atrapar estas presas muy fácilmente.

Posteriormente, la burguesía británica comenzó a apreciarlos como un perro de compañía.

La raza pertenece a las razas terrier y fue seleccionada en Inglaterra, en el condado de Yorkshire, de donde toma su nombre. 

En cuanto a su origen, se cree que probablemente nació del cruce entre varios tipos de Terrier y en 1865 se reconoció el primer ejemplar, al que se denominó Huddersfield Ben.

En 1874, el British Kennel Club registró los primeros ejemplares de Yorkshire Terrier verdaderos y apropiados.

Temperamento del Yorkshire Terrier

Por pequeño que sea, demuestra ser un gran compañero de vida desde sus primeros meses de vida.

Tan pronto como te encuentres con la mirada del cachorro, de hecho, será imposible que no notes lo tierno y cariñoso que es. 

Muy juguetones

Demuestra ser realmente juguetón desde muy pequeñito y esta es otra razón por la que es perfecto para la vida en familia.

Un cachorro de Yorkshire Terrier es un compañero de juegos perfecto para jóvenes y niños, considerando que tienen el conocimiento de cómo debe ser tratado un perro pequeño. 

Siempre es importante que la diversión de los más pequeños de la casa se base en respeto y cuidados, ya que de lo contrario pueden llegar a lastimar a la mascota.

Recordemos que no son un juguete. 

yorkshire terrier

Buena actitud y confianza

Muchos perros suelen desconfiar de otras personas, pero en el caso del Yorkshire Terrier es poco común.

Manifiesta una actitud donde tiende a desconfiar de los desconocidos o de los que entran en casa y por eso ladra fuerte, pero se puede solucionar fácilmente con un poco de buena socialización en los primeros meses de vida.

Por lo tanto, será indispensable educar al perro a convivir con la mayor cantidad de gente posible, pero sin olvidar que también debe socializar con otros perros. 

Valientes

El Yorkshire Terrier es un perro muy valiente, sin embargo, a menudo puede resultar incómoda en la relación con otros perros.

De hecho, puede ocurrir que acabe atacando a un perro mucho más grande, generando así algunos inconvenientes.

Está claro que debes asegurarte de que esto no suceda y de que tu cachorro sea lo más sociable posible con cualquier persona que encuentre, o con cualquier otro perro. 

Protectores

A pesar de su pequeño tamaño, es un perro protector con sus pertenencias. 

Nota: Es un perro que tiene una gran perspicacia y es capaz de captar inmediatamente el estado de ánimo de las personas que lo rodean, por lo que se adaptará fácilmente al estado de ánimo triste o preocupado de sus adoptantes.

Características físicas de la raza

El Yorkshire Terrier es un perro pequeño, de unos 30 cm de altura y con un peso de entre 3 y 5 kg.

Tiene una cabeza pequeña, con un cráneo plano y un hocico saliente y acentuado. 

Sus orejas son pequeñas y erguidas, no muy separadas entre sí y tienen la forma de V.

En cuanto a sus dientes, estos son regulares y grandes.

Por otro lado, son de cola de longitud media.

El pelaje de esta raza es largo, brillante y tupido.

Los colores son con tonalidad gris, rojiza y con mechones dorados en las orejas.

Su promedio de vida es de aproximadamente 15 años, aunque en ocasiones puede vivir más.

¿Cómo educar a un cachorro Yorkshire Terrier?

No hay que dejarse engañar por el tamaño, porque este perro realmente tiene un temperamento increíble. Tal vez incluso demasiado.

De hecho, en su educación deberás ser firme, constante y resolutivo.

Es importante que se establezcan límites y reglas que el cachorro no debe obviar en absoluto, para evitar que desarrolle malos hábitos de vida. 

Por sí mismo, el cachorro es muy inteligente y alerta, por lo que aprende muy rápido lo que le enseñe su adoptante.

Sin embargo, debes tener cuidado en cómo desarrollas el entrenamiento, porque este necesariamente debe ser positivo.

Más concretamente, significa que tendrás que recurrir a recompensas, sobre todo emocionales, siempre que el cachorro se comporte correctamente.

