perros comen caca

Por qué hay perros que comen caca

Los adoptantes de perros que comen caca viven con desesperación y preocupación esta conducta tan repulsiva que puede transmitir enfermedades.

De todas las conductas “especiales” que puede realizar un perro (limpiarse sus zonas íntimas, revolcarse en animales muertos, comer de la basura, etc.), la ingesta de caca es la que más repulsión crea.

¿Por qué y cómo solucionarlo?

Mi perro come caca

Si tu perro es de los que come caca no te preocupes, no estás solo.

Se estima que uno de cada seis perros ingiere caca de forma ocasional, aumentando cuando los perros son cachorros.

Las propias madres de cachorros ingieren sus heces para limpiar el nido.

Algunos cachorros, también ingieren sus heces, conducta que normalmente desaparece antes de los nueve meses de edad.

¿Por qué es más normal en cachorros que en perros adultos? Porque los cachorros pasan por una fase de exploración donde quieren descubrirlo todo y las heces forma parte de ese mundo.

¿Qué sucede con aquellos perros que son adultos y comen heces propias, de otros animales o incluso heces humanas?

Poco se ha estudiado al respecto, pero algunos investigadores consideran esta conducta como un reducto de cuando el perro se alimentaba sobre todo de carroña, así, ingieren heces para asumir los nutrientes que puedan quedar en esas heces.

El problema es que la ingesta de heces puede convertirse en un problema de salud grave en el perro, puesto que las heces pueden tener parásitos, virus o toxinas.

Por tanto, solucionar este problema es cuanto menos importante.

Qué dicen los estudios sobre la ingesta de caca

Como he comentado, hay investigadores que han estado haciendo estudios sobre la ingesta de cacas por parte de cachorros y perros, y descubrieron estas particularidades:

  • La ingesta de caca es más común en hogares donde hay más de un animal, independientemente de si son de la misma especie.
  • Las hembras son más propensas a comer caca que los machos.
  • Más del 90% de los perros que ingieren caca la prefieren fresca.
  • Más del 85% de los perros que ingieren heces, prefieren heces ajenas.
  • Los perros que suelen robar comida, suelen ser expertos comedores de caca.

** REPORTE GRATUITO: Las 7 Claves Para Educar a tu Cachorro con Éxito. Haz Click Aquí y Descarga AHORA

¿Por qué mi perro adulto come caca?

Hay varias explicaciones y va a depender de las cacas que coma.

El perro que come sus propias heces

Si las cacas son las suyas (recordemos que solo un 15% de los perros ingieren sus propias heces), la causa está íntimamente relacionado con estrés ambiental, y estas pueden ser las razones:

  • Soledad: un perro que vive solo, aislado de su familia sufre un estrés importante. Suelen ser perros que pasan muchas horas solo y duermen en una caseta en el exterior.
  • Encierro: un perro que pasa mucho tiempo encerrado en un espacio pequeño puede desarrollar una ansiedad que le empuje a ingerir sus heces.
  • Miedo: un perro que ha sido maltratado por haber hecho caca en su día en el lugar inapropiado, aprenderá a eliminar sus propias heces comiéndoselas, para evitar ser de nuevo castigado.
  • Atención: hay perros que no tienen la atención suficiente por parte de sus adoptantes, y el hecho de que ingiera heces y sea regañado por ello, le sirve para tener atención por parte de su familia.
  • Confusión: hay perros cuyos adoptantes les ponen la comida al lado del empapador en el que hacen sus necesidades. Con el tiempo confunden los olores, por lo que es fundamental separar muy bien su zona de baño de su zona de comer.

El perro que come heces ajenas

Si las cacas son ajenas, ya no va tan ligado a un estado emocional que le empuja a ingerir heces, sino más bien a un problema de salud que debe consultarse con el veterinario.

Las razones que empujan a un perro a ingerir cacas ajenas (de personas u otros animales) son:

  • Parásitos intestinales.
  • Dietas pobres en nutrientes. Sucede en la mayoría de los casos: una dieta pobre en nutrientes hará que el perro tenga que comer de otras heces para conseguir más nutrientes. Aquí, apostar por una dieta rica en nutrientes es fundamental.
  • Síndrome de mala absorción de nutrientes.
  • Diabetes.
  • Síndrome de Cushing. Enfermedad que se deriva del hiperadrenocorticismo, un exceso de corticoides prolongado en el tiempo que aumenta los niveles de la hormona cortisol. Los síntomas de la enfermedad de Cushing incluyen la pérdida del pelo, el oscurecimiento de la piel y el desarrollo de una panza prominente y, como he comentado, afecta a los perros que han usado excesivamente  corticoides.
  • Tiroides.
  • Etc.

Comentar a tu veterinario este problema para que él pueda hacer un diagnóstico certero puede evitar para siempre que tu perro ingiera de nuevo heces.

Cómo evitar que tu perro coma caca

Como he comentado, acudir al veterinario es el primer paso para un diagnóstico certero, pero ahí van algunos consejos de ir por casa para acabar con este hábito tan poco agradable:

  • Apuesta por una alimentación de calidad. Estudios han confirmado que la falta de vitamina B puede empujar a los perros a ingerir heces para equilibrar sus nutrientes.
  • Elige alimentos altos en proteína. Las dietas altas en carbohidratos son las que suelen empujar al perro a ingerir cacas, por tanto, mira bien que cuando tu perro coma, sea sobre todo proteína animal.
  • Añade productos aversivos a las heces. Esto es un paso muy complicado porque muchas veces el adoptante no está delante del perro. Pero, si hay oportunidad, echar unas cuantas gotas de tabasco en alguna caca, puede hacer que el perro tenga una desagradable experiencia y asocie la caca con algo que no quiere volver a probar.

Otros tips a tener en cuenta:

  • Mantén a tu perro alejado de zonas que pueden ser un pequeño “restaurante”: bandejas de gato, parques caninos, zonas de bosques, etc.
  • Entrena a tu perro con la orden “ven aquí”, de forma que, cuando salgáis a pasear, al primer “ven aquí” se pare y acuda a vosotros, para ello, lleva siempre contigo las mejores golosinas, de forma que prefiera la golosina a la caca.

Como ves, conocer el origen de esta conducta te ayudará a eliminarla.

¡No te rindas! Si hay perros que han podido, seguro que tú también podrás.

Sandra Ferrer. Creadora del Programa de Educación Canino “Cómo Educar a un Cachorro”

3 Comments

  • Excelente comentarío, tengo un cachorro de Pug que me llegó con cuatro meses y se comía sus heces, le he cuidado y atendido, estoy pendiente de cuando hace popó para que no se la coma y creo que ya entendió, no es fácil, han pasado ocho meses y mi perro está muy travieso, sano y tragón de todo.
    Gracias por el hermoso regalo de consejos.

  • Felicitaciones. Muchas gracias por las recomendaciones. Tengo un pero mestizo de 10 años que se las trata de comer. Apenas veo que va hacer popó me le escondo y en cuanto lo hace de inmediato se las recojo. No he podido llevarlo al veterinario ya que nuestra situación económica aquí en Venezuela cada día está más difícil. Pienso también que en parte se ha sentido solo ya que nuestra mascota de 14 años partió hace 02 meses. Tenemos otra rescatada el año pasado pero para él no debe ser igual. Estoy incrementando los mimos y caricias y le estoy dando 05 ml.. de un reconstituyente que le recetó su veterinario cuando le operó una cápsula de sangre que se le formó en la oreja. De nuevo muchas gracias y que dios los bendiga

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.