por qué perros atados son más nerviosos en paseo

Por qué algunos perros se portan peor cuando van atados

Hay perros que no han sido socializados adecuadamente o han tenido malas experiencias y presentan conductas de miedo, agresividad, nerviosismo o excitabilidad cuando van atados y cada vez que se cruzan con otro perro tiran más de la correa, gruñen al perro que pasa, le ladran e incluso hay quienes se tiran a por el otro perro.

Sin embargo, el mismo perro que cuando va atado es casi un matón se libera y va suelto… ¡no presenta estas conductas! ¿Qué ocurre? ¿Por qué el perro cuando va atado se comporta de una forma y cuando va suelto de otra?

por qué perros atados son más nerviosos en paseo
@thesupercollies_

La solución sería fácil si pudiéramos llevar a nuestro perro suelto siempre, sin embargo, el peligro de que pueda pasarle algo y la obligación en muchas comunidades de llevar el perro atado en las vías públicas no lo permite, pero respondiendo a la pregunta es fácil contestarla: los perros que van atados y se comportan de forma tiránica cuando van atados, lo hacen por miedo, porque al estar atados tienen un sentimiento de no poder huir que les provoca comportarse de esta manera para “ahuyentar” al posible agresor. Cuando van sueltos no tienen el problema de no poder huir, porque pueden correr en caso de necesidad, por tanto, no tienen esa necesidad de comportarse como un matón, no les hace falta.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a tu Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Una vez tenido conocimiento de que el perro que se comporta así cuando va atado es por una falta absoluta de seguridad en sí mismo y en su propietario, debemos buscar una solución para acabar con este comportamiento. ¿Cómo?

  • Para empezar, aprende a anticiparte a posibles trifulcas. El perro que va de paseo con correa ya sale tenso y se intensifica cuando se cruza con otros perros. Intenta que tu perro no ponga toda su atención en el perro que se acerca. En ese sentido, desenfoca su atención enfocándola hacia otra cosa: un juguete, una golosina, etc. Y en todo caso, cambia de acera.
  • Si tu perro se comporta de la peor manera no le regañes. Si está tenso, lo peor que puedes hacer es estresarle más, porque al verse más agobiado, la respuesta solo puede ser peor. Simplemente, desenfócalo de su punto de enfoque.
  • La solución definitiva y que sólo se consigue de forma gradual es la socialización y el aumento de la autoestima del animal. Solo ejerciendo una buena socialización y ayudando al perro a ganar en confianza y seguridad podrás lograr pasear a tu perro de forma equilibrada y sin sobresaltos.

 Si no te ves capaz de revertir esta situación, no dudes en acudir a un adiestrador canino que ayude a tu perro a pasear con correa de forma correcta y te enseñe paso a paso a ti a hacerlo.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.