Miedo a los perros: cómo superarlo

Aunque los perros son animales muy dóciles en su gran mayoría, hay muchas personas que les tienen miedo.

Tanto, que no pueden acercarse a uno, o cuando van caminando por la calle los evitan al máximo, incluso, ¡cambian de acera!.

Este miedo a los perros tiene un nombre: cinofobia.

¿Qué es la cinofobia? 

El temor o miedo a los perros es cinofobia.

Este temor se presenta con mayor frecuencia en situaciones que se dan durante la niñez y, mientras el tiempo va pasando, se va haciendo más fuerte. 

El origen de este temor surge cuando la persona ha vivido algún evento traumático con un perro.

Es importante añadir que es un miedo muy común en un gran número de personas.

¿Miedo y/o fobia? 

Antes de continuar, es importante conocer un poco de estos dos conceptos: miedo y fobia.

Muchos pueden tener miedo a los perros, pero otros pueden tener fobia. Por lo tanto, son dos conceptos distintos.

  • El miedo a los perros:

Cuando se habla del miedo, significa que se desarrolla un estímulo desde el exterior.

En la mayoría de las veces esto pasa cuando se vive una mala experiencia con un perro.

Dicha experiencia origina en la persona diferentes sensaciones de temor e inseguridad.

  • Fobia a los perros: 

Con respecto a la fobia, todo es diferente.

La fobia produce una reacción irracional en la persona.

Esto quiere decir que no podrá responder a razonamientos lógicos, porque no existe una causa que pueda desencadenar la acción. 

La fobia también puede considerarse miedo, pero mucho más intenso.

La fobia puede llegar a ser irracional y desproporcionada en ciertas situaciones o presencia de algunos objetos.

Incluso, muchas de esas situaciones u objetos no son un peligro para la persona y, aun así, la fobia se manifiesta. 

Nota: El miedo es algo normal que muchas personas pueden sentir ante algún estímulo, objeto o alguna experiencia.

No obstante, la fobia es considerada más como un trastorno. 

miedo a los perros

Síntomas de la cinofobia 

Cuando una persona tiene fobia o miedo hacia un perro, la ansiedad puede manifestarse al estar cerca del perro e incluso con solo pensar en verlo.

El temor y el pánico son los principales síntomas que se presentan.

De igual manera, las personas con cinofobia, pueden manifestar un cuadro extenso de síntomas que puede afectar los niveles físicos y conductuales ante el pánico que sienten con la sola presencia del perro.

Los individuos que presentan este tipo de situaciones de miedo, temen a que el perro pueda hacerles algún daño.

Algunos síntomas de la cinofobia, son:

  • Falta de concentración y sentido de desorientación.
  • Hiperventilación.
  • Sudoración continua.
  • Sequedad en la boca.
  • Miedo o pánico intenso.
  • Dolor de cabeza.
  • Corazón acelerado y frecuencia cardíaca alterada.

¿Por qué hay personas que le temen a los perros?

Es muy común que las personas que son atacadas por un perro, o presencien el ataque de uno, desarrollen el síndrome de cinofobia. 

La situación se pone peor cuando una persona no tiene conocimientos de dónde proviene su miedo hacia los perros porque hay muchos que no han sufrido ningún tipo de trauma con alguno, pero de igual manera sienten un gran temor. 

Cuando los niños tienen miedo a los perros, muchas veces son los mismos padres quienes provocan ese miedo desde que son pequeños.

Algunos padres, sienten un miedo que puede ser inconsciente, algún temor a los perros que fácilmente manifiestan a sus hijos pequeños.

Todo eso puede hacer que el niño desarrolle un temor muy fuerte hacia el perro y, al crecer, continua el temor. 

Nota: Una persona puede experimentar una fobia y no ser consciente de ello.

Estos impactos se producen con detonantes como una película de terror donde se incluyan perros o algún cortometraje o documental que hable de la rabia, entre otros.

¿Cómo superar el miedo a los perros? 

