epilepsia en perros

Epilepsia en perros: causas y síntomas

Si alguna vez has notado un comportamiento extraño en tu perro, como si sufriera convulsiones, y después de unos minutos lo notas cansado, seguramente estés ante un caso de epilepsia en perros.

Epilepsia en perros

No tienes por qué angustiarte, aunque es difícil ver a nuestro compañero atravesar por una crisis de estas, no es algo que pueda matarlo. Además, los ataques de epilepsia suelen durar unos minutos a penas, sin embargo, si hay algunos más fuertes que otros.

Lo que si hay que tener en cuenta son los motivos por los que se han producido los ataques, puesto que aquí es donde podremos determinar si existe algún elemento que de verdad pueda causar un problema más serio en la salud de nuestro perro. Aunque esto, como explicaremos más adelante, suele ser bastante difícil de determinar.

Lo primero que haremos en este artículo es explicar que es la epilepsia, para tener un concepto más claro de la enfermedad y saber cómo actuar ante ella.

¿Qué es la epilepsia de los perros?

De acuerdo a un estudio de la UCM, al igual que en los humanos, la epilepsia se caracteriza por descargas eléctricas muy fuertes entre neuronas.

Recordemos que las células del cerebro se comunican por medio de un proceso llamado “sinapsis” en el cual ocurren descargas eléctricas que permiten el funcionamiento del cerebro y por ende del cuerpo.

epilepsia en perros

Por diversas razones, puede pasar que las descargas eléctricas en la sinapsis sean más fuertes de lo que deberían, lo que producen los ataques epilépticos, donde el perro puede sufrir convulsiones y otros síntomas.

Los ataques epilépticos tienen diferente clasificación dependiendo de cuál sea su origen y el grado de complicación que pueda tener.

Clasificación de los ataques epilépticos en perros

En general los ataques epilépticos se clasifican en tres:

  • Ataques focales o parciales, donde se ve afectado solo una pequeña parte del cerebro del perro lo que se manifiesta en un solo lado de la mascota ya sea del cuerpo o la cara.
  • Ataques generales, también llamados “gran mal” pues ambas partes del cerebro se ven afectadas, así como el cuerpo y puede llevar a una pérdida de conciencia.
  • Ataques focales con generalización secundaria, estos ataques comienzan afectando solo una parte del cerebro, pero en el transcurso del ataque puede extenderse hasta llegar a un ataque general o gran mal.

Causas de la epilepsia canina

En ocasiones la epilepsia en perros puede estar causada por alguna lesión o daño cerebral que el perro ha tenido previamente, como inflamación y tumores, entre otros. Cuando se da este tipo de epilepsia se le llama “epilepsia estructural”.

Otras causas de esta enfermedad pueden ser fallos en el hígado o los riñones, ya que al ser los órganos encargados de filtrar toxinas e impurezas si se ven comprometidos pueden generar impurezas en sangre que afecten al cerebro.

Pero puede pasar que los ataques epilépticos se empiecen a presentar sin un trauma, problema cerebral previo o intoxicaciones. En este caso la epilepsia es conocida como “epilepsia idiopática” que según PetMd es causada por un factor genético.

La epilepsia idiopática se hereda y se manifiesta entre los 10 meses y 3 años de edad. Hay razas que son más susceptibles a esta enfermedad por herencia como:

El Golden Retriever.

epilepsia en el golden retriever

El Beagle.

epilepsia en el beagle

El Labrador Retriever.

epilepsia en el labrador retriever

El San Bernardo.

epilepsia en el san bernardo

El Pastor Alemán.

epilepsia en el pastor alemán

Síntomas de la epilepsia en perros

Los síntomas de la epilepsia en perros se van presentando de acuerdo a la fase del ataque en el que se encuentre, por lo tanto:

Antes del ataque

Las primeras señales que te dará tu perro de que un ataque está por venir es su comportamiento, por lo que probablemente comience a tener un comportamiento nervioso o errático sin motivo aparente, ladrará e incluso puede pasar que tenga pequeñas micciones.

Durante el ataque

Una vez que llega al ataque epiléptico propiamente dicho, el perro se caerá hacia un lado, apretara su mandíbula, se volverá rígido, tendrá las típicas contracciones musculares ocasionando un descontrol en sus movimientos y salivará abundantemente.

Además, orinará y defecará por la falta de control en esfínteres, así como también puede llegar hacer sonidos involuntarios.

Por último, dependiendo de la fuerza del ataque puede permanecer con los ojos abiertos o perder la conciencia.

Pasado el ataque

Una vez que ya ha pasado el ataque lo más seguro es que tu mascota permanezca un rato acostada, y todavía haga algunos movimientos involuntarios.

También puede estar confundido, desorientado o inquieto una vez que decida levantarse.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a tu Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

¡No te preocupes! Mantén la calma

Lo importante es que una vez que estamos frente un ataque de epilepsia en perros debes mantener la calma para poder ayudar a tu mejor amigo.

Estar atento a las señales antes del ataque y una vez que comience el ataque, recuéstalo en una de sus camas para perros o en algún lugar acolchado para evitar que durante el ataque pueda darse algún golpe o hacerse algún daño.

Ten muy en cuenta que el lugar donde lo acuestes esté en el suelo, pues si lo acuestas en un lugar alto, como en tu cama, podría caerse y causarse daño.

Además, no hace falta que le saques la lengua, en el caso de perros si se les saca la lengua se la pueden morder lo que resulta perjudicial una vez que pasa el ataque.

También puedes tener a mano una toalla, recuerda que durante el ataque pierden el control de los esfínteres.

Los ataques normalmente no pasan de unos minutos, entonces mantén la tranquilidad durante ese tiempo aún cuando sabemos que es difícil ver a nuestra mascota pasar por esto, pero tú debes ser su fuerza en ese momento.

¿Puede que no se cure?

Si los ataques son causados por alguna enfermedad o intoxicación de algún tipo, es probable que, con la medicación recetada por el veterinario, disminuyan o desaparezcan.

Lo general en la epilepsia es que no se sepa la causa específica de la enfermedad, por lo tanto, no hay medicación que pueda curarla.

Sin embargo, hay tratamientos como algunos esteroides que pueden ayudar a reducir la intensidad y frecuencia de los ataques. El veterinario verá cuál es el tratamiento farmacológico más adecuado de acuerdo al tipo de epilepsia que padezca tu perro.

Ante todo lo dicho anteriormente, mantente siempre en contacto con tu veterinario si ya han determinado que tu perro puede sufrir de epilepsia e igualmente si sospechas que esto puede estar pasando.

Ten en cuenta todo lo que debes hacer siempre que estés ante un ataque de epilepsia en perros para de esa manera garantizar que tu mascota no saldrá lastimada y tú tampoco, mantén la calma y dale tranquilidad una vez que ha salido del ataque para que vuelva a su estado normal.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

¡Comparte!
  • 41
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
    41
    Shares

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.