Gracias a estudios como los que realiza la Fundación Affinity somos conscientes de una realidad que muchos quisiéramos cambiar: el abandono de perros que se da cada año. Este estudio no solo habla de cifras, sino también de causas y motivos que llevan al abandono, pero también habla de esperanza, y habla de adopciones. ¿Cuántos perros abandonados son adoptados?

estudio abandono de perros 2016

@petitbacon

El año pasado fueron más de 104.500 perros los que fueron recogidos de las calles sin saber si estaban perdidos o abandonados. Muchísimos, ¿verdad? El único punto positivo es que la cifra de abandonos se reduce ligeramente cada año, ¡pero no debería haber ninguno!

De esos más de 104.500 perros, el 10% fueron sacrificados. Sacrificados porque nadie quiso darles una segunda oportunidad y los centros están tan colapsados que las instituciones deciden poner fecha límite de adopción. ¡A ver si algún día cambia esto! ¿Quienes somos nosotros para quitarle la vida a un animal simplemente porque nadie lo quiere?

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Un 14% de esos perros aún permanecían en las instalaciones esperando una segunda oportunidad. El 20% fueron perros extraviados que, afortunadamente, eran devueltos a sus propietarios (¡gracias al microchip!) y un 44% fueron adoptados de nuevo. ¡Una gran noticia!

Pero, ¿por qué razón son abandonados los perros? El estudio ha demostrado que las razones son variadas y a todos nos suenan mucho:

  • Un 15% eran abandonados por las malas conductas del perro. Conductas que se podrían evitar si los propietarios se preocuparan en aprender a educar a un perro.
  • Otro 15% fueron cachorros de camadas indeseadas. ¡Qué importante es la esterilización!
  • Un 12% fue debido a problemas económicos: sí, los perros suponen un gasto (hay que alimentarlos, llevarlos al veterinario, etc.)
  • Un 10% fue al finalizar la temporada de caza (que digo yo: ¿no se podría llevar un registro de perros de cazadores y empezar a multar y castigar de forma seria este cobarde acto?)
  • Y un 9% fue debido a una mudanza, lo típico, te cambias de casa, allí no permiten animales, y lo fácil es abandonar al perro.

Llama la atención que de los perros abandonados, un 81% son perros de raza mestiza y tan solo un 19% son perros de raza, como si los perros mestizos fueran perros de segunda. ¡Terrible!

¿Qué reflexión sacamos de estos datos?

  • Tener un perro supone una responsabilidad y un compromiso con un ser vivo que sufre como nosotros. Antes de adoptar, se deben valorar varias opciones: ¿puedo económicamente tenerlo?, ¿tendré tiempo para estar con él?, ¿me preocuparé de educarlo?…
  • Hay que esterilizar. No debemos hacer criar por criar. Esterilizando mejoramos la calidad de vida de nuestros perros y la alargamos. Criar debería estar reservado única y exclusivamente para criadores profesionales (no particulares). Desmitifiquemos aquello de que las perras deben criar por lo menos una vez en la vida… ¡es falso!
  • Hay que valorar si económicamente puedes adoptar un perro, no hablo de comprar, de pagar por él, hablo de cubrir todas sus necesidades: vacunas, imprevistos veterinarios, operaciones, alimentación, accesorios, etc.
  • Las instituciones deben ser más duros con el abandono animal. Si hay impunidad, seguiremos encontrándonos cachorros en contenedores de basura, perros adultos, enfermos o ancianos perdidos y desorientados porque alguien los dejó en un sitio lejano de su hogar para que no volviera, o atados a las puertas de protectoras… Porque, por desgracia, los seres humanos reaccionamos con multas o castigos, no mirando a los ojos de ese ser vivo que te ha dado lo mejor de él el tiempo que ha estado contigo.

 

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!