La fobia puede limitar a una persona a vivir correctamente, debido a los altos índices de ansiedad que se manifiestan y que crean gran incomodidad.

Sin embargo, existen algunas maneras de lograr superar el miedo hacia un perro.

  • Identificar la fuente del miedo:

Para superar una fobia es importante que se exploren en profundidad los recuerdos del afectado.

Para ello se puede consultar con familiares e intentar descifrar el origen de la fobia.

Es decir, descubrir exactamente de dónde proviene el temor. 

La ansiedad que se produce al ver un perro puede originarse debido a una mala experiencia, por ello, es importante saber exactamente cuándo fue y cómo fue. 

  • La ignorancia refuerza el temor:

Se ha creado un falso mito de que hay razas que son más peligrosas que otras.

Es importante entender que no es correcto juzgar a los perros por su aspecto físico, o porque se crean que son intimidantes.

El perro más grande, puede ser un perro extremadamente bueno y dócil. 

En su gran mayoría, los perros desarrollan su comportamiento según la crianza que sus adoptantes le den.

Por ese motivo, es importante que el afectado con cinofobia comprenda que no todos los perros son malos y que puede confiar en ellos poco a poco.

Seguramente es muy común pensar que losRrottweiler o los de raza Bull son perros violentos o peligrosos.

Estos pensamientos son originados a raíz de escuchar a otras personas o noticias alarmantes en los medios de comunicación.

Recordemos que todo radica en la educación que reciban. 

  • Enfrentar los miedos:

Cuando se logra ubicar el detonante de la fobia o el temor hacia los perros es momento de hacer frente a ese temor.

Enfrentarlos puede ser la única solución para superar el miedo. Por tal motivo, el afectado deberá de tener contacto con perros. 

cinofobia

Para ello, se recomienda iniciar con razas pequeñas, sobre todo esas razas que inspiren ternura.

Además, si se trata de un perro de algún familiar o amigo que hayan controlado su desarrollo y educación desde cachorro, todo será mucho más sencillo.

Siempre poco a poco y sin obligar al afectado. 

  • Controla la situación antes del siguiente nivel:

Es importante que se avance lento pero seguro.

Tras tener contacto con un perro que ha sido criado bien desde pequeño, es recomendable tener interacción con uno callejero que sea amigable.

La persona que siente temor, debe probar los límites, en vez de cerrarse en una burbuja, es decir, en su zona de confort.

  • Olvidar las experiencias pasadas:

Si el temor que siente proviene de una experiencia traumática que vivió en su pasado, debe tener en cuenta de que ya puede olvidarla.

No es fácil dejar ir malos recuerdos o experiencias, pero es importante aceptar que es algo del pasado, que ya ocurrió y no tiene por qué volver a repetirse.

La confianza es importante para superar el miedo y avanzar. 

Tratamientos para superar la cinofobia: algunas terapias exitosas

Hay millones de personas en el mundo que sufren de cinofobia y, afortunadamente, hay terapias que ayudan a tratar la enfermedad con éxito la gran mayoría de las veces. 

La cinofobia responde en los seres humanos como cualquier otra fobia.

En algunos casos suelen utilizarse tácticas menos tradicionales pero muy efectivas.

Por ejemplo, la hipnosis, relajación y la terapia de la aceptación y compromiso, o medicamentos.

miedo a los perros

Es importante que la persona que le tiene miedo a los perros quiera superar ese miedo o esa fobia; si no es así, será casi imposible ver resultados positivos.

Si es miedo o fobia, hay diferentes maneras de tratarlos, pero el primer paso es que el afectado ponga de su parte. 

Importante: Antes de utilizar cualquier técnica, es importante visitar a un especialista capacitado que pueda determinar las características que posee un paciente así como las necesidades que deben de ser tratadas.

Algunas maneras de superar la cinofobia, son: 

  • Relajación

Para ello se usan técnicas ideales para la relajación. Por ejemplo, meditación. También utilizan mucho el yoga. El objetivo de la relajación es calmar la ansiedad del afectado. 

