La mayoría de propietarios no. Desde hace muy pocos años las empresas de alimentación han empezado a preocuparse realmente de la salud de nuestros perros, y es que el aumento de casos de cáncer en nuestros peludos no es casualidad y una de las causas más potentes la debemos buscar en la alimentación.

que dar de comer a un perro

Quienes hemos tenido perros toda la vida y nos hemos preocupado de lo que comen sabemos el salto cualitativo que hemos dado en el tema alimenticio:

  • Mi primera perrita, una ratonera mallorquina, fue alimentada exclusivamente de las sobras de casa. Yo era pequeña, ni sabía que existían tiendas en las que se vendía el famoso pienso. Evidentemente, esta perrita tuvo sus problemillas de salud y una esperanza de vida más bien corta: 6 años.
  • Los tres siguientes perros que tuve ya los cuidamos algo más, le dábamos sobras sí pero como algo puntual, y les preparábamos arroz con comida húmeda que comprábamos para perros (de aquellas que venían en plan embutido). Los problemas de piel eran importantes, y la calidad y esperanza no muy largas. De estos tres perros el que más vivió fueron 9 años.
  • El penúltimo perro que tuve, un mestizo que tuve que alimentar a biberón, ya vivió hasta los 15 años y esto es debido a que ya me empecé a informar sobre alimentación canina. Cada vez había más estudios y los fui aplicando a raíz de dos años de auténtica pesadilla con mi perro y un problema de piel que me llevó a gastarme un dineral en consultas veterinarias, pruebas, piensos carísimos, … para nada. Hasta que investigando por mi cuenta decidí tomar mis propias decisiones y así fue como tras dos años de cortisona, corté de raíz con el tratamiento veterinario, cambié su dieta alimenticia y los últimos 4 años de su vida fue cuando mejor estuvo a nivel dermatológico.
  • Con la perrita que tengo ahora no he querido correr riesgos. He aplicado todo lo que había aprendido y le llevo a una dieta estricta que se nota y mucho en la piel: no suelta apenas pelo, lo tiene fuerte y sedoso, tiene una energía y un buen humor increíbles y es que es cierto lo que dicen: “tu alimento será tu medicina”. Y con los perros pasa exactamente lo mismo.

Nos hemos empeñado en dar de comer las sobras de casa porque era más cómodo, más económico y pensábamos alguno que hasta le dábamos lo mejor a nuestro perro. Para empezar, el perro es una especie muy diferente a nosotros, que necesita un nivel de proteína animal mucho mayor que el nuestro, ¿y qué le dábamos? Sobretodo arroz. A mansalva. Por tanto, teníamos perros con carencias nutricionales realmente importantes. Además de esto, dábamos cualquier cosa, sobretodo alimentos que los perros no pueden metabolizar: cebolla, ajo, condimentos como la sal y el azúcar… Los problemas renales, pancreáticos y hepáticos eran importantes por todos estos alimentos.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a un Cachorro con Éxito.
Haz Click Aquí y Descarga AHORA

Luego vino el boom de los piensos y nos creímos que estábamos dando lo mejor a nuestro peludo. Pero, ¿alguien se paró a leer las etiquetas? La mayoría de piensos está cargado de aditivos químicos, conservantes y colorantes y subproductos animales, es decir, todo lo que en el matadero sobra: pezuñas, huesos, picos, cartílagos… Todo bien triturado como pienso y a venderlo como lo mejor para nuestro perro.

Pero, como he comentado al empezar este artículo, durante los 5 últimos años han surgido empresas de alimentación que realmente quieren ofrecer a los perros una dieta basada en sus necesidades nutricionales. Estas dietas cumplen con las exigencias mínimas como son: ingredientes totalmente naturales, carne magra (ya sea de pollo, res, ave o pescado), sin conservantes ni colorantes, sin cereales y con un porcentaje alto de proteína (entre 50 y 70%).

Marcas de alimento deshidratado como Naku o CookiesWil, alimento seco como Acana Orijen son de las más veteranas y que han apostado por la calidad y por la salud del perro.

Te invito a que leas las etiquetas de la comida que sueles dar a tu perro. ¡Estás a tiempo para mejorar su calidad y esperanza de vida!

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!