Razas de perros medianos para pisos

Vivir en un piso no significa que no se pueda tener un perro.

No importa el espacio donde se viva, sino que se puedan garantizar los cuidados que el perro necesite para su correcto desarrollo.

Tener un perro en un piso sí es posible sin importar su tamaño. Sin embargo, al ser perros de razas medianas estarán más cómodos en un piso.

Un perro no necesita vivir en la casa más grande con el mejor jardín. Los perros solo necesitan el cariño de sus dueños, atención y paseos todos los días. Nada más.

Razas de perros medianos para pisos

Estas son algunas de las razas de perros medianos que son perfectas para un piso.

Pastor croata

El pastor croata tiene un carácter maravilloso y muy equilibrado, por lo que es un perro ideal para tener en un piso.

El Pastor croata es también conocido como hravtski ovcar. Es una raza que necesita mucho ejercicio. Esto significa que debe tener paseos diarios para ejercitarse. 

Airedale terrier

perros medianos para piso

Son una raza muy leal con sus adoptantes y si tienen niños, se llevan muy bien con ellos. Les gusta mucho jugar y protegerlos. Son perros muy inteligentes, valientes y también muy curiosos. 

El Airedale terrier no es un perro hiperactivo y eso lo convierte en un buen perro para vivir en un piso. Por lo tanto, necesitará de sus paseos diarios.

Por otro lado, es un perro que requiere de cepillado regular y de cortes de pelo, algunos detalles que el adoptante debe considerar si quiere convivir con un Airedale terrier en un piso.

Schnoodle

El Schnoodle es una raza de perro mediana, unión del Schnauzer y caniche. Son perros muy curiosos, dulces y leales con toda su familia. Son también perros muy inteligentes, debido a que aprenden muy rápido. 

Es una raza ideal para pisos, porque es perfecto para personas alérgicas.

El Schnoodle es una raza que pierde poco pelo y no tienen caspa. En pocas palabras, son considerados una raza hipoalergénica. Además, esta característica también les permite ser una raza ideal para pisos, puesto a que no requiere tanto cuidado en su pelaje y limpieza del hogar; por ese mismo motivo. 

El Schnoodle es mediano, pero también hay de otros tamaños: toy, miniatura, mediano, estándar y gigante.  

Cocker Spaniel

razas de perros medianas para pisos

Son una raza mediana, alegre, divertida, cariñosa, amable y obediente.

A pesar de tener muchas virtudes, pueden ser un poco traviesos. En ese sentido, es una raza que necesita de mucho ejercicio diario para poder drenar toda la energía en cada paseo.

Hay dos razas de Cocker Spaniel, el Cocker Spaniel inglés y el Cocker Spaniel americano, sin embargo, ambos son fabulosos e ideales para pisos. 

El Cocker Spaniel no debe dejarse mucho tiempo solo, porque sufren de ansiedad de separación.

Por ello, aunque vivan en pisos, el adoptante debe procurar que no le falte ejercicio, que se sienta querido y que no se sienta solo. 

Perro de agua portugués

perros de raza mediana para pisos

El perro de agua portugués es un perro muy amigable y extrovertido. Son también perros muy activos y por eso necesitan mucho ejercicio. 

Vivir en un piso no es un problema para ellos, pero es necesario sacarlos a caminar cada día un buen rato. Igualmente, necesitan estar activos durante el día, para evitar que tomen malos comportamientos, como destruir, romper algo o intentar escavar. 

Por otro lado, son perros ideales para alérgicos, debido a que no mudan pelo, pero igual necesitan que su pelaje sea cuidado con frecuencia. 

Son perros, que si crecen con otros animales se la llevan bien, ya sea otros perros o incluso gatos; pero cuando no han convivido juntos es mejor que no estén cerca. 

Australian Cobberdog

Esta raza nace del cruce de labradores y caniches. Son perros con muy buen carácter y tienen muy buena salud. 

El Australian Cobberdog es de varios tamaños y el mediano mide entre 43 y 50 cm y pesa entre 12 y 20 kilos. También hay Australian Cobberdog miniatura y grande.

Los Australian son perros muy pacíficos, sociables y muy inteligentes. Esta maravillosa raza tiene una gran habilidad, sienten el estado físico emocional de las personas. Son perros perfectos para terapias y asistencia.

Son perros que pueden vivir en un piso, pero necesitan de ejercicio diario. 

Shar Pei 

razas de perros medianos para pisos

El Shar Pei es un perro muy bonito y de apariencia peculiar con pliegues en su piel que lo hacen único.

El Shar Pei es un perro muy leal con su adoptante, pero con desconocidos tienden a ser un poco distantes. Es importante que el Shar Pei, desde que son cachorros, puedan socializar.

