educar a un cachorroEducar a un cachorro a inhibir la mordida requiere paciencia y esfuerzo por tu parte. Primero de todo, olvídate de la idea de que tu cachorro es el único que muerde y te destroza la casa y que eso llevará a que cuando sea adulto, se dedique a morder todo lo que se encuentra y, lo que es peor, a personas.

Tu cachorro ahora mismo muerde porque, al igual que los bebés humanos, necesita llevarse cosas a la boca para calmar las molestias que provoca la dentición, por tanto, voy a mostrarte cómo debes actuar ante tu cachorro cuando se dedica a morderlo todo sin parar y cómo educar a un cachorro para evitar las molestas mordidas.

La caja de cartón

En varios artículos llevo comentando la importancia de que en casa, desde la llegada del cachorro a su nuevo hogar, haya una caja de cartón que a él le sirva de guarida, de sitio donde sentirse protegido. En su caja de cartón tendrá su manta y sus juguetes. Es importante que reconozca cuáles son sus juguetes y tú le tienes que ayudar a reconocerlos.

En primer lugar, cuando juegue con sus juguetes elógiale y acaríciale para que asocie que jugar con su juguete es una buena conducta que debe y puede repetir cuando desee.

En segundo lugar, cuando muerda la alfombra, los calcetines o las zapatillas y se las lleve a su guarida, actúa de forma totalmente contraria: reprímele diciéndole NO o SHHH y quítale el objeto que no desees que muerda. A cambio, le darás su juguete y una vez que lo muerda lo vas a elogiar de nuevo.

Tu tarea será la de hacer comprender a tu cachorro la asociación de sus juguetes con buena conducta mediante elogios y caricias, y la asociación de otros objetos con mala conducta mediante un NO o un SHHH firme y claro.

No olvides la importancia de transmitir correctamente la energía en cada momento. El cachorro debe sentir tu alegría o tu enfado en cada momento.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Sus juguetes

Desde el primer día que tengas a tu cachorro en casa debes haberle dispuesto de varios juguetes que habrás comprado en una tienda de mascotas. Olvídate de darle como juguete una zapatilla vieja o un jersey roto, porque de lo contrario, va a ir a por otras piezas de ropa destrozándote así el armario entero.

Los calcetines o ropa usada vieja a la basura, nunca se la des a tu cachorro porque le vas a confundir. Tú eres humano y sabes diferenciar la ropa nueva de la vieja pero él no, así que desde siempre adquiere juguetes como el Kong, pelotitas de cuerda o huesos de cuero que le van a aportar grandes dosis de entretenimiento y diversión.

Para educar a un cachorro, es esencial acordarse de elogiarlo y acariciarlo siempre que esté jugando con sus juguetes, eso reforzará esa conducta.

Inhibir la mordida

Por otra parte, los juegos que lleve a cabo contigo o con tu familia no estarán libres de mordiscos en las manos o en los pies. Es totalmente normal, entre que el cachorro no tiene manos donde poder cogerte y las molestias de la dentición, seguramente hará daño con sus juegos.

Bien, para poder solucionar este problema que tanto molesta a los propietarios, basta con que le enseñes. Él no es consciente de si hace o no hace daño. En su medio natural, la madre y los hermanos le enseñarían cómo debería morder a base de gruñidos y avisos. Tú y tu familia debéis actuar de la misma manera, para educar a un cachorro basta con aplicar lo siguiente: en cuanto el cachorro presione algo más de lo normal los dientes, dices ay! dices NO! y paras el juego.

Cuando se tranquilice retomas el juego y lo paras siempre que haga falta. Es fundamental que te esfuerces a la hora de enseñarle y tener paciencia, pues un cachorro no va a aprender de un día para otro, y menos en medio de una sesión de juegos en el que está pasándoselo muy bien y puede que se despiste a la hora de hincar los dientes.

Tú y tu familia sois los responsables de que tu cachorro aprenda buenas conductas, ya que solo no lo va a lograr.

Sandra Ferrer.
Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo educar a un cachorro”