Cuando la persona con cinofobia esté más relajada, se puede pasar a la siguiente terapia de exposición gradual. 

  • Exposición gradual a un perro:

Esta terapia consiste en hacer que la persona tenga acercamiento con un perro.

Cabe mencionar que no tiene que ser un perro de verdad, con imágenes también es válido para iniciar la terapia.

Lo importante es que el afectado se acerque lo más posible a eso que tanto le teme con el propósito de ayudarlo a bajar los niveles de ansiedad que un perro le genera. 

  • Cognitivo conductual:

La finalidad de esta terapia es cambiar los patrones conductuales del afectado con el fin de que logré identificar qué es y qué no es real.

Esto, debido a que el miedo es a los perros, genera en el afectado una percepción diferente a la real.

La cinofobia hace que la persona vea todo muy alterado y peor de lo que verdaderamente es.

Por lo tanto, esta terapia ayuda a que la persona perciba emociones como son en realidad. 

  • Realidad virtual:

Una técnica que ha tenido éxito es exponer a la persona a un perro a través de la realidad virtual.

La terapia hará que el afectado perciba imágenes muy reales, tanto, que podrá sentir que de verdad hay un perro. 

  • Medicación:

Hay medicamentos calmantes que ayudan a la cinofobia.

Estos medicamentos ayudan a controlar la ansiedad, sin embargo, no es solo para aquellos que les temen a los perros, sino que también presentan otras fobias. 

Es importante añadir que se debe acudir siempre con un especialista antes de optar por la medicación.

No obstante, el medicamento debería ser la última opción del afectado y debe ser recetado por el médico. 

Siempre el primer paso es intentar enfrentar el miedo con las terapias, y luego, si no tienen éxito, se podría considerar la toma de fármacos.

Por supuesto, repito, siempre y cuando el médico lo considere necesario.

Todo al final dependerá de la intensidad del problema. 

Nota: La cinofobia no es una enfermedad grave, pero sí es un problema que evita que muchas personas tengan una vida feliz y tranquila.

Sin duda, es una enfermedad que afecta la calidad de vida de muchas personas en el mundo. 

Consecuencias de tenerle miedo a los perros

Tener miedo a los perros evita que la persona tenga una vida normal.

La persona evitará encuentros con perros, pero lo más fuerte es que puede hacer que el afectado se aleje del mundo, se aísle e incluso se deprima.

A muchos les cuesta salir de su casa cada mañana solo para evitar ese temor. 

Por lo tanto, es necesario que el afectado busque ayuda profesional e intente poco a poco tomar el control de su vida.

Los niños y el miedo a los perros, ¿Cómo ayudarlos?

No solo los adultos temen a los perros, también los niños.

Un niño es diferente a un adulto, pero se pueden implementar las mismas terapias para ayudarlo en su temor a los perros. 

De igual manera, para evitar el temor de los niños en los perros, se recomienda:

  • Es importante que los niños tengan contacto con perros desde que son pequeños. Ese contacto, hará que el temor nunca aparezca. 
  • Brindar a los niños buenas experiencias con los perros. 
  • Enseñar a los niños a no correr o huir de algún perro. Por eso, nunca se debe dejar sólo a un niño con un perro. Al huir de él, solo hará que le tenga miedo.
  • Enseñar a los niños a tratar bien a los perros, a no maltratarlos ni gritarles. Por supuesto, los padres deben ser un ejemplo que el niño siga. 
  • Evitar que el niño sufra ansiedad por un perro. Para ello, el padre o la madre son un punto clave para que el niño sea seguro y no tenga miedo de amar a un perro.
miedo a los perros

Es importante educarlos a ambos, que un niño sepa cómo tratar y cuidar a un perro y que el perro se comporte como debe ser con el niño.

Que el perro conozca sus límites, pero siempre todo con amor y cariño. 

Los perros son animales maravillosos y buenos, pero muchas veces otras personas no los ven así.

Simplemente hay que poner empeño, ganas, enfrentarse al miedo y avanzar por una vida plena y libre de ese horrible temor. 

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.