Esto no quiere decir que siempre tendrás que premiarlo o ser tierno con él, sino que tendrás que saber equilibrar el aspecto más autoritario.

La educación es un proceso importante y nunca debe ser dejado de lado.

En el caso de querer iniciar una educación desde corta edad, a partir de que el cachorro llegue a casa es el momento adecuado.

yorkshire terrier

Es a esta edad, por ejemplo, cuando tendrás que acostumbrarlo a hacer sus necesidades fuera de casa.

Así que necesitarás paciencia, autoridad y dulzura, y tiempo para tratar de sacar al cachorro en los momentos adecuados del día: por la mañana, antes de las comidas y luego por la noche. 

Nota: Siempre que el perro cumpla correctamente las órdenes, recuerda premiarlo, con un gesto cariñoso o un snack.

De esta manera comprenderá que ha hecho lo correcto, y luego se verá inducido a hacerlo de nuevo. 

Y así, dentro de unas pocas semanas, tendrás un perro que no hace sus necesidades dentro de casa, y aguantará el tiempo necesario para hacerlo durante los paseos, y por supuesto, otros buenos resultados según sea enfocado el adiestramiento. 

¿Por qué elegir un cachorro Yorkshire Terrier?

Si estás buscando un perro que sea perfecto para la vida familiar, esta es realmente la raza perfecta.

Es pequeño, y, por lo tanto, logra adaptarse a los apartamentos de menor tamaño.

Sin duda, es un perro que tiene todas las características de un buen perro de compañía: cariñoso, inteligente y con ganas de jugar.

Esto significa que es perfecto para convivir tanto con adultos como con niño. 

Detrás del pequeño tamaño de este cachorro hay una gran fortaleza, que es una de las características que más enamora a sus adoptantes.

Al mismo tiempo, demuestra ser tan inteligente que se puede entrenar a la perfección rápidamente, aunque siempre es necesaria un poco de paciencia.

Pero si quieres adoptar un cachorro, sin duda es la mejor opción. 

Es una elección perfecta para adoptantes novatos como para amantes de los perros experimentados.

Es lo suficientemente cariñoso, independiente, divertido y muy adaptable a su entorno. 

Se trata de un perro perfecto para convivir en ambientes familiares, pero también puede viajar sin ningún problema gracias a su pequeño tamaño.

Muchas veces, esta es una de las formas ideales para que los adoptantes puedan compartir con sus mascotas, debido a que entre semanas puede ser algo complejo.

Por lo tanto, pueden viajar todos juntos con más facilidad.

Problemas de salud a los que los Yorkshire son propensos

Cuando se habla de inconvenientes patológicos, los perros de la raza terrier pueden sufrir de una serie de enfermedades, algunas más graves que otras, tales como:

  • Enfermedades en los músculos.
  • Hernias discales.
  • Bronquitis.
  • Pérdida de los dientes de forma temprana.
  • Complicaciones en partos.
  • Problemas estomacales.
  • Entre otros.

Es indispensable que los adoptantes acudan a chequeos constantes con un veterinario cuando se tienen perros de esta raza, debido a que determinar la aparición de cualquiera de estas enfermedades a tiempo puede ayudar mucho a proteger su salud.

Cabe recalcar que, muchas veces la pérdida de los dietes se origina por la acumulación de sarro, algo común que puede ser resultado de una alimentación incorrecta o estar predispuesto por la raza. 

Nota: En estos animales es muy frecuente la formación de legañas.

Hay que tener cuidado al quitárselas.

Nunca debe ser arrancadas, para sacarlas sin dificultad y sin lastimar al perro necesitará humedecerlas para que se ablanden.

Higiene del Yorkshire Terrier

En cuanto a la higiene de los perros Yorkshire Terrier, es aconsejable que los baños se realicen una vez al mes.

Sin embargo, esto no es más que una simple sugerencia porque siempre dependerá del tipo de vida que lleve la mascota.

Por ejemplo, si sale constantemente al parque, juega con otros perros y se ensucia con facilidad, necesitará con más frecuencia. 

Algunas recomendaciones:

  • Tal y como se ha comentado anteriormente, el pelaje de los perros de esta raza requiere de cuidados constantes, porque puede ser que se creen nudos difíciles de retirar durante los baños, motivo que incentiva al cepillado al menos dos veces a la semana. 
  • Debido a que son de pelo largo, se recomienda que los adoptantes usen un acondicionador para evitar enredos. Debes secar cuidadosamente el pelaje de la mascota y peinarlo al mismo tiempo. Recuerda peinarlo al menos dos veces por semana con un peine adecuado. Si el pelaje se enreda mucho, quizás quieras considerar cortárselo o darle diferentes peinados para ayudar a evitar que se enrede.
  • El lavado del pelo del cachorro con un producto específico se debe realizar al menos 3 veces al mes, mientras que de adulto al menos 4 veces, ya que su largo pelaje se ensuciará fácilmente.
  • El baño es una fase muy importante no sólo para la higiene del perro, cuya salud se debe cuidar, sino también para limitar los daños por desengrasado excesivo de la piel que inevitablemente conducen a problemas dermatológicos más o menos profundos.
  • La aparición de seborrea seca o grasa es la más probable de las consecuencias de perro que no se baña constantemente (siempre y cuando se utilicen productos de máxima calidad y no demasiado agresivos).

Alimentación del Yorkshire Terrier

La alimentación del perro debe ser equilibrada.

Su tracto gastrointestinal se caracteriza por un estómago grande y un intestino más bien corto.

Los alimentos, especialmente los alimentos sólidos, permanecen en el estómago durante mucho tiempo, entre 3 a 8 horas.

Luego pasa por un lento proceso de digestión antes de pasar al intestino, donde se asimilan los nutrientes.

Después, los nutrientes son transportados por la sangre a los tejidos que los necesitan.

yorky

Gracias a las características anatómicas del sistema digestivo, el perro adulto es capaz de consumir comidas abundantes a intervalos frecuentes, porque el estómago se vacía lentamente.

Para obtener excelentes resultados, se debe prestar especial atención a la alimentación no solo del Yorkshire adulto, sino también de los cachorros, asegurándose de que se les suministren las cantidades adecuadas de nutrientes: proteínas, carbohidratos y grasas, vitaminas y minerales.

Un perro Yorkshire bien alimentado crecerá fuerte, saludable y tendrá un hermoso pelaje.

Lo más importante es evitar alimentarlo con las sobras, hacer que mordisquee entre comidas y dejar que pruebe todo lo que come su adoptante.

¿Cuántos años puede vivir?

La vida media ronda los 12-16 años. Es importante que esos años, se le aseguren todos sus cuidados básicos.

En ausencia de estos, tiende a desarrollar problemas de comportamiento como ladridos constantes, excavar en la tierra y masticar de forma nerviosa.

Desde los primeros meses de vida será importante establecer una cierta armonía, basada en una convivencia serena y pacífica. 

De cachorro solo necesita hacer alguna actividad física, limitada a unos cuantos paseos y juegos de pelota.

Por su amabilidad, cariño y carácter, es considerado el mejor perro de compañía para personas mayores y solitarias.

¿Listo para adoptar a un Yorkshire Terrier?

A pesar de lo maravillosa que esta raza puede llegar a ser, es importante tomar en consideración si verdaderamente estás listo para adoptar.

Un perro es una enorme responsabilidad que se debe asumir desde el primer segundo a su lado. 

Para elegir a un cachorro, sea de la raza que sea, se debe vivir en las condiciones adecuadas para poder prestarle la atención que necesita.

No se trata de tener la mejor vivienda, o todos los juguetes para que viva feliz.

Es una cuestión de equilibrio, es decir, debes tener tiempo, amor por los perros, dinero para cubrir sus necesidades básicas como asistir a una consulta veterinaria, entre otros. 

Por otro lado, esta raza en específico, tiene como prioridad pasar mucho tiempo con su familia.

Si no puede satisfacer esta necesidad, tal vez no sea exactamente el perro adecuado.

A ellos no les gusta estar solos y necesitan una hora de actividad física diaria. ¡Son perros muy activos!

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.