No hay problema para un Shar Pei vivir en un piso, debido a que se adaptan a cualquier espacio y estilo de vida.

Son tranquilos, independientes y muy afectuosos; pero con extraños pueden ser un poco agresivos. No son de morder, pero sí de imponerse y ladrar.

Caniche mediano

razas medianas para pisos

El caniche es un perro muy cariñoso y es también un perro que siente las emociones. Son perros muy inteligentes y complacidos con sus adoptantes. Además, les gusta mucho llamar la atención.

Su característica física le ayuda a hacer ejercicio y juegos atléticos muy fácil y con gran agilidad. Por lo tanto, necesitan de paseos diarios y actividades como subir escaleras, y trepar. 

Beagle

razas de perros medianas

El beagle no solo es un perro muy bonito y juguetón, también es muy inteligente y su olfato es asombroso.

Son una raza mediana muy tranquila y de muy buen carácter. Le gustan mucho los niños y se llevan bien con otros perros. 

El beagle puede vivir en un piso, pero son perros muy alegres. Por eso, necesitan salir de paseo para drenar toda esa alegría que quizás en un piso no podrán.

Además, es importante que hagan un poco de ejercicio.

Factores importantes para poder tener un perro en un piso

Es importante que el adoptante conozca las necesidades de su mascota. La mayoría de los perros necesitan los mismos cuidados, que el adoptante debe garantizar en todo momento. 

Sin embargo, hay razas que requieren de un poco más de atención o menos. La gran clave es conocer qué necesita el perro para que no le falte nada.

  • Tiempo para él y su paseo:

Tener tiempo para salir de paseo es algo fundamental. Sin importar la raza, necesitará de un paseo diario y pasar tiempo con su adoptante. Unos más que otros. 

Por lo tanto, al vivir con un perro en un piso es necesario tener tiempo para salir con ellos de paseo, compartir y vivir buenos momentos. 

  • Que el perro no se sienta solo:

Normalmente un piso es un espacio cerrado y no tan grande, o en otros casos, puede ser algo muy pequeño.

En ese sentido, el perro puede sentirse muy solo cuando su adoptante no está. Por lo tanto, se deben tomar algunas medidas para que eso no ocurra. 

Una idea es sacarlo de paseo temprano para que esté más tranquilo durante el día y la ausencia del adoptante. Igualmente, dejarle sus mejores juguetes, agua fresca y comida.

  • Nutrición balanceada: 

Todos los perros necesitan comer de acuerdo a su peso de una manera saludable y balanceada.

Algunos adoptantes deciden eliminar la comida industrial y sustituirla por comida casera. Cada opción es válida, siempre y cuando se cuente con la aprobación y supervisión del veterinario. 

  • Higiene general: 

Los perros necesitan algunos cuidados básicos en cuanto a su higiene. Algunos requieren cepillados en su pelaje más frecuente que otros. También requieren baños mensuales o quincenales. 

Sus dientes también deben ser cuidados, para evitar el sarro y otras enfermedades que afectan a los perros por la falta de higiene dental. 

  • Visita al veterinario: 

Es importante la visita al veterinario cada cierto tiempo. De esa manera, se puede prevenir alguna dolencia o enfermedad. Por supuesto, ante la presencia de algún síntoma diferente es necesario llevarlo.

  • Ejercicio físico:

Los perros no solo necesitan hacer actividad física para mantenerse activos, pero si viven en un piso, la libertad de correr puede ser deducida. Necesitan ejercitarse por su salud. 

Cuando un perro está saludable, su calidad de vida es mayor, es decir que, pueden vivir más años. Los mejores ejercicios para un perro, son: caminar, correr o incluso nadar. 

  • Ejercicio mental: 

Estos ejercicios también son muy importantes para los perros. Los ayuda a ser más equilibrados y a fortalecer sus capacidades mentales. Los perros disfrutan mucho de  ejercicios mentales. Por ejemplo: esconder cosas o que su adoptante se esconda.

  • Educación:

Educar a un perro desde cachorro, puede marcar una gran diferencia al momento de ser adultos. La buena educación los ayudará a socializar con otros perros y humanos, a ser más tolerantes y muchos otros beneficios.

Con una buena educación, se logra que el perro sea más equilibrado, pueda vivir en armonía y en convivencia con otros.

El adoptante debe hacer que cada aprendizaje y experiencia que el perro tenga desde pequeño sea algo productivo y positivo para su desarrollo. 

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

1 Comment

  • Tengo un caniche toy. Nesecito que me ayuden hace unos dias empezo hacer pis y caca en mi cama o en la de mi hijo…no se q hacer el tiene 9meses y ya hacia sus nesecidades afuera y ahora no se q le